SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34 número3Alteración de la densidad del volumen de los componentes testiculares asociada con el cisplatino: ¿pueden los antioxidantes ofrecer protección?Metástasis mamaria como manifestación inicial de carcinoma de células renales índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Actas Urológicas Españolas

versión impresa ISSN 0210-4806

Actas Urol Esp vol.34 no.3  mar. 2010

 

CARTAS CIENTÍFICO-CLÍNICAS

 

Seminoma testicular intraabdominal. Reporte de un caso

Intra-abdominal testicular seminoma. Case report

 

 

Dirección para correspondencia

 

Sr. Director

En este trabajo se presenta el caso de un paciente masculino, de 35 años, con antecedentes de agenesia testicular derecha, que asistió a consulta externa por un aumento del volumen de la fosa ilíaca derecha (FID). En el examen físico se constató un tumor a este nivel, interpretándose como plastrón apendicular, por lo que se le administró antibioticoterapia. Posteriormente se le realizó ultrasonido abdominal, visualizándose en el hipogastrio y la FID, en correspondencia con el aumento de volumen, una imagen tumoral heterogénea vascularizada (al aplicarle Doppler color), de 13×8×13cm, que recordaba la ecoestructura de un testículo aumentado de tamaño (figura 1). Se exploró, además, el testículo izquierdo, que tenía ecoestructura y tamaño normales. Se le hizo una tomografía computarizada simple de abdomen, observándose una imagen hiperdensa heterogénea de igual localización y tamaño, con compresión del músculo psoas derecho pero sin que lo infiltrara (figura 2). Ambos estudios, unidos al hecho del antecedente de supuesta agenesia testicular derecha, nos hicieron sospechar la posibilidad de un seminoma testicular intraabdominal. No se comprobaron mediante radiografía y tomografía computarizada de tórax simple lesiones metastásicas a distancia. Al término de una semana comenzó con fiebre de 38oC, dolor en la FID y reacción peritoneal, lo que motivó cirugía de urgencia; el examen histopatológico posquirúrgico confirmó seminoma espermatocítico con signos inflamatorios y hemorrágicos.


Figura 1. Ultrasonido abdominal. Imagen ecogénica, heterogénea,
de contornos definidos, de aspecto tumoral, en el mesogastrio y
la fosa ilíaca derecha, que recuerda al testículo.

 


Figura 2. Tomografía computarizada abdominal simple (cortes axiales):
lesión hiperdensa, heterogénea, con zonas hipodensas en su interior
(señalada con flechas), en el mesogastrio y la fosa ilíaca derecha por delante
de la columna, con compresión extrínseca del psoas homolateral, sin infiltrarlo.

 

La aparición de cáncer testicular en pacientes jóvenes o adultos con criptorquidia en una proporción mayor a la que se observa en la población masculina no afectada es un hecho clínicamente constatado1-4, datando la primera referencia histórica de tal asociación de 1777, en la que ya Pott recomendaba la ablación quirúrgica del teste criptorquídico en orden a evitar la ulterior aparición de la neoplasia.

Los tumores testiculares representan el 1-2% de todas las neoplasias del sexo masculino y el 4% de las neoplasias urogenitales; siendo más comunes en la raza blanca (5/1), entre los 20-35 años5 y localizándose con más frecuencia en el testículo derecho (52,3%)6.

La criptorquidia y el antecedente de tumor en el testículo contralateral son los factores de riesgo más significativos7. En testículos criptorquídeos, la incidencia de cáncer testicular se estima entre 3 y 48 veces mayor a la de la población general. Aproximadamente un 10% de todos los tumores testiculares aparecen sobre un testículo no descendido.

De los testículos no palpables, solo en el 20% de los casos están ausentes; el resto se encuentra en el abdomen o en el canal inguinal, presentando los primeros una tasa más alta de malignización (30%); las altas temperaturas de estos sitios serían las responsables. En estos casos se debe localizar el testículo y, si el paciente es pospuberal, se recomienda la orquiectomía, especialmente por debajo de los 32 años. Algunos autores realizan una laparoscopia exploradora, que es diagnóstica y terapéutica a la vez en la mayoría de los casos8. A nuestro paciente se le realizó una laparoscopia exploratoria en su niñez que resultó negativa, por lo que se concluyó como una agenesia testicular.

La histopatología de los tumores de testículo no descendido en el adulto depende de la localización y la proporción de seminoma puro es del 93% cuando se encuentra en situación abdominal, de un 63% si es inguinal y de un 28% en testes normotópicos9. El pronóstico dependerá del estadio inicial y de la histología del tumor8. Histológicamente presenta 3 subtipos: clásico, anaplásico y espermatocítico, de los cuales el primero es el más frecuente5.

En los últimos 20 años hay cada vez menos casos publicados, lo que se explicaría por el progresivo descenso de la incidencia de los tumores en testículos abdominales debido a la prevención8.

La existencia de testículos no descendidos en la población adulta es rara en los países desarrollados y en el nuestro debido a la práctica sistemática de orquidopexia electiva antes de los 2 años de vida y orquiectomía en pacientes pospúberes con testículos no descendidos. A pesar de estas medidas de prevención, aún se encuentran casos aislados de tumores testiculares abdominales en adultos.

 

M. González Méndez, L. Solís Alfonso, A. González López y M. Ramírez Simono
Hospital Universitario Dr. Carlos J. Finlay, Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba

 

Bibliografía

1. Castejón Casado J., Jiménez Álvarez C., Alaminos Mingorance M., Valladares Mendías J.C., Fernández Valadés R. Metaanálisis cáncer-criptorquidia. Cir Pediatr. 2000; 13:92-6.        [ Links ]

2. Kulkarni J.N., Kamat M.R. Tumor in undescended testis. J Surg Oncology. 1991; 46:257-60.        [ Links ]

3. Dirix L.Y., Wouters E., Van Nueten J., Van Eerdeweg W., Van Oosterom A.T. Cryptorchidism and extragonadal germ cell tumor. Urol Int. 1995; 55:44-5.        [ Links ]

4. Rozanski T.A., Bloom D.A. The undescended testis. Theory and management. Urol Clin North Am. 1995; 22:107-18.        [ Links ]

5. Gil Sanz M.J., Cebrian C.C., Villanueva Benedicto A., Liedana Torres J.M., González Enguita C., Urruchi Fernández P., et al. Manejo diagnóstico y terapéutico de los tumores testiculares. Revisión de 15 años. Arch Esp Urol. 1991; 44:417-23.        [ Links ]

6. Adrianzón L., Bendezú G., Castro I., Cáceres S., Riva H., Tejada W. Cáncer de testículo. Revista Peruana de Radiología. 1998; 2.        [ Links ]

7. Abratt R.P., Reddi V.B., Sarembok L.A. Testicular cancer and cryptorchidism. Br J Urol. 1992; 70:656-9.        [ Links ]

8. Cristián Palma C., Cristóbal B., Maccioni R. Seminoma de testículo abdominal en un paciente adulto: reporte de un caso. Actas Urol Esp. 2007; 31:160-3.        [ Links ]

9. Carmona Campos E., Regueiro Lopez J.C., Prieto Castro R., Leva V., Moreno A., Requena T. Criptorquidia y cáncer testicular. Actas Urol Esp. 2000; 24:49-51.        [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
vicky@ida.cu
(L. Solís Alfonso)

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons