SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.38 issue1Patent foramen ovale and anticardiolipin antibodies, a strange cause of bilateral kidney infarcion author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Nefrología (Madrid)

On-line version ISSN 1989-2284Print version ISSN 0211-6995

Nefrología (Madr.) vol.38 n.1 Cantabria Jan./Feb. 2018

http://dx.doi.org/10.1016/j.nefro.2017.03.015 

Cartas al Director

Obesidad y funcion renal .datos del estudio epidemiologico: Prevalencia de la enfermedad renal cronica en España. Estudio EPIRCE

Obesity and renal function. Data from the epidemiological study: Prevalence of chronic renal disease in Spain. EPIRCE Study

Alfonso Otero Gonzáleza  , A.L.M. de Franciscob  , P. Gayosoc  , F. Garcia Lópezd 

a Servicio de Nefrología, Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, Ourense, España

b Servicio de Nefrología, Hospital Marqués de Valdecilla, Santander, Cantabria, España

c Centro de Salud Oroso-XXI de Santiago, Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, La Coruña, España

d Instituto de Salud Carlos III, Centro Nacional de Epidemiología, Madrid, España

Sr. Director:

Con ocasión del Día Mundial del Riñón 2017 bajo el lema «Obesidad y enfermedad renal», quisiéramos aprovechar esta ocasión para mostrar los datos epidemiológicos del estudio sobre la epidemiología de la enfermedad renal crónica en España (EPIRCE)1.

La obesidad, como bien es conocido, es un problema de salud pública, y desde hace algunos años, diferentes estudios epidemiológicos han demostrado una clara relación entre la obesidad y el riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica (ERC)2 y la nefropatía asociada es consecuencia la hiperfiltración, la hipertrofia glomerular y el incremento de síntesis de sustancias vasoactivas, fibrogénicas y la dislipemia3.

El estudio EPIRCE es un estudio observacional de una cohorte seleccionada por muestreo aleatorizado polietápico en 42 puntos de muestreo (municipios) y estratificado por hábitat, edad y sexo; y se demostró su representatividad poblacional para el estado español (n: 2.746) La prevalencia de obesidad (IMC > 30 kg/m2) es del 26,1% y la odds ratio (OR) de desarrollo de la ERC fue de 3,5 (intervalo de confianza [IC] del 95%:2,0-6,0) mientras que la prevalencia de otro factor de riesgo cardiovascular como la hipertensión arterial (HTA) fue del 42% y la OR para el desarrollo de la ERC fue de 6,2 (IC 95%:4,0-9,6).

En la tabla 1 se observa como de forma significativa, la población obesa es más hipertensa, dislipémica con mayor índice de resistencia a la insulina y el mayor IMC se asocia con los factores de riesgo convencional (HTA, dislipemia, HOMA) y con «peor» función renal y mayor tasa de proteinuria (Alb/creatinina), pero estas alteraciones también se observan en la población «global» sean o no hipertensas.

Tabla 1 IMC y factores de riesgo cardiovascular 

Alb/Cr: albúmina/creatinina; CHDL: colesterol HDL; CLDL: colesterol LDL; Ct: colesterol total; EFG: filtrado glomerular estimado; Global: población general del estudio; HOMA: modelo homeostático; HTA: hipertensión arterial; NHTA: normotensos; TAD: tensión arterial diastólica; TAS: tensión arterial sistólica; Tg: triglicéridos

Test «t» de ANOVA.

Los mecanismos patogénicos de la nefropatía parecen ligados a la hiperfiltración glomerular y a cambios hemodinámicos, a la propia dislipemia y a una mayor activación del sistema renina angiotensina, a la hiperinsulinemia y a una mayor síntesis de leptina, estrógenos y TGF-ß14. El abordaje terapéutico esencialmente es la pérdida de peso, y la progresión de la nefropatía se reduce a través de la disminución de la presión arterial, la mejoría del perfil lipídico de la resistencia a la insulina, del descenso de leptina y SRAA4. Conviene resaltar que esta asociación de HTA, obesidad, dislipemia o proteinuria, no es un síndrome metabólico, síndrome muy cuestionado no solo por el propio Reaven5 sino también por la American Diabetes Association (ADA) y la European Association for the Study of Diabetes (EASD)6 ya que no se ha demostrado la existencia de un sustrato patogénico único que lo defina. Muchos autores coinciden en que la utilidad de utilizar el concepto de síndrome metabólico, es resaltar en la toma de decisiones clínicas la asociación de múltiples FRCV5. Por otra parte consideramos que la ERC, sí es el mayor FRCV7 y la existencia de un sustrato patogénico común que puede explicar la coexistencia de obesidad y ERC4.

Bibliografía

1. Otero A, de Francisco ALM, Gayoso P, Garcia F, EPIRCE Study Group. Prevalence of chronic renal disease in Spain: Results of the EPIRCE study. Nefrologia. 2010;30:78-86. [ Links ]

2. Fox CS, Larson MG, Leip EP, Culleton B, Wilson PW, Levy D. Predictors of new-onset kidney disease in a community based population. JAMA. 2004;291:844-50. [ Links ]

3. Praga M, Morales E. Obesity, proteinuria and progression of renal failure. Curr Opin Nephrol Hypertens. 2006;15:481-6. [ Links ]

4. Morales Ruiz E, Praga Terente M. Relación entre obesidad y desarrollo de insuficiencia renal. Hipertensión. 2008;25:61-9. [ Links ]

5. Reaven GM. The metabolic syndrome: Is this diagnosis necessary? Am J Clin Nutr. 2006;83:1237-47. [ Links ]

6. Kahn R, Buse J, Ferrannini E, Stern M. The metabolic syndrome: Time for a critical appraisal Joint Statement from the American Diabetes Association and the European Association for the Study of Diabetes. Diabetologia. 2005;48:1684-99. [ Links ]

7. Go AS, Chertow GM, Fan D, McCulloch CE, Hsu CY. Chronic kidney disease and the risks of death, cardiovascular events, and hospitalization. N Engl J Med. 2004;351;1296-305. [ Links ]

Autor para correspondencia. Correo electrónico: alfonso.otero.gonzalez@sergas.es (A. Otero González).

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons