SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.35 número4Ceftazidima-avibactam en el tratamiento de infecciones urinarias por Klebsiella productora de carbapenemasa en trasplante renalNefropatía mesangial y síndrome antisintetasa: una forma curiosa de asociación índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Nefrología (Madrid)

versión On-line ISSN 1989-2284versión impresa ISSN 0211-6995

Nefrología (Madr.) vol.35 no.4 Cantabria  2015

http://dx.doi.org/10.1016/j.nefro.2015.06.007 

CARTA AL DIRECTOR

 

Iliac artery obliteration as a cause of renovascular hypertension in kidney graft recipients: A difficult and uncommon diagnosis

Obliteración de la arteria ilíaca como causa de hipertensión renovascular en el paciente trasplantado renal, un diagnóstico difícil y poco frecuente

 

 

Dirección para correspondencia

 

 

Sr. Director:

Mujer de 70 años con enfermedad renal crónica secundaria a poliquistosis renal. Inicia hemodiálisis en 1995, recibe el primer trasplante de donante cadáver (TRDC) en 1997, con pérdida del injerto a los 15 días por rechazo agudo, con transplantectomía posterior. En el 2004 se realiza segundo TRDC, implantándose injerto renal en fosa ilíaca izquierda (FII) con anastomosis término-lateral de la arteria ilíaca externa con arteria renal; como tratamiento inmunosupresor de inducción recibe cuádruple terapia secuencial con basiliximab, prednisona, micofenolato mofetilo y tacrolimus. Estabilizada posteriormente con creatinina alrededor de 2 mg/dl. Además, antecedentes de diabetes mellitus tipo 2, insuficiencia mitral moderada-severa, arteriopatía periférica severa con obliteración femoropoplítea bilateral diagnosticada en el 2007.

Después del trasplante renal, hipertensión arterial bien controlada con un fármaco (α-bloqueante), hasta 5 meses previos al episodio actual, cuando presenta mal control con presión arterial (PA) en consultas de 190/90 mmHg, MAPA con PA media de 24 h de 166/89 mmHg, patrón riser, a pesar del tratamiento con 3 fármacos (α-bloqueante, β-bloqueante y diurético). Se inicia tratamiento con inhibidores de enzima de conversión de la angiotensina (IECA), presentando a las 2 semanas deterioro de la función renal con creatinina de 3,2 mg/dl, por lo que se suspende dicho fármaco, con mejoría posterior de la función renal.

Consulta por un cuadro de una semana de evolución de disnea progresiva, edemas y aumento ponderal de 5 kg.

A su ingreso presenta PA 180/90 mmHg. En la exploración física, crepitantes bibasales, soplo sistólico en foco mitral, ausencia de pulsos pedios bilateral, edema con fóvea; soplo a nivel inguinal derecho.

En la analítica de ingreso destaca creatinina sérica 3,1 mg/dl; en la radiografía de tórax presenta signos de insuficiencia cardíaca.

Se orienta como insuficiencia cardíaca biventricular en contexto de crisis hipertensiva y se inicia tratamiento con nitroglicerina y furosemida endovenosa con mejoría de las cifras de PA y de los signos de insuficiencia cardíaca; posteriormente tratamiento antihipertensivo vía oral y se inician de nuevo los IECA. A las 24 h de haber iniciado los IECA presenta oliguria y deterioro de la función renal con creatinina 3,9 mg/dl, con nuevo empeoramiento de los signos de insuficiencia cardíaca que obliga iniciar ultrafiltración. Se realiza ecografía Doppler del injerto renal que informa de tamaño y diferenciación córtico-medular conservada, con flujo intraarterial con ondas aplanadas y con índice de resistencia (IR) mayor de 0,54 con velocidades de la arteria renal principal dentro de la normalidad.

A pesar de que la ecografía Doppler, repetida en 2 ocasiones, no sugiere estenosis de arteria renal, se decide arteriografía en la que se objetiva obliteración de la porción distal de la ilíaca común izquierda (fig. 1), permeabilidad del resto del eje ilíaco y de la arteria del injerto renal. Se predilata y se coloca un stent a nivel de la obliteración, con recuperación casi completa del calibre vascular (fig. 2).

 


Figura 1 - Obliteración de la porción distal de la ilíaca común izquierda.

 


Figura 2 - Recuperación del calibre vascular tras la colocación del stent.

 

Inmediatamente después presenta poliuria de 6 l en 24 h, y excelente control de la PA. Además, a las 24 h, mejoría de la función renal con creatinina 2,5 mg/dl, sin necesidad de nuevas sesiones de ultrafiltración. En el control efectuado al mes, normotensa con 3 fármacos (α-bloqueante, β-bloqueante y diurético), y mejoría de la función renal hasta creatinina de 1,85 mg/dl.

Discusión: A medida que la edad y la supervivencia de los receptores de trasplante renal aumentan, la enfermedad ateroesclerótica, que es "el talón de Aquiles" del enfermo renal, es más prevalente y más severa entre nuestros pacientes.

La hipertensión de causa vásculo-renal afecta sobre todo a pacientes con vasculopatía previa, y se suele manifestar clínicamente con hipertensión arterial de difícil tratamiento y deterioro de la función renal, debido a la hipoperfusión y a la activación del sistema renina angiotensina. Secundariamente los pacientes pueden presentar retención hídrica, oliguria y episodios de insuficiencia cardíaca1.

En la literatura hay numerosos casos de estenosis de arteria renal descritos en pacientes trasplantados, pero solo se han publicado casos aislados de estenosis de la arteria ilíaca1-4 como causa de hipertensión vásculo-renal.

Tanto la estenosis de la arteria renal del riñón trasplantado como la estenosis de las arterias ilíacas son entidades potencialmente reversibles, con buenos resultados terapéuticos con la angioplastia percutánea5,6.

Pretendemos, con el caso presentado, dar una señal de alarma, por un lado sobre la necesidad de valoración de la permeabilidad del eje aorto-ilíaco pretrasplante y, por el otro, sobre el diagnóstico de estenosis de la arteria ilíaca como una causa poco frecuente e indetectable con la ecografía Doppler, pero que ante una sospecha clínica alta, se debe descartar, dado que es una causa reversible de hipertensión y deterioro de la función renal en los pacientes trasplantados.

 

Ana Patricia González-Cáceres, Ioana Bancu, Francisco Javier Juega-Mariño,
Laura Cañas-Solé, Josep Bonet y Ricardo Lauzurica

Servicio de Nefrología, Hospital Universitario Germans Trias i Pujol,
Universidad Autónoma de Barcelona, Badalona, Barcelona, España

 

Bibliografía

1. Venturini M., Querques G., Margari S., Agostini G., Colombo M., Caldara R., et al. Renal artery stenosis due to fibromuscular dysplasia in a transplanted kidney from a deceased donor: A difficult diagnosis at color Doppler ultrasonography. J Clin Ultrasound. 2014;42:116-20.         [ Links ]

2. Dubovsky E.V., Diethelm A.G., Keller F., Russell C.D. Renal transplant hypertension caused by iliac artery stenosis. J Nucl Med. 1992;33:1178-80.         [ Links ]

3. Aslam S., Salifu M.O., Ghali H., Markell M.S., Friedman E.A. Common iliac artery stenosis presenting as renal allograft dysfunction in two diabetic recipients. Transplantation. 2001;71:814-7.         [ Links ]

4. Aoyama H., Saigo K., Hasegawa M., Akutsu N., Maruyama M., Otsuki K., et al. Pathologic findings of renal biopsy were a helpful diagnostic clue of stenosis of the iliac segment proximal to the transplant renal artery: A case report. Transplant Proc. 2014;46:651-3.         [ Links ]

5. Bruno S., Remuzzi G., Ruggenenti P. Transplant renal artery stenosis. J Am Soc Nephrol. 2004;15:134-41.         [ Links ]

6. Weigele J.B. Iliac artery stenosis causing allograft mediated hypertension: Angiographic diagnosis and treatment. AJR Am J Roentgenol. 1991;157:513-5.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Ioana Bancu
ioana_bancu@yahoo.com

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons