SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.31 número2Efecto de la suplementación dietética con extractos de hierbaluisa en los marcadores de inflamación en suero de personas con esclerosis múltipleEl efecto de Saccharomyces boulardii en pacientes candidatos a trasplante hepático índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Nutrición Hospitalaria

versión On-line ISSN 1699-5198versión impresa ISSN 0212-1611

Nutr. Hosp. vol.31 no.2 Madrid feb. 2015

http://dx.doi.org/10.3305/nh.2015.31.2.7796 

ORIGINAL / Alimentos funcionales

 

Fructose intake: is there an association with uric acid levels in nondialysis-dependent chronic kidney disease patients?

La ingesta de fructosa: ¿Existe una asociación con los niveles de ácido úrico en pacientes con enfermedad renal crónica no dependiente de diálisis?

 

 

Fernanda Oliveira Vieira1, Viviane de Oliveira Leal2, Milena Barcza Stockler-Pinto3, Amanda de Faria Barros3, Natália Alvarenga Borges1, Julie Calixto Lobo4 and Denise Mafra1,3

1Medical Sciences Graduate Program, Federal University Fluminense (UFF), Niterói - RJ.
2State University of Rio de Janeiro (UERJ), Rio de Janeiro - RJ.
3Cardiovascular Sciences Graduate Program, Federal University Fluminense (UFF), Niterói - RJ.
4National Institute of Traumatology and Orthopaedics (INTO), Rio de Janeiro - RJ. Brazil.

 

 


ABSTRACT

Introduction: Fructose intake has increased dramatically in consequence of the consumption of fructose-based sweetened foods and beverages. Research suggests that high fructose intake has a strong association with uric acid (UA) levels and worse prognosis of chronic kidney disease (CKD).
Objective: The aim of this study was to investigate the influence of fructose intake on plasma UA levels in nondialysis-dependent CKD patients.
Methods: Fifty-two patients on stages 3-5 (64.2 ± 9.6 years, 24 men, glomerular filtration rate of 30.5 ± 10.3ml/ min) were divided into two groups: high fructose intake (>50g/d, n=29, 61.7 ± 9.3years) and low fructose intake (<50g/d, n=23, 65.8 ± 9.7years). Blood samples were collected to determine lipid profile and plasma levels of UA, inflammatory (interleukin-6 (IL-6), tumor necrosis factor-α (TNF-α), C-reactive protein (CRP)) and cardiovascular markers (monocyte chemotactic protein-1 (MCP-1), intercellular adhesion molecule-1 (ICAM-1) and vascular cell adhesion molecule-1 (VCAM-1)). The energy, protein and fructose intake was estimated using 3-day 24-hour food recall.
Results: High fructose intake was observed in 55.8% of patients and the mean UA levels were 7.7 ± 1.3 and 6.2 ± 1.6mg/dl in patients with high and low fructose intake, respectively (p<0.05). According to the regression analysis, fructose intake was the only variable able to affect the AU levels (ß=0.42, p=0.016) after adjustment for gender, BMI, energy and protein intake, cardiovascular markers and lipid profile.
Conclusions: These findings support a potential role for fructose in hyperuricemia in these patients.

Key words: Chronic kidney disease. Uric acid. Fructose. Inflammation. Cardiovascular disease.


RESUMEN

Introducción: El consumo de fructosa ha aumentado dramáticamente en consecuencia del consumo de alimentos y bebidas azucaradas a base de fructosa. Pesquisas sugieren que el alto consumo de fructosa tiene una fuerte asociación con niveles de ácido úrico (AU) y empeora el pronóstico de la enfermedad renal crónica (ERC).
Objetivo: El objetivo de este estudio fue investigar la influencia del consumo de fructosa en los niveles plasmáticos de ácido úrico en pacientes con ERC que no son dependiente de diálisis.
Métodos: Cincuenta y dos pacientes en fases 3-5 (64,2±9,6 años, 24 hombres, tasa de filtración glomerular de 30,5±10,3ml/min) se dividieron en dos grupos: alto consumo de fructosa (>50g/día, n=29, 61,7±9,3 años) y bajo consumo de fructosa (<50g/día, n=23, 65,8±9,7 años). Muestras de sangre fueron recogidas para determinación del perfil lipídico y niveles plasmáticos de AU, citocinas inflamatorias (interleucina-6 (IL-6), factor de necrosis tumoral-α (TNF-α), proteína C-reactiva (CRP)), y marcadores cardiovasculares (proteína quimiotáctica de monocitos-1 (MCP-1), molécula de adhesión inter-celular-1 (ICAM-1) y molécula de adhesión vascular-1 (VCAM-1)). El consumo de energía, proteína y fructosa fue estimulado utilizando 3 días de recordatorio alimentar de 24 horas.
Resultados: El alto consumo de fructosa fue observado en el 55,8% de los pacientes y los niveles medios de AU fueron 7,7±1,3 y 6,2±1,6mg/dl en pacientes con alto y bajo consumo de fructosa, respectivamente (p<0,05). De acuerdo con el análisis de regresión, el consumo de fructosa fue la única variable capaz de afectar los niveles de AU (b=0,42, p=0,016) después del ajuste para el género, composición corporal, energía y proteína, marcadores cardiovasculares y el perfil lipídico.
Conclusiones: Estos resultados apoyan un papel potencial de la fructosa ocasionando la hiperuricemia en estos pacientes.

Palabras clave: Enfermedad renal crónica. Ácido úrico. Fructosa. La inflamación. Las enfermedades cardiovasculares.


 

 

http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v31n2/31originalalimentosfuncionales02.pdf

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons