SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.30 número3 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Nefrología (Madrid)

versión impresa ISSN 0211-6995

Nefrología (Madr.) v.30 n.3 Madrid  2010

 

CARTAS AL DIRECTOR

 

Hemodiálisis 4 días a la semana: una alternativa eficaz en el control de la tensión arterial y en alcanzar el peso objetivo posterior a la diálisis

Haemodialysis 4 days a week: an effective alternative for controlling blood pressure and reaching target weight after dialysis

 

 

Dirección para correspondencia

 

 

Sr Director:

Durante los últimos años han sido abundantes las publicaciones sobre hemodiálisis diaria que reflejan los beneficios que el aumento de frecuencia conlleva, especialmente en el área cardiovascular y control de la tensión arterial1-3. Sin embargo, en la práctica clínica muchas veces chocamos con enormes reticencias de los pacientes ante dicha tecnica de dialsis, ya que perciben un empeoramiento de su calidad de vida al tener que acudir todos los días a la unidad de diálisis4,5. Ello se complica aún más en áreas de salud como la nuestra (Segovia) donde el 50% de la población habita en núcleos rurales, debiendo sufrir en ocasiones viajes de más de 1 hora.

En este sentido, el aumento de frecuencia de diálisis a 4 días podría producir algunos beneficios cardiovasculares con una mejor aceptación por parte de los pacientes que la hemodiálisis diaria

Presentamos los datos de 12 pacientes de nuestra unidad que cambiaron a la modalidad de 4 sesiones semanales durante los años 2006 a 2008 y fueron seguidos durante 8 meses. La edad media era 67,5 años, el flujo arterial medio 354,16 ml/min y el del baño de diálisis 666,67 ml/min. Se utilizaron pruebas no paramétricas para el análisis de los datos

El aumento de frecuencia permitió un incremento significativo del tiempo de diálisis pasando de 798,75 minutos semanales a 966,81. Al analizar la dosis de diálisis, tanto el EKR según Casino y López (18,8 frente a 21,64), el PRU semanal (236,82 frente a 305,48), y el KT semanal (198,88 frente a 238,31l) mostraron un aumento en la dosis de diálisis recibida. Las ganancias interdiálisis disminuyeron significativamente (2,61 frente a 1,52 Kg), así como la ultrafiltración horaria media durante la sesión (600 frente a 375 ml). De igual manera, se consiguió alcanzar el peso seco al final de las sesiones (con un margen de ± 300mg) en un mayor número de ocasiones (52,79 % frente a 76,09%). Los valores de tensión arterial prediálisis se redujeron significativamente (145,83 / 76,66 frente a 125,01 / 67,27) y en menor medida los valores postdiálisis (135,41/ 73,75 frente a 119,98 vs 65,90), y el número de fármacos antihipertensivos disminuyó (1,41 frente a 0,45) (tabla 1). No se observaron diferencias en la número de hipotensiones o calambres intradiálisis, ni en los valores de albúmina, colesterol, calcio, fósforo, PCR, npcr, peso seco o empleo de quelantes de fósforo.

 

En conclusión, el aumento de frecuencia a 4 sesiones semanales nos permitió incrementar el tiempo semanal y, consecuentemente la dosis de diálisis recibida. La tensión arterial se controló mejor, con necesidad de menos fármacos, las ganancias interdiálisis disminuyeron significativamente, así como la ultrafiltración horaria y se alcanzó más fácilmente el peso seco prescrito, con lo cual los enfermos que más se pueden beneficiar del aumento a 4 sesiones semanales son aquellos con hipertensión no controlada, excesivas ganancias interdiálisis o que precisen una mayor dosis de diálisis.

 

Álvaro Molina Ordas, Maria Astrid Rodríguez Gómez, Rosa Sánchez Hernández,
María José Fernández-Reyes Luis, Manuel Heras Benito, Fernando Álvarez-Ude Cotera

Servicio de Nefrología. Hospital General de Segovia. Segovia, Segovia (España)

 

Referencias bibliográficas

1. Puñal Rioboo J, Sánchez-Iriso E, Ruano-Ravina A, Varela Lema ML, Sánchez-Guisande D, González-Rodríguez L, et al. Short daily versus conventional hemodialysis quality of life: a cross-sectional multicentric study in Spain. Blood Purif 2009; 28(3): 159-64.        [ Links ]

2. Ting GO, Kjellstrand C, Freilas T, Carrie BJ, Zarghamee S. Long-term study of high comorbidity ESRD patients converted from conventional to short daily hemoduialysis. Am J Kidney Dis 2003 Nov; 42(5): 1020-35.        [ Links ]

3. Locatelli F, Buoncristiani U, Canaud B, Kohler H, Petitclerc T, Zucchelli P. Dialysis dose and frequency. Nephrol Dial Transplant 2005 Feb ; 20(2) 285-96.        [ Links ]

4. Halpem SD, Berns JS, Israni AK. Willingness of patients to switch from conventional to daily hemodialysis: looking before we leap. Am J Med 2004;116(9):606-12.        [ Links ]

5. Couchoud C, Kooman J, Finne P, Leivestad T, Stojceva- Taneva O, Ponikvar JB, et al. From registry data collection to international comparison. Examples of haemodialysis duration and frequency. Nephrol Dial Transplant 2009 Jan; 24(1): 217-24.        [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Álvaro Molina Ordas,
Servicio de Nefrología,
Hospital General de Segovia, Segovia, Segovia, España