SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34 número5Atenuación de correlaciones y baja fiabilidad: ¿realmente importa? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Nutrición Hospitalaria

versión On-line ISSN 1699-5198versión impresa ISSN 0212-1611

Nutr. Hosp. vol.34 no.5 Madrid sep./oct. 2017

http://dx.doi.org/10.20960/nh.1416 

CARTA AL EDITOR

 

Importancia de diferenciar puntos de corte del IMC de acuerdo a la edad

Importance of differentiating cutoff points from BMI according to age

 

 

Sr. Editor:

En relación con el artículo "Diferencias entre la prevalencia de obesidad y exceso de peso estimadas con datos declarados o por medición directa en adultos de la Comunidad Valenciana" (1), es importante discutir sobre la clasificación del índice de masa corporal (IMC) en diferentes grupos etarios.

El IMC es un indicador de la relación entre el peso y la talla. Se utiliza frecuentemente para identificar el estado nutricional de un individuo, el cual depende de la edad y/o sexo (2).

La OMS recomienda clasificar el estado nutricional en adolescentes menores de 19 años de acuerdo al z-score del IMC para la edad. Así, tenemos que para los niños y adolescentes de cinco a 19 años, < -2,00 DE se considera desnutrido agudo; entre -2,00 y +0,99 (DE) se considera estado nutricional adecuado; de 1,00 a 1,99, sobrepeso; y ≥ 2,00 DE, obesidad (2). También existe la clasificación usada por Cole, que ajusta su patrón de referencia en niños y adolescentes de dos a 17 años con las mismas categorías de z-score de IMC antes mencionadas. Estos puntos de corte son diferentes a los usados en adultos. Los niños están en crecimiento y el IMC debe ajustarse de acuerdo a la edad y sexo; de lo contrario, podrían obtenerse resultados sesgados (3).

En adultos mayores, la determinación del IMC es importante porque los cambios de peso, talla y a nivel fisiológico (aumento de la masa grasa y disminución de la magra) afectan su estado nutricional (4). En adultos mayores se ha encontrado que el riesgo de morir es menor entre aquellos IMC 23-28 (5) o 25-29 (6). Entonces, se establece como delgadez un IMC < 23,0; normal, 23,0-27,9; sobrepeso, > 28,0 a 31,9; y obesidad, ≥ 32,0 (5).

Los resultados obtenidos se comparan con estándares internacionales, que permiten compararlos con otros estudios (7).

En conclusión, se recomienda utilizar diferentes puntos de corte para cada grupo de edad con el fin de tener unas estimaciones no sesgadas.

 

Mery Cristy Núñez Sánchez y Rossy María Elena Reyes Huarcaya
Escuela de Nutrición y Dietética.
Facultad de Ciencias de la Salud.
Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC).
Lima, Perú (rossy.rh.08@gmail.com)

 

Bibliografía

1. Jiménez-Talamantes R, Rizk J, Quiles J. Diferencias entre la prevalencia de obesidad y exceso de peso estimadas con datos declarados o por medición directa en adultos de la Comunidad Valenciana. Nutr Hosp 2017;34(1):128-33.         [ Links ]

2. Organización Mundial de la Salud. Obesidad y sobrepeso. 2016. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/.         [ Links ]

3. Cole TJ, Bellizzi MC, Flegal KM, Dietz WH. Establishing a standard definition for child overweight and obesity worldwide: International survey. BMJ 2000;320:1240.         [ Links ]

4. Organización Panamericana de la Salud. Guía clínica para atención primaria a las personas adultas mayores. Módulo 5 - Valoración nutricional del adulto mayor. 2004. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/gericuba/introduccion.pdf.         [ Links ]

5. Babiarczyk B, Turbiarz A. Body mass index in elderly people - Do the reference ranges matter? Prog Health Sci 2012;1(2):58-65.         [ Links ]

6. Johnson M, Bales C. Is there a best body mass index for older adults? Moving closer to evidence-based recommendations regarding "overweight," health, and mortality. J Nutr Gerontol Geriatr 2014;33(1):1-9.         [ Links ]

7. E. Atalah S, Loaiza S, Taibo M. Estado nutricional en escolares chilenos según la referencia NCHS y OMS 2007. Nutr Hosp 2012;27(1):1-6.         [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons