SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.33 número8Anemia preoperatoria en la cirugía coronaria: ¿un factor de riesgo? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Medicina Intensiva

versión impresa ISSN 0210-5691

Resumen

QUINTANA DIAZ, M. et al. Encuesta del conocimiento de la especialidad de Medicina Intensiva y el funcionamiento de una unidad de cuidados intensivos por los estudiantes de medicina. Med. Intensiva [online]. 2009, vol.33, n.8, pp.363-369. ISSN 0210-5691.

Objetivos: Determinar el grado de conocimiento y de aceptación que existe sobre la especialidad de Medicina Intensiva (MI) entre los estudiantes de medicina. Diseño: Encuesta con preguntas cerradas. Ámbito: Universidades Autónoma de Madrid, de Salamanca, Autónoma de Barcelona, de Granada y de Alcalá de Henares. Participantes: Estudiantes de medicina de estas universidades. Resultados: Se incluyen 377 estudiantes de medicina. La edad media es de 21,3±1,9 años. El 75,3% son mujeres. El 37,7% son de tercer año y el resto se distribuye de forma similar (salvo el primer año: 1,6%). El 85,1% estudia medicina por vocación y el 7,7% por influencia familiar. El 16,7% tiene asignaturas pendientes. Conocen las unidades de cuidados intensivos (UCI) por diferentes medios: televisión (35%), vivencia personal (25,2%) y referencia de conocidos (35%); un 16,4% no tiene conocimiento. Las UCI se asocian en un 86,5% con los intensivistas. La mayoría cree que en la UCI se tratan pacientes politraumatizados (85,4%), postoperatorios (68,4%), coronarios (62,3%), respiratorios (61,5%) y neurológicos (50,7%). En las técnicas empleadas en la UCI, consideran frecuente la ventilación mecánica (89,4%), la intubación orotraqueal (83,8%), la sedación i.v. (71,1%), las vías venosas centrales (70,8%), la analgesia i.v. (69,8%), el sondaje nasogástrico (63,9%), los antibióticos (62,3%), la nutrición parenteral total (56%) y la traqueostomía (53,5%); con menos frecuencia, la canalización de vía venosa periférica (52,5%), el marcapasos transitorio (40,1%), la canalización arterial (40,6%), el catéter Swan-Ganz (38,6%), la relajación intramuscular (32,4%), la toracocentesis (31,3%), la hemofiltración continua (28,9%), la punción lumbar (28,6%) y el marcapasos permanente (19,7%). En relación con la donación, piensan que el intensivista participa en el mantenimiento del donante (70,6%), pero poco en la detección (40%) y en la solicitud del permiso familiar (40,1%). El 52% se plantea la especialidad de MI como una opción para realizar en el futuro. Conclusión: Aunque existen aspectos de la especialidad de MI poco conocidos, globalmente podemos considerar que el grado de conocimiento es aceptable y más de la mitad se plantean elegirla como opción.

Palabras clave : Encuestas; Estudiantes de medicina; Unidades de cuidados intensivos; Médicos intensivistas.

        · resumen en Inglés     · texto en Español     · Español ( pdf )

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons