SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.46 suppl.1Situación actual de la Microcirugía en quemados. Revisión sistemáticaReconstrucción de pulgar quemado con colgajo de la primera arteria metacarpiana dorsal índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana

versión On-line ISSN 1989-2055versión impresa ISSN 0376-7892

Resumen

SERRACANTA DOMENECH, Jordi et al. Aplicación de la Microcirugía en el tratamiento del paciente quemado eléctrico. Cir. plást. iberolatinoam. [online]. 2020, vol.46, suppl.1, pp.121-132.  Epub 22-Jun-2020. ISSN 1989-2055.  http://dx.doi.org/10.4321/s0376-78922020000200019.

Introducción y objetivo

La Microcirugía como técnica dentro de la Cirugía Plástica no puede faltar en cualquier unidad de quemados para garantizar el tratamiento completo de sus pacientes. Sobre todo en los quemados eléctricos que presentan lesiones muy graves con exposición de tejidos nobles en los que es la primera opción reconstructiva.

El objetivo de este artículo es mostrar la experiencia de la Unidad de Quemados del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona, España, en los últimos 10 años en el uso de la Microcirugía en el paciente quemado agudo de etiología eléctrica.

Material y método

Revisión retrospectiva de 19 colgajos realizados entre enero de 2010 y agosto de 2019 en 15 pacientes con quemaduras eléctricas, recogiendo datos de sexo, edad, localización del defecto, superficie corporal quemada (SCQ), colgajo empleado, días hasta la cobertura, tipo de anastomosis arterial, número de venas usadas, supervivencia de los colgajos y complicaciones.

Resultados

Destaca que los 15 pacientes fueron varones, con edad media de 36.5 años; SCQ media del 19.5%; el colgajo más usado fue el ántero-lateral de muslo con 9 casos (47.37%), seguido por el de dorsal ancho con 4 casos (21.05%), el colgajo inguinal y el de músculo recto femoral con 2 casos cada uno (10.53% en cada caso) y el de perforante tóraco-dorsal y de fascia temporal superficial con 1 caso cada uno (5.26% en cada caso). La localización más frecuente fue en extremidades inferiores con 12 casos (63.16%), seguida por las extremidades superiores con 5 casos (26.31%) y la cabeza con 2 casos (10.53%). La cirugía de cobertura con el colgajo libre se realizó de media a los 24 días. La anastomosis arterial fue término-terminal en 15 casos (79%). La anastomosis venosa fue término-terminal siempre, anastomosando 2 venas en 5 casos (26.31%) y solo 1 en el resto (73.69%). Dos colgajos fracasaron por congestión venosa (10.53%) y 2 colgajos se complicaron por infección (10.53%).

Conclusiones

La reconstrucción de defectos complejos tras quemadura eléctrica es un reto por el escaso número de casos que se presentan y por la propia idiosincrasia de la injuria eléctrica y del paciente quemado. El desbridamiento correcto, la selección del vaso receptor y decidir el momento óptimo para la reconstrucción son los puntos más importantes a tener en cuenta. Por estos motivos consideramos que esta patología debe ser abordada en unidades de quemados multidisciplinares con personal altamente entrenado.

Palabras clave : Lesión eléctrica; Quemaduras; Quemadura eléctrica; Colgajos libres; Microcirugía; Cirugía reconstructiva.

        · resumen en Inglés     · texto en Español     · Español ( pdf )