SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.60 número3 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Archivos Españoles de Urología (Ed. impresa)

versión impresa ISSN 0004-0614

Arch. Esp. Urol. v.60 n.3 Madrid abr. 2007

 

NOTA NECROLÓGICA

 

In Memoriam FRANCISCO LOVACO CASTELLANO
(Caspe, 4.XII.1945 – 19.III.2007)

 

 

Temprano levantó la muerte el vuelo, temprano madrugó la madrugada... (Miguel Hernández), y eso fue lo que sucedió en Zaragoza el día 19 de Marzo de 2007 a las 6 de la madrugada en que falleció el Dr. Francisco Lovaco Castellano, nuestro querido Paco. Un manotazo duro, un golpe helado, un hachazo invisible y homicida, como decía el poeta, nos ha provocado la pérdida de una buena persona, del amigo sincero, del excelente urólogo Paco Lovaco.


Nacido en Caspe (Zaragoza) su inquietud urológica se desarrolló muy pronto y sus inicios urológicos los realizó con su tío el urólogo D. Valentín Porras. Francisco Lovaco siempre consideró que éste fue realmente el médico bueno que le inició en la Urología.

Su desarrollo profesional se inició en el Hospital Central de Asturias, continuó en el Hospital General de Segovia, posteriormente se desplazó al Hospital Parapléjicos de Toledo. Desde el año 1977 hasta la actualidad, ejerció su labor científica y asistencial urológica en el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid. Completó su formación urológica con estancias en el Hôpital Henri Mondor (Creteil, Paris), en la Université Claude Bernard (Lyon), en el Hôpital Lariboisière (Paris) y en el Hôpital Beaujan (Paris). También ejerció una importante labor asistencial en el ejercicio privado de la Urología. En ambas actividades, el Dr. Lovaco logró un gran nivel de atención urológica hacia sus pacientes, que le adoraban y que siempre le consideraban como un punto de referencia humano y de entrega incondicional hacia ellos. Recientemente, en el blog de uno de sus pacientes se le dedicaba una página en su memoria.

Ejerció la docencia Universitaria de Urología como Profesor Asociado de esta asignatura en la Universidad de Alcalá, en la que obtuvo el doctorado en el año 1991, con un estudio muy riguroso y profundo sobre la Litiasis Ósea. Como profesor, pudo desarrollar uno de los aspectos de la Medicina que más le satisfacía: formar a sus alumnos e ilusionarles con la Urología. Sus enseñanzas brotaban de él con voz cálida y sonora, y eran un entusiasmo para aquellos que las recibían, cautivándoles y logrando con ello que un número apreciable de sus estudiantes de facultad hoy sean excelentes urólogos.

El Dr. Lovaco fue un gran entusiasta de la Endourología, siendo uno de los pioneros de la implantación de esta disciplina de la Urología en España y un gran difusor de la misma por Europa e Hispanoamérica. Fue creador de la Unidad de Endourología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, y con él nos formamos en Endourología todos los residentes de este Hospital y otros muchos urólogos de España y de Latinoamérica. Todos nosotros nos sentimos parte de una verdadera Escuela de Endourología del Hospital Ramón y Cajal, la escuela del maestro Dr. Francisco Lovaco.

El Dr. Lovaco dirigió e impartió cursos de Endourología y contribuyó con interesantes conferencias científicas en España, en Europa -sobre todo en Francia, Italia y Portugal-, y en varios países de su gran querida Hispanoamérica, logrando la admiración profesional y el afecto y cariño de excelentes urólogos, que actualmente son referentes endourológicos nacionales e internacionales. Su labor científica se ha completado con publicaciones de gran nivel científico, y muchas de ellas han sido reconocidas con premios por su calidad e innovación. También disfrutaba elaborando videos para exponer los aspectos técnicos quirúrgicos de la Endourología, consumiendo horas y horas hasta lograr un trabajo perfecto. Estos videos constituyen, sin duda, un excelente manual científico del aprendizaje quirúrgico de nuestra especialidad y quedan como una reseña histórica de la Endourologia de España.

Como un buen aragonés y con la persistencia de ideas que a Paco Lovaco le caracterizaba, desarrolló técnicas urológicas propias; una de ellas reconocida mundialmente como Técnica de F. Lovaco fue descrita primeramente como “Técnica de la invaginación endoluminal para la sección de las estenosis ureterointestinales” (Archivos Españoles de Urología, 1995) y después ya definitivamente como “Endoureterotomy by intraluminal invagination for nonmalignant ureterointestinal anastomotic strictures: description of a new surgical technique and long-term follow-up” (Journal of Urology, 2005).

Con todo lo expuesto el Dr. Francisco Lovaco creemos que es merecedor de entrar a formar parte de la historia urológica, consolidándose como uno de los grandes maestros por poseer aquellos ingredientes que los caracterizan que son el conocimiento, la dedicación, el entusiasmo y la imaginación puesta al servicio de la buena práctica médica.

Los que fuimos primero residentes del Dr. Lovaco y después sus compañeros urólogos, siempre hemos considerado a Paco como el hombre bueno, el amigo incondicional y, con los años transcurridos, aún más, el admirado maestro ejemplar. Su destreza quirúrgica, fruto de su amplio conocimiento de la Medicina y de la Cirugía y su elegancia personal, nacida de su alma culta, siempre permanecerá como parte de nuestros mejores recuerdos. Y una última enseñanza de su grandeza humana: la discreción con la que pasó los últimos meses de su enfermedad, retirado silenciosamente en su querida Zaragoza.

Gracias por todo y de todos, maestro.

Descanse en paz.

 

Inmaculada Fernández, Alvaro Serrano