SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.46 suppl.1Aplicación de la Microcirugía en el tratamiento del paciente quemado eléctrico índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana

versión On-line ISSN 1989-2055versión impresa ISSN 0376-7892

Resumen

POSTAN, Daniel  y  SEREDAY, Carlos E.. Reconstrucción de pulgar quemado con colgajo de la primera arteria metacarpiana dorsal. Cir. plást. iberolatinoam. [online]. 2020, vol.46, suppl.1, pp.133-138.  Epub 22-Jun-2020. ISSN 1989-2055.  http://dx.doi.org/10.4321/s0376-78922020000200020.

Introducción y objetivo

La piel de dorso de las manos y de los dedos es de bajo espesor y por lo tanto de baja resistencia al trauma mecánico o térmico. La actitud de prensión la expone aún más al contacto con objetos y así al daño de todo su espesor y de los elementos nobles subyacentes.

La máxima elasticidad en el dorso de las articulaciones agrega propiedades de difícil sustitución cuando hay que restituir la cubierta cutánea del primer dedo.

Consideramos que el colgajo de primera arteria metacarpiana dorsal (PAMD), descrito por Foucher en 1979, es el de elección en estos casos por ser un colgajo neurovascularizado, de disección simple y confiable.

Material y método

Presentamos una serie de 6 pacientes afectados con lesiones agudas de pulgar o cicatrices retráctiles postquemadura tratados con este colgajo, con descripción de la técnica y de las medidas complementarias para inmovilización y cobertura.

Resultados

Todos los pacientes presentaron mejoría o curación; la mitad sufrió congestión venosa a las 24 horas de posoperatorio con posterior epidermólisis y recuperación total sin necrosis ni dehiscencias de heridas. Todos los injertos de la zona dadora prendieron y se conservó la movilidad. El colgajo PAMD presentó sensibilidad conservada con leve hiperalgesia los primeros 30 días.

En el pedículo observamos en todos los casos la vasa-nervorum del ramo radial. En 3 casos la arteria PAMD no fue una estructura independiente en el colgajo, observando otros ramos incluidos en la fascia. En 1 caso la arteria fue subfascial y en 2 suprafascial.

Conclusiones

Recomendamos el uso del colgajo PAMD en este tipo de lesiones, en isla en la región volar y en península en la región dorsal, con el fin de no obstaculizar el retorno venoso.

Palabras clave : Quemaduras mano; Quemaduras dedos; Quemaduras primer dedo; Colgajos mano; Colgajos dedos.

        · resumen en Inglés     · texto en Español     · Español ( pdf )