SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 número10Pancreas divisum: Causa de pancreatitis aguda recidivanteEndocarditis subaguda por Actinobacillus actinomycetemcomitans sobre válvula nativa índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Anales de Medicina Interna

versión impresa ISSN 0212-7199

An. Med. Interna (Madrid) vol.22 no.10  oct. 2005

 

Cartas al Director


Elevación del marcador tumoral CA-125 en un aspergiloma pulmonar


Sr. Director:

El CA-125 es una glucoproteína (mucina) que se sintetiza en diferentes epitelios, y por tanto no es un antígeno especificamente tumoral, pudiendo estar elevado tanto en procesos benignos como malignos del tejido dónde se origina. Presentamos el caso de un paciente evaluado por sindrome constitucional que presentaba elevación del CA-125 y un aspergiloma pulmonar, descartándose razonablemente otras causas de elevación del mismo, especialmente la patologia tumoral, hepatopatías y afectación de serosas.

Se trata de un paciente de 54 años con antecedentes de tuberculosis pulmonar hace 30 años con reactivaciones en 1990 y en el año 2000, ex-toxicomano en regimen de metadona, fumador de 1 paquete/día con criterios de bronquitis crónica, exbebedor, psicosis, ulcus duodenal y prostatismo que ingresa para evaluación de cuadro de astenia, anorexia y pérdida ponderal de 2 kg en los últimos meses junto a expectoración ocasional con "hilillos" de sangre. En la exploración física se apreció intensa delgadez (peso 43,5 kg) aunque con estado general conservado y acropaquias. No se detectaron adenopatías periféricas, soplos cardiacos, hepatoesplenomegalia ni masas abdominales. Dentro de los datos de laboratorio el hemograma, coagulación, orina y bioquímica fueron normales salvo ligero aumento de GGT (63 UI). La velocidad de sedimentación globular fue de 37 mm a la 1ª hora y la proteina C reactiva 2,3 mg/dL. La radiografía de torax mostró un patrón fibrocavitario con destrucción en vértices pulmonares. Un TAC toracico demostró en la parte posterior del lóbulo superior derecho una cavidad con imagen redondeada en su interior y signo del menisco típico de aspergiloma, fibrosis residual e hiperinsuflación pulmonar de predominio paraseptal. No se detectó paquipleuritis. Las baciloscopias seriadas y el cultivo de micobacterias en esputo fueron negativos. Tres muestras de citologia de esputo fueron también negativas. La gasometria arterial demostró una insuficiencia respiratoria global (PO2 55 mmHg, pCO2 61 mmHg, pH 7,36 y C03H 34 meq/l). Las pruebas funcionales respiratorias arrojaron una limitación severa al flujo aereo con FEV1 del 26,8%. Dentro de los marcadores tumorales fueron normales el CEA, PSA, AFP y CA 19.9, detectando niveles repetidamente elevados de CA-125 (207 U/ml). La serología a VHB, VHC y VIH fue negativa y las hormonas tiroideas fueron normales. Una ecografía y TAC abdomino-pélvico fueron normales. Una endoscopia digestiva alta fue normal. La lobectomía pulmonar estuvo contraindicada por la escasa reserva funcional respiratoria del paciente. Durante la estancia hospitalaria el enfermo no presentó expectoración hemoptoica y ganó 1,5 kg de peso.

Los marcadores tumorales son sustancias, antigénicas o no, producidas por células tumorales y con expresión en sangre, fluidos o tejidos en cantidad suficiente para su determinación. Pueden tener utilidad en la detección, diagnóstico, pronóstico y tratamiento de diferentes procesos neoplásicos, según su sensibilidad, especificidad y valores predictivos. Son pocos los que se comportan como marcadores ideales, por lo que sólo un escaso número se utiliza en la práctica clínica (1).

El CA-125 es una mucina de elevado peso molecular que se sintetiza en el epitelio celómico por lo que puede ser producido por diferentes estructuras como los mesotelios (pleura, peritoneo y pericardio) y estructuras derivadas de los conductos de Müller (trompa de Falopio, endocervix y fondo vaginal). El CA-125 no es por tanto un marcador específico tumoral sino que puede ser sintetizado tanto por células normales como malignas de los epitelios dónde se origina. Por este motivo, el CA-125 presenta limitaciones en la práctica clínica por problemas de sensibilidad (falsos negativos) y de especificidad (falsos positivos) (2).

La principal utilidad clínica del CA-125 reside en el seguimiento clínico de las pacientes con carcinoma de ovario tras la remisión clínica completa para la detección precoz de recidiva, aunque hay otros tumores malignos que pueden cursar con CA-125 elevado (endometrio, cervix, pulmón, higado, vías biliares, páncreas, gastrointestinales, riñón, linfoma, etc.)

Hay igualmente, diferentes procesos benignos que pueden cursar con elevaciones falsamente positivas del marcador CA-125 como las patologías hepáticas (cirrosis, hepatitis crónica, hepatitis granulomatosa), procesos con afectación de serosas (derrame pleural, derrame pericardico, tuberculosis peritoneal, síndrome de Meigs, colagenosis, etc.), patología ginecologica no maligna (endometriosis, salpingitis, miomas, quistes y tumores benignos de ovario, etc.), procesos fisiológicos del endometrio (primer trimestre del embarazo, postparto y menstruación), sarcoidosis, colitis, diverticulitis, pancreatitis y tras los tres primeros meses de cirugía abdominal (2-4).

Es especialmente remarcable por su frecuencia, que el 67% de los pacientes con cirrosis sin ascitis y el 100% de los cirróticos con ascitis presentan elevación del CA-125, siendo este último escenario una de las causas que produce mayores elevaciones del marcador CA-125 en ausencia de patología maligna neoplásica (5). Igualmente, la afectación de serosas (pleuritis, ascitis, pericarditis), ya sea benigna o maligna, puede ser la causa del aumento del CA-125 y no requerir mas evaluación dentro de un contexto clínico compatible (6,7). Es por esto que algunos autores sugieren que ante niveles elevados de CA-125, en presencia de un derrame pleural en insuficiencia cardiaca o de ascitis en cirrosis , especialmente si no se acompaña de elevación de otros marcadores tumorales (8), no precisaría estudios adiccionales.

La elevación del CA-125 en pacientes hospitalizados no es inhabitual, de tal manera que en un estudio aleatorizado en una población hospitalaria, se observó una prevalencia del 16%. Los derrames de serosas estuvieron presentes en el 55,7% de los pacientes (4) siendo la patología cardiovascular y las hepatopatías crónicas las causas más frecuentes de los mismos.

Las referencias al aspergiloma como causa de elevación de CA125 son muy infrecuentes en la literatura médica (2,9). En nuestro enfermo ante la elevación del marcador CA-125 se orientó el estudio a despistar patología tumoral, hepatopatía y afectación de serosas, siendo el único hallazgo el aspergiloma pulmonar como causa de este falso positivo.

M. López Gómez, M. A. López Ruz, J. Jiménez Alonso

Servicio de Medicina Interna. Hospital Universitario Virgen de las Nieves. Granada

 

1. Lindblom A, Liljegren A. Tumor markers in malignancies. BMJ 2000; 320: 424-427.

2. Jiménez Lacave A, Allende Monclús M. Falsos negativos y positivos de los marcadores tumorales: sus limitaciones en la práctica clínica. Aplicaciones clínicas al CA-125. Rev Clin Esp 2001; 201: 715-717.

3, Buamah P. Benign conditions associated with raised serum CA-125 concentration. J Surg Oncol 2000; 75: 264-265.

4. Miralles C, Orea M, España P. Provencio M, Sánchez A, Cantos B, et al. Cancer antigen 125 associated with multiple benign and malignant pathologies. Ann Surg Oncol 2003; 10: 150-154.

5. DiBaise J, Donovan J. Markedly elevated CA-125 in hepatic cirrosis. J Clin Gatroenterol 1999; 28: 159-161.

6. Sevinc A, Camci C, Turk HM, Buyukberber S. How to interpret serum CA 125 levels in patients with serosal involvement? A clinical dilemma. Oncology 2003; 65: 1-6.

7. Turk HM, Pekdeimer H, Buyukberber S, Sevinc A, Camci C, Kocabas R et al.Serum CA 125 levels in patients with chronic heart failure and accompanyng pleural fluid. Tumor Biol 2003; 24: 172-175.

8. Xiao WB, Liu YL. Elevation of serum and ascitis cancer antigen 125 levels in patients with liver cirrhosis. J Gastroenterol Hepatol 2003; 18: 1315-1316.

9. Sekiya M, Chiba A, Ienaga H, Ueki J, Hasunuma K, Takahashi H et al. Intralobar pulmonary sequestration presenting increased serum CEA, CA 19-9 and CA 125 and associated with asymptomatic pulmonar aspergillosis. Nihon Kokyuki Gakkai Zasshi 1999; 37: 433-437.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons