SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.32 número3 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Nefrología (Madrid)

versión impresa ISSN 0211-6995

Nefrología (Madr.) vol.32 no.3 Madrid  2012

 

CARTAS AL DIRECTOR

 

Acidosis metabólica inducida por topiramato: a propósito de un caso

Topiramate-induced metabolic acidosis: a case study

 

 

Dirección para correspondencia

 

 

Sr. Director:

Varón de 75 años, hipertenso, con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diagnosticado de trastorno delirante crónico y trastorno mixto de la personalidad, y de epilepsia parcial secundaria a un hematoma parietal izquierdo desde hace años; seguía tratamiento con topiramato, levetiracetam, quetiapina, sertralina, clobazam y broncodilatadores. Consultó por cuadro de infección respiratoria y deterioro funcional asociado consistente en apatía, somnolencia y períodos de agresividad. A la exploración el paciente estaba afebril, desorientado, con lenguaje farfullante y tendencia al sueño, pero sin focalidad motora aparente. Presentaba cierta taquipnea superficial, roncus dispersos y crepitantes en la base izquierda, con imagen radiológica sugerente de bronquiectasias sobreinfectadas. Se realizó una analítica donde destacaba leve elevación del cloro (114 mEq/l), con función renal y resto de iones normales (sodio: 138 mEq/l; potasio: 4,2 mEq/l), y una gasometría arterial basal compatible con acidosis metabólica (pH: 7,24; pCO2: 33 mmHg, pO2: 67 mmHg; bicarbonato: 17 mmol/l, y exceso de bases (EB): -9,1 mmol/l). El valor del anión GAP (diferencia entre el valor del sodio sérico y la suma del cloro y el bicarbonato) fue 7 mEq/l. El paciente recibió tratamiento con corticoides sistémicos y quinolonas, con mejoría clínica rápida hasta recuperar su situación basal. Sin embargo, en controles posteriores persistía la acidosis metabólica hiperclorémica; tras descartar otras posibilidades, la atribuimos al tratamiento crónico con topiramato, que fue suspendido y sustituido por fenitoína, con completa resolución de las alteraciones analíticas al alta.

El topiramato es un sulfamato con acción antiepiléptica, con indicación en el tratamiento preventivo de la migraña1,2, el tratamiento del dolor neuropático3 el trastorno bipolar3, la dependencia tabáquica y la bulimia nerviosa4, entre otras patologías. Sus efectos secundarios más frecuentes2,5 son astenia, mareo, somnolencia, labilidad emocional y pérdida de peso. El desarrollo de urolitiasis y acidosis metabólica hiperclorémica con anión GAP normal es menos frecuente, pero está bien documentado. El topiramato tiene una estructura molecular muy parecida a la acetazolamida2,6 y provoca una inhibición de la enzima anhidrasa carbónica3,6, especialmente de la isoenzima tipo II1,2,6 que predomina en los riñones humanos. Con ello precipita la aparición de una acidosis tubular renal mixta1 (tipo 3), por alteración de ultrafiltración y reabsorción del bicarbonato tanto a nivel del túbulo proximal4 como del túbulo distal, alterando la acidificación de la orina y provocando una disminución de las concentraciones séricas de bicarbonato y CO24 que en la mayoría de los casos es leve y asintomática7,8, aunque a largo plazo puede provocar hiperventilación3,4, síntomas neurológicos3, nefroliatisis, osteoporosis y osteomalacia. No hay ninguna circunstancia claramente predisponente a desarrollar esta complicación, pero cabe pensar que sea más probable en aquellas que por sí mismas produzcan acidosis, como las infecciones, la cetoacidosis diabética, la insuficiencia renal crónica o las cirugías4,5. Se postula la existencia de polimorfismos genéticos de las isoenzimas de anhidrasa carbónica implicadas que expliquen la mayor o menor susceptibilidad de los pacientes a presentar esta complicación3,9, y algunos autores sugieren la posibilidad de monitorizar los niveles de bicarbonato1,6 o CO23,5 para predecirla, aunque no es una medida completamente validada. El desarrollo de acidosis metabólica en el seno de un tratamiento crónico con topiramato es un efecto reversible, independiente de la dosis3,9 y de la duración del tratamiento9. Su manejo implica la suspensión del fármaco10 (no tiene antídoto) y sustitución por otro alternativo, pero cuando su retirada no es posible, el paciente mantiene unos niveles aceptables de pH y bicarbonato séricos y está asintomático, se aconseja administrar suplementos alcalinos por vía oral (citrato sódico o ácido cítrico1) de forma indefinida.

 

Conflictos de interés

Los autores declaran que no tienen conflictos de interés potenciales relacionados con los contenidos de este artículo.

 

Lucía Fernández-de Orueta, Javier Esteban-Fernández, Harald F.J. Aichner,
Ángel Casillas-Villamor, Sergio Rodríguez-Álvarez

Servicio de Medicina Interna. Hospital Universitario de Getafe. Getafe, Madrid

 

Referencias Bibliográficas

1. Mirza N, Marson AG, Pirmohamed M. Effect of topiramate on acid-base balance: extent, mechanism and effects. Br J Clin Pharmacol 2009;68:655-61.         [ Links ]

2. Sacré A, Jouret F, Manicourt D, Devuyst O. Topiramate induces type 3 renal tubular acidosis by inhibiting renal carbonic anhydrase. Nephrol Dial Transplant 2006;21:2995-6.         [ Links ]

3. Burmeister JE, Pereira RR, Hartke EM, Kreuz M. Topiramate and severe metabolic acidosis: case report. Arq Neuropsiquiatr 2005;63:532-4.         [ Links ]

4. García Gil D, Pérez V, Asencio C, García-Torrejón J. Acute topiramete toxicity to suicidal attempt. Med Clin (Barc) 2009;133:766-7.         [ Links ]

5. Montenegro MA, Guerreiro MM, Scotoni AE, Guerreiro CA. Predisposition to metabolic acidosis induced by topiramate. Arq Neuropsiquiatr 2000;58:1021-4.         [ Links ]

6. Sujan S, et al. Topiramate-induced renal tubular acidosis. Nefrologia. 2008;28(6):656-7.         [ Links ]

7. Garris SS, Oles KS. Impact of topiramate on serum bicarbonate concentrations in adults. Ann Pharmacother 2005;39:424-6.         [ Links ]

8. Groeper K, McCann ME. Topiramate and metabolic acidosis: a case series and review of the literature. Paediatr Anaesth 2005;15:167-70.         [ Links ]

9. Mirza NS, Alfirevic A, Jorgensen A, Marson AG, Pirmohamed M. Metabolic acidosis with topiramate and zonisamide: an assessment of its severity and predictors. Pharmacogenet Genomics 2011;21:297-302.         [ Links ]

10. Shiber JR. Severe non-anion gap metabolic acidosis induced by topiramate: a case report. J Emerg Med 2010;38:494-6.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Lucía Fernández-de Orueta,
Servicio de Medicina Interna,
Hospital Universitario de Getafe,
Hermanos Machado 2, bloque 3A,
28660, Getafe, Madrid
E-mail: luciafdezdeorueta@gmail.com
E-mail: luciboom@hotmail.com