SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.37 número3La necrosis cortical: una causa infrecuente de fracaso renal agudo pero con un pésimo pronósticoPrevalencia y riesgo de progresión de enfermedad renal crónica en pacientes diabéticos e hipertensos seguidos en atención primaria en la Comunidad de Madrid índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Nefrología (Madrid)

versão On-line ISSN 1989-2284versão impressa ISSN 0211-6995

Nefrología (Madr.) vol.37 no.3 Cantabria Mai./Jun. 2017

http://dx.doi.org/10.1016/j.nefro.2016.10.018 

Cartas al Director

Roturas tendinosas espontáneas en la insuficiencia renal crónica

Spontaneous tendon ruptures in chronic renal failure

José Ruiza  b  , Antonio Ríosa  b  c  , José Manuel Rodrígueza  b  c  , Santiago Llorented 

a Departamento de Cirugía, Ginecología, Obstetricia y Pediatría, Universidad de Murcia, Murcia, España

b Servicio de Cirugía General y de Aparato Digestivo, Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, Murcia, España

c Instituto Murciano de Investigación Bio-Sanitaria Virgen de la Arrixaca (IMIB-Arrixaca), Murcia, España

d Servicio de Nefrología, Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, Murcia, España

Sr. Director:

Las roturas tendinosas espontáneas (RTE) son infrecuentes. Su etiopatogenia no está clara, habiéndose descrito varios factores de riesgo para su desarrollo, como son: el hiperparatiroidismo secundario (HPTS), la diabetes mellitus, la obesidad, el lupus eritematoso sistémico, la artritis reumatoide, la gota, las estatinas, los corticoides, las fluorquinolonas y la presencia de virus de la hepatitis B y/o C. En los pacientes con insuficiencia renal crónica (IRC) el factor de riesgo más importante es el HPTS, presente en la mayoría de ellos1,2.

Debido a su infrecuencia no existe consenso en cuanto a su manejo clínico-terapéutico. Por ello, los objetivos del presente estudio son analizar las características clínicas, los factores de riesgo, el tratamiento y la evolución de las RTE de pacientes con IRC.

La población a estudio la constituyen los pacientes con IRC terminal en tratamiento sustitutivo con diálisis que han sufrido RTE entre los años 1994 y 2013, ambos inclusive. Se han incluido los pacientes con IRC terminal en diálisis, con RTE, con una historia clínica completa y un seguimiento mínimo de un año. Se han excluido los pacientes con rotura tendinosa traumática y aquellos con pérdida durante el seguimiento.

De los pacientes con IRC terminal en diálisis 6 presentaron una RTE (0,23%). La edad media fue de 46,6 ± 11,8 años, siendo el 66,7% (n = 4) varones. Todos los pacientes (n = 6) estuvieron en hemodiálisis un tiempo medio hasta la RTE de 9,1 ± 4,2 años. Las RTE fueron unilaterales en el 66,7% (n = 4) y bilaterales en el 33,3% (n = 2). De las 8 RTE el 75% (n = 6) fueron del tendón del cuádriceps femoral y el 25% (n = 2) del tendón rotuliano. Todos los pacientes desarrollaron HPTS, y además uno de ellos (16,6%) estaba en tratamiento con estatinas por hipercolesterolemia (tabla 1).

Tabla 1 Características de las roturas tendinosas espontáneas 

Caso 1 Caso 2 Caso 3 Caso 4 Caso 5 Caso 6
Edad 34 57 57 53 30 49
Sexo M H M H H H
Etiología IRC Pielonefritis crónica Etiología no filiada Poliquistosis renal Etiología no filiada Pielonefritis crónica Glomerulonefritis
Diálisis HD HD HD HD HD HD
Tiempo en diálisis (años) 16 6 4 10 6 10
Factores de riesgo HPTS HPTS HPTS HPTS HPTS HPTS, estatinas
Tipo de rotura Parcial Total Total Total Total Total
Lateralidad de la rotura Unilateral Unilateral Unilateral Unilateral Bilateral Bilateral
Tendones afectados Cuádriceps Cuadriceps Rotuliano Cuádriceps Cuádriceps Cuádriceps (I) y rotuliano (D)
PTH (pg/ml) 541 1.000 1.400 730 1.187 950
Calcio (mg/dl) 11,6 12,4 10,4 12,1 10 10,2
Fósforo (mg/dl) 6,3 5,9 6,1 5,7 6,4 7,4
CaxP 73,08 73,16 63,44 68,97 64 75,48
Fosfatasa alcalina (UI/l) 360 679 1.000 115 713 243

D: derecho; H: hombre; HD: hemodiálisis; HPTS: hiperparatiroidismo secundario; I: izquierdo; IRC: insuficiencia renal crónica; M: mujer.

En cuanto al tratamiento de las RTE todas fueron reparadas quirúrgicamente, de forma urgente inmediata o diferida en los primeros 5 días tras la rotura. En los 5 casos en los que se produjo una rotura por desinserción del tendón respecto a la rótula se realizó una reinserción mediante suturas no reabsorbibles a través de túneles transóseos en la patela. En los 3 casos en los que la rotura fue a través del cuerpo tendinoso se realizó una sutura terminoterminal con material irreabsorbible. En el postoperatorio la rodilla fue inmovilizada durante 8 semanas con un yeso, y después se comenzó la rehabilitación hasta los 6 meses después de la cirugía.

Respecto al HPTS todos los pacientes (n = 6) presentaron dolores óseos, y el 16,6% (n = 1) prurito refractario al tratamiento. Los valores analíticos medios fueron: PTH 968 ± 308,2 pg/ml, CaxP 69,6 ± 17,6 y fosfatasa alcalina 518,3 ± 334,4 UI/l. En todos los pacientes se realizó una paratiroidectomía subtotal, habiendo transcurrido un tiempo medio desde la RTE hasta la paratiroidectomía de 3,6 ± 1,7 meses.

Después de un seguimiento medio de 12,5 ± 5,4 años no se han evidenciado recidivas de las RTE ni del HPTS. Además el 66,7% (n = 4) de los pacientes recibió un trasplante renal (tabla 2).

Tabla 2 Seguimiento de la enfermedad renal 

Caso 1 Caso 2 Caso 3 Caso 4 Caso 5 Caso 6
Seguimiento (años) 17 16 16 7 14 3
Trasplante renal No Sí, el mismo año de la RTE Sí, al año de la RTE Sí, a los 2 años de la RTE Sí, a los 2 años de la RTE No
Rechazo del injerto No Crónico, a los 7 años del injerto. Hemodiálisis hasta el final del seguimiento No No Crónico, a los 12 años del injerto. Hemodiálisis hasta el final del seguimiento No
Exitus al final del seguimiento No No No No

El perfil clínico de pacientes con IRC y RTE corresponde a un varón joven (<55 años) en tratamiento con diálisis durante más de 5 años1-5. En la IRC terminal en tratamiento con diálisis se han propuesto varios factores que favorecerían la RTE, como son: la malnutrición, una diálisis insuficiente, la amiloidosis, la acidosis crónica y el HPTS, siendo este último el factor predisponente más importante3. Aunque el mecanismo etiopatogénico no se conoce con exactitud, se ha propuesto que tanto la reabsorción subperióstica, que produciría una debilidad de la unión osteotendinosa6,7, como la elastosis del tejido conectivo, secundaria a la acidosis crónica, podrían favorecer las RTE8.

En las RTE del aparato extensor de la rodilla la reparación quirúrgica debe realizarse de forma urgente, inmediata o diferida, en los primeros días tras la rotura, para así evitar problemas de fibrosis y retracción musculotendinosa. Para obtener un buen resultado funcional es fundamental una adecuada inmovilización y posterior rehabilitación durante 4-6 meses9.

Además del tratamiento de la RTE, es muy importante tratar los factores de riesgo para evitar la recidiva de la rotura tendinosa o la aparición de otra nueva. Por ello, el HPTS debe tratarse en todos estos pacientes, aunque con la introducción de los calcimiméticos ha disminuido espectacularmente la cirugía del HPTS; en pacientes con HPTS y RTE se recomienda la paratiroidectomía10.

En conclusión, las RTE en pacientes con IRC suelen producirse en los tendones del aparato extensor de la rodilla, en varones jóvenes con un tiempo medio en hemodiálisis de más de 9 años, siendo el principal factor de riesgo el HPTS. El tratamiento quirúrgico precoz y la rehabilitación de las RTE, así como el tratamiento quirúrgico del HPTS permiten una buena recuperación del paciente y evitan las recidivas de las RTE a largo plazo.

Bibliografía

1. Basic-Jukic N, Juric I, Racki S, Kes P. Spontaneous tendon ruptures in patients with end-stage renal disease. Kidney Blood Press Res. 2009;32:32-6. [ Links ]

2. Malta LM, Gameiro VS, Sampaio EA, Gouveia ME, Lugon JR. Quadriceps tendon rupture in maintenance haemodialysis patients: Results of surgical treatment and analysis of risk factors. Injury. 2014;45:1970-3. [ Links ]

3. Jones N, Kjellstrand CM. Spontaneous tendon ruptures in patients on chronic dialysis. Am J Kidney Dis. 1996;28: 861-6. [ Links ]

4. Shah MK. Simultaneous bilateral quadriceps tendon rupture in renal patients. Clin Nephrol. 2002;58:118-21. [ Links ]

5. Shiota E, Tsuchiya K, Yamaoka K, Kawano O. Spontaneous major tendon ruptures in patients receiving long-term hemodialysis. Clin Orthop Relat Res. 2002;394:236-42. [ Links ]

6. Bhole R, Flynn JC, Marbury TC. Quadriceps tendon ruptures in uremia. Clin Orthop Relat Res. 1985;195:200-6. [ Links ]

7. Ryuzaki M, Konishi K, Kasuga A, Kumagai H, Suzuki H, Abe S, et al. Spontaneous rupture of the quadriceps tendon in patients on maintenance hemodialysis-report of three cases with clinicopathological observations. Clin Nephrol. 1989;32:144-8. [ Links ]

8. Murphy KJ, McPhee I. Tears of major tendons in chronic acidosis with elastosis. J Bone Joint Surg Am. 1965;47:1253-8. [ Links ]

9. Saragaglia D, Pison A, Rubens-Duval B. Acute and old ruptures of the extensor apparatus of the knee in adults (excluding knee replacement). Orthop Traumatol Surg Res. 2013;99 1 Suppl:S67-76. [ Links ]

10. Torregrosa JV, Bover J, Cannata Andía J, Lorenzo V, de Francisco AL, Martínez I, et al. Recomendaciones de la Sociedad Española de Nefrología para el manejo de las alteraciones del metabolismo óseo-mineral en los pacientes con enfermedad renal crónica (S.E.N.-M.M.). Nefrología. 2011;31 Suppl 1:3-32. [ Links ]

Autor para correspondencia. Correo electrónico: arzrios@um.es (A. Ríos).

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons