SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.35 número3Hiperlipidemia durante la diabetes gestacional, complicaciones maternas y para la descendenciaModulación de microbiota intestinal, control de productos de nitrógeno e inflamación por pre/probióticos en la enfermedad renal crónica: una revisión sistemática índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Nutrición Hospitalaria

versión On-line ISSN 1699-5198versión impresa ISSN 0212-1611

Nutr. Hosp. vol.35 no.3 Madrid may./jun. 2018

http://dx.doi.org/10.20960/nh.1582 

Revisiones

Validez del perímetro del cuello como marcador de adiposidad en niños, adolescentes y adultos: una revisión sistemática

Validity of neck circumference as a marker of adiposity in children and adolescents, and in adults: a systematic review

María José Arias-Téllez1  2  , Borja Martínez-Téllez2  , Johana Soto-Sánchez3  , Guillermo Sánchez-Delgado2 

1Departamento de Nutrición. Facultad de Medicina. Universidad de Chile. Santiago, Chile

2Grupo de Investigación PROFITH "Promoting Fitness and Health through Physical Activity". Departamento de Educación Física y Deportiva. Facultad de Ciencias del Deporte. Universidad de Granada. Spain

3Departamento Disciplinario de Educación Física. Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Universidad de Playa Ancha. Valparaíso, Chile

Resumen

El objetivo de la presente revisión sistemática fue realizar una búsqueda acerca de la validez del perímetro de cuello como marcador de adiposidad en niños y adolescentes así como en población adulta. Se realizó una búsqueda sistemática de artículos publicados antes del 30 de junio de 2017, utilizando las bases de datos PubMed y Web of Science. Se buscaron estudios originales, en idioma español o inglés, que analizaran la asociación entre el perímetro del cuello y al menos un marcador de adiposidad. En PubMed se usaron las categorías MeSH (medical subject heading). El criterio de búsqueda utilizado fue: ("neck circumference" or "neck diameter") AND ("Body Composition"[Mesh] OR "Anthropometry"[Mesh]). Se repitió la búsqueda en Web of Science. Se identificó un total de 494 estudios, de los cuales 47 fueron finalmente seleccionados para esta revisión. El 66% de los estudios (16 en niños y adolescentes y 15 en adultos) solo especifican que existe relación entre perímetro del cuello e indicadores doblemente-indirectos tales como el índice de masa corporal, la circunferencia de cintura o ratio circunferencia cintura/cadera en niños y adultos. Además, se observó que el perímetro del cuello se asocia de forma directa con marcadores de adiposidad indirectos, medidos mediante métodos de referencia tales como la tomografía axial computarizada (TAC) o la absorciometría dual de rayos X (DXA) en adultos, mientras que no se encontraron estudios en niños. En conclusión, el perímetro del cuello se asocia a marcadores indirectos de masa grasa total y central en niños y adolescentes, mientras que en adultos el perímetro del cuello se asocia a parámetros de adiposidad medidos tanto con métodos indirectos como doblemente-indirectos. Se requieren nuevos estudios con métodos que analicen la asociación entre el perímetro del cuello y la composición corporal analizada mediante métodos de referencia, principalmente en niños y adolescentes.

Palabras clave: Diámetro de cuello; Validez. Obesidad; Masa grasa

Abstract

The objective of this systematic review was doing a search of the validity of neck perimeter as a marker of adiposity in children and adolescents as well as in adults. A systematic search for articles published before June 30, 2017 was conducted using the PubMed and Web of Science databases. Original studies, in Spanish or English, were searched to analyze the association between neck circumference and any other marker of adiposity. MeSH (Medical Subject Heading) categories were used in PubMed. The search criteria used were: (("neck circumference" or "neck diameter") AND ("Body Composition" [Mesh] OR "Anthropometry" [Mesh])). This search was repeated in Web of Science. We identified 494 studies, of which 47 were finally selected for this review. From the total, 66% of studies (16 in children and adolescents and 15 in adults) only specify that there is a relationship between neck circumference and body mass index or waist circumference, waist/hip circumference ratio in children and adults. We also observed that neck circumference was directly associated with adiposity markers indirectly measured by reference methods such as computed tomography (CT) or dual-energy x-ray absorptiometry (DXA) in adults. Conversely, no studies were found in children and adolescents. In conclusion, neck circumference is associated with doubly-indirect markers of total and central fat mass in children and adolescents, while in adults it is associated with adiposity parameters measured with indirect and doubly-indirect methods. Further studies including methods that address the association between neck circumference and body composition analyzed using reference methods are required, especially in children and adolescents.

Key words: Neck diameter; Validity. Obesity; Fat mass

INTRODUCCIÓN

La obesidad es un problema de salud pública 1 porque es uno de los factores de riesgo más importantes para desarrollar enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer 2. A la obesidad se le atribuyen más de cuatro millones de muertes al año 1. Datos del European Health Interview Surveys (Eurostat) indican que más de la mitad de la población europea tiene sobrepeso u obesidad 3.

El índice de masa corporal (IMC) es el marcador de adiposidad 4,5 más utilizado para categorizar a las personas en base a la relación de su estatura con el peso corporal en bajo-peso, normo-peso, sobrepeso y obesidad 6. Además del IMC, se están utilizando otros marcadores como la circunferencia de cintura, la circunferencia de cadera y el índice cintura/cadera para determinar el grado de adiposidad central y total. Más recientemente, se ha propuesto el perímetro de cuello como un marcador antropométrico sencillo que se asocia significativamente a marcadores convencionales relacionados con la adiposidad total y central tales como el IMC 7 o la circunferencia de cintura, respectivamente 8. Además, el perímetro de cuello también se asocia a factores de riesgo cardiovascular tales como triglicéridos, colesterol total, c-LDL 9, glucosa 10 y andrógenos en mujeres premenopáusicas con sobrepeso y obesidad 11.

Dentro de las ventajas comparativas que tiene el perímetro de cuello sobre otros marcadores de adiposidad, destaca que es fácil de medir, no cambia en el transcurso del día, no se ve influenciado por la distensión abdominal ocasionada por los alimentos ingeridos, no se altera con la inhalación o exhalación y es práctico, ya que puede medirse fácilmente incluso en invierno cuando las personas utilizan una mayor cantidad de prendas de vestir 12. Esto es especialmente útil sobre todo en aquellas personas que están estigmatizadas por su peso corporal, tienen fobia de pesarse, y en circunstancias en las que retirar la ropa para medir la circunferencia de cintura no es viable.

El objetivo de esta revisión es realizar una búsqueda sistematizada acerca de la validez del perímetro de cuello como marcador de adiposidad en niños y adolescentes, así como en adultos.

MÉTODOS

ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA

Se realizó una búsqueda sistemática de los artículos publicados con anterioridad al 30 de junio de 2017 en PubMed y Web of Science. Se buscaron estudios que analizaran la relación entre el perímetro de cuello y un indicador de adiposidad tanto en niños y adolescentes como en población adulta. Se optó por utilizar términos muy genéricos para intentar identificar todos los estudios que analicen perímetro de cuello y al menos un marcador de adiposidad. Por lo tanto, en PubMed se usaron los términos MeSH (Medical Subject Heading). El criterio de búsqueda utilizado fue: (("neck circumference" or "neck diameter") AND ("Body Composition"[Mesh] OR "Anthropometry"[Mesh])). Se repitió la misma estrategia de búsqueda y combinación de términos en Web of Science, aunque sin usar los términos MeSH, ya que esta opción no existe en dicho buscador.

CRITERIOS DE INCLUSIÓN

Los criterios de inclusión fueron: a) estudios originales, incluidos estudios clínicos; b) estar escrito en inglés o español; c) estudio realizado en humanos mayores de dos años de edad, sanos o con alguna patología; d) que incluyan medidas de perímetro de cuello y algún otro marcador de adiposidad (ver abajo), y que estas sean relacionadas entre sí (analizando su concurrencia o validez); y e) estar disponibles como texto completo desde los accesos de los que disponían los autores. Un investigador (MJAT) revisó en detalle si los artículos cumplían los criterios de inclusión establecidos en dos fases: a) lectura de título y resumen; y b) lectura de texto completo de los artículos incluidos en la fase anterior.

Marcadores de adiposidad

En esta revisión se consideraron dos niveles de marcadores de adiposidad: a) aquellos medidos mediante métodos indirectos o de referencia tales como la resonancia magnética nuclear, la tomografía axial computarizada (TAC), la absorciometría dual de rayos X (DXA), o la pletismografía; y b) aquellos medidos con métodos doblemente-indirectos tales como la bioimpedanciometría (BIA, deriva de la medición de agua corporal total), antropometría bicompartimental (comprende mediciones para el cálculo de densidad corporal, las cuales provienen de regresiones lineales en base al método de peso hidrostático), y marcadores como el peso, el IMC, la circunferencia de cintura o el índice cintura/cadera. Se considera validez de criterio a lo estudiado en aquellos estudios que analizan la asociación entre perímetro de cuello y un marcador de adiposidad medido mediante un método de referencia mientras que se considera un estudio que analiza la validez concurrente cuando el método utilizado para determinar la adiposidad es un método doblemente-indirecto.

RESULTADOS

Se identificaron un total de 551 estudios, de los cuales el 10% (n = 57) estaban duplicados en PubMed y Web of Science. En una primera fase de lectura de título y resumen se eliminaron un total de 423 artículos. Finalmente, se seleccionaron un total de 47 estudios. La Figura 1 muestra el diagrama de búsqueda de la literatura y proceso de selección de artículos.

Figura 1. Diagrama de búsqueda de literatura y proceso de selección de artículos. 

Las tablas I y II resumen la totalidad de artículos seleccionados en niños y adolescentes, así como en adultos, respectivamente. De los estudios incluidos en esta revisión, un 38% incluyeron niños o adolescentes (cuatro estudios en niños, diez en adolescentes y cuatro en ambos grupos de edad) (Tabla I), mientras que el 62% (n = 29) se realizó en población adulta o adulta mayor (Tabla II). Los protocolos de medición de perímetro de cuello varían entre estudios. El 51% de los estudios reportan el uso de una cinta métrica plástica no distensible, mientras que el 49% no lo específica. En niños y adolescentes, la medición del perímetro del cuello que predominó fue aquella realizada en la porción más prominente del cuello (23,4%, n = 11), mientras que un 12,8% (n = 6) la realizó en el punto medio o sobre o bajo la prominencia laríngea y un 2,1% (n = 1) no especificó la metodología utilizada.

En la población adulta, el 21,3% (n = 10) de los estudios miden el perímetro de cuello en el punto medio del cuello, un 36,2% (n = 17) lo miden sobre o bajo la prominencia laríngea (cartílago cricotiroideo), mientras que solo el 2,1% (n = 1) de estudios realizó esta medición en la circunferencia mínima y 2,1% (n = 1) no reportó la forma de medición.

Con respecto a los puntos de corte de perímetro de cuello para diagnosticar sobrepeso y obesidad, Ben-Noun y cols. 13 fueron los primeros en establecer puntos de corte para identificar sobrepeso (37 y 34 cm en hombres y mujeres respectivamente) y obesidad (39,5 y 36,5 cm en hombres y mujeres adultos respectivamente). Posteriormente, se han propuesto puntos de corte similares 14,15,16, aunque con ligeras modificaciones en el punto anatómico de medición. En el caso de la población pediátrica, el punto de corte del perímetro de cuello asociado a sobrepeso u obesidad depende de la edad y del grado de maduración sexual, pudiendo fluctuar entre 28 y 38 cm en niños y de 27 a 34,5 en niñas 17,18,19,20,21. Más recientemente, Castro-Piñeiro y cols. 22 han propuesto puntos de corte de perímetro de cuello para niños y niñas de 6 a 18 años asociado a sobrepeso u obesidad así como asociado a circunferencia de cintura de riesgo (Tabla I). Todos los estudios incluidos en esta revisión mostraron relaciones estadísticamente significativas entre perímetro de cuello y los marcadores de adiposidad total y central, así como con otros marcadores de composición corporal tales como masa libre de grasa, o el índice de masa grasa tanto en niños (Tabla I) como en adultos (Tabla II).

Tabla I. Estudios que analizan la asociación entre perímetro de cuello y marcadores de adiposidad en niños 

Protocolo de medición: CMplas: cinta métrica plástica; CMmet: cinta métrica metálica; PMcue: punto medio del cuello; CMcue: circunferencia mínima del cuello: Promcue: porción más prominente del cuello; SCtir: sobre cartílago tiroideo; BCtir: bajo cartílago tiroideo; NR: no reporta. Método/indicador de adiposidad: IMC: índice masa corporal; Cc: circunferencia de cintura; Ccad: circunferencia de cadera; IC/cad: índice cintura/cadera; TAC: tomografía axial computarizada; BIA: bioimpedanciometría; DXA: absorciometría dual de rayos X.

Tabla II. Estudios que analizan la asociación entre perímetro de cuello y marcadores de adiposidad en adultos 

Protocolo de medición: CMplas: cinta métrica plástica; CMmet: cinta métrica metálico; PMcue: punto medio del cuello: CMcue: circunferencia mínima del cuello; Promcue: porción más prominente del cuello; SCtir: sobre cartílago tiroideo; BCtir: bajo cartílago tiroideo: NR: no reporta. Método/indicador de adiposidad IMC: índice masa corporal; Cc: Circunferencia de cintura; Ccad: circunferencia de cadera; RC/cad: índice cintura/cadera; TAC: tomografía axial computarizada; BIA: bioimpedanciometría; DXA: absorciometría dual de rayos X.

VALIDEZ DE CRITERIO: ASOCIACIÓN DEL PERÍMETRO DE CUELLO CON MARCADORES DE ADIPOSIDAD DETERMINADOS CON MÉTODOS INDIRECTOS O DE REFERENCIA

Niños y adolescentes

No se encontraron estudios que analicen la asociación del perímetro de cuello con un marcador de composición corporal determinado mediante métodos de referencia, por lo que no se puede establecer la validez de criterio del perímetro del cuello en esta población.

Adultos

Un total de cinco estudios mostraron asociación del perímetro de cuello con masa grasa de cuerpo completo determinada mediante TAC en participantes de ambos sexos de nacionalidad estadounidense (n = 3) 23,24,25, china (n = 1) 26 e inglesa (n = 1) 27 (Tabla II). En los cinco estudios, esta técnica permitió estimar la cantidad de tejido adiposo visceral, que también se asoció de forma positiva y significativa con el perímetro de cuello en la totalidad de los casos.

Además, tres de los estudios 24,25,26 encontraron relación directa y significativa entre perímetro de cuello y tejido adiposo subcutáneo y uno de ellos 25 incluye la medición de los compartimientos del tejido adiposo del cuello subdividido en subcutáneo (ubicado entre la piel y la fascia cervical profunda), posterior (entre esternocleidomastoideo, escaleno y trapecio) y perivertebral (entre los músculos que rodean las cervicales).

Dos artículos realizaron el análisis de composición corporal mediante DXA, calculando la cantidad de grasa corporal total y abdominal en ambos casos. La población estudiada fue estadounidense 28 y canadiense 29 y los resultados muestran una asociación directa y significativa con el perímetro de cuello (Tabla II).

VALIDEZ CONCURRENTE: ASOCIACIÓN DEL PERÍMETRO DE CUELLO CON MARCADORES DE ADIPOSIDAD DETERMINADOS CON MÉTODOS DOBLEMENTE-INDIRECTOS

Niños y adolescentes

Se identificaron tres estudios que analizaron la asociación entre perímetro de cuello y marcadores de adiposidad mediante bioimpedanciometría 30,31,32 (Tabla I). La población estudiada (estadounidense, europea y brasileña) incluyó a niños y/o adolescentes de ambos sexos, mayores de cuatro años. Es importante destacar que la raza fue una variable considerada en uno 30) de los tres estudios. Finalmente, en este grupo de edad, un 34% (n = 16) de los 47 estudios seleccionados en esta revisión muestran asociación directa y significativa entre perímetro de cuello con IMC, circunferencia de cintura y/o índice cintura/cadera, independiente del sexo y la edad. Además, Castro-Piñeiro y cols. 22 mostraron una asociación positiva entre el perímetro del cuello e IMC, circunferencia de cintura, la ratio circunferencia de cintura y altura, porcentaje de masa grasa estimado mediante pliegues cutáneos e índice de masa grasa estimado también mediante pliegues cutáneos en niños y adolescentes españoles (Tabla I). Este estudio aporta puntos de corte de perímetro de cuello asociado a IMC y circunferencia de cintura para niños y niñas de 6 a 18 años que oscilan entre 25 y 37 cm.

Adultos

Se identificaron siete estudios que mostraban una asociación directa del perímetro de cuello con el porcentaje de masa grasa total, medido con bioimpedanciometría 7,16,33,34,35,36,37. El 42% (n = 3) de los estudios realizaron el análisis en población japonesa (dos de ellos incluyendo solo a mujeres postmenopáusicas) 35,37 y el 58% restante, en población búlgara (n = 1) 16, coreana (n = 1) 36, brasileña (n = 1) 33 y puertorriqueña (n = 1) 7. En relación a la asociación de perímetro de cuello solo con marcadores convencionales tales como el IMC, circunferencia de cintura y/o índice cintura/cadera, un 32% (n = 15) 8,10,13,14,15,38,39,40,41,42,43,44,45,46,47 de los estudios incluidos en esta revisión establece relación directa en ambos sexos y todos los grupos de edad.

DISCUSIÓN

Los resultados de la presente revisión sistemática muestran que el perímetro del cuello se asocia de forma directa con marcadores de adiposidad medidos mediante métodos de referencia tales como el TAC o el DXA en adultos, sin embargo, no se encontraron estudios en niños. Además, el perímetro del cuello se asocia consistentemente en todos los estudios con marcadores de adiposidad total y central tales como el IMC, perímetro de cintura e índice cintura/cadera tanto en población adulta como en niños. El perímetro de cuello es un método sencillo, inocuo, rápido, de bajo coste y no influenciable por el ayuno-saciedad, vestimenta, temperatura ambiente o limitaciones socioculturales. Además, la existencia de puntos de corte para el diagnóstico de sobrepeso y obesidad apunta a una gran utilidad de este marcador tanto en investigación como en clínica. Sin embargo, el reducido número de estudios de validación frente a métodos de referencia "gold standard" en adultos, y la ausencia de estudios con métodos de referencia "gold standard" en niños y adolescentes ponen de manifiesto la necesidad de realizar nuevos estudios que confirmen la validez de criterio del perímetro de cuello como indicador de adiposidad total, central y visceral.

En el caso de la población infantil, no se encontraron estudios que analicen la relación entre el perímetro de cuello y otros indicadores de adiposidad en base a métodos considerados de referencia; sin embargo, todos los resultados obtenidos en base a la asociación de esta medición antropométrica con marcadores convencionales son positivos y estadísticamente significativos. En relación a los estudios que utilizaron bioimpedancia en población infantil 30,31,32, el perímetro de cuello fue correlacionado con el porcentaje de masa grasa en niños estadounidenses, europeos y brasileños. Cabe destacar que un hallazgo novedoso es encontrado en 76 adolescentes obesos estadounidenses de 13 años 30, en los cuales se observó que, en etnias no caucásicas, la relación entre perímetro de cuello y porcentaje de masa grasa es más fuerte (p < 0,05), resultado que hasta la fecha no ha sido reportado en población adulta.

El crecimiento del cuello durante la etapa escolar podría estar influenciando directamente el punto anatómico de medición más utilizado en la mayoría de los estudios que trabajaron con este grupo de edad. El 56% de los estudios identificados midieron el cuello en la porción más prominente. Por otro lado, es posible que el perímetro de cuello pueda ser una medición muy útil desde los primeros años de vida. De hecho, un estudio en una cohorte de 98 niños brasileros concluyó que un mayor perímetro de cuello a los cinco años de edad estaría directamente vinculado a una mayor ganancia de peso hasta los dos años de edad 48. Estos resultados indican que el perímetro del cuello se puede utilizar como un marcador predictor de sobrepeso y obesidad. Aunque hacen faltan más estudios para confirmar esta hipótesis.

Todos los estudios que analizaron la validez de criterio en adultos y adultos mayores reportaron asociación positiva entre perímetro de cuello y adiposidad total, abdominal, visceral o subcutánea. El primer estudio que utilizó la técnica TAC para estudiar la asociación entre perímetro de cuello y masa grasa visceral fue realizado por Yang y cols. 27 en 18 obesos no diabéticos ingleses de entre 22 y 66 años de edad. Los estudios realizados por Preis y cols. 23, Li y cols. 26, Rosenquist y cols. 24 y Torriani y cols. 25 refuerzan los mismos resultados. Torriani y cols. 25, en una muestra de 303 sujetos de ambos sexos, examinaron además la relación entre el perímetro y la masa grasa posterior, subcutánea y perivertebral del cuello, describiendo que el perímetro de cuello aumentaría en un 30% (mujeres) y 24% (hombres) al comparar los grupos normopeso vs. obesos, y que los compartimentos adiposos del cuello se expandirían de diferente manera al incrementarse el IMC. Además, mostraron que el tejido adiposo perivertebral tendría una menor capacidad de almacenamiento de masa grasa, lo cual repercutiría en los depósitos de los compartimientos posterior y subcutáneo, que estarían relacionados con factores de riesgo cardiovascular en el grupo de mujeres (p < 0,001). Además, los dos estudios que realizaron el análisis de composición corporal mediante DXA también encontraron asociación positiva con perímetro de cuello. Cizza y cols. 28, en una muestra de 120 estadounidenses de entre 18 y 50 años, mostraron que el perímetro de cuello se relaciona con el porcentaje de grasa abdominal total, visceral y subcutánea. Resultados similares se describen en el estudio de Ravensbergen y cols. 29, el mismo año, en 27 participantes canadienses de 40 años, en los cuales se encontró correlación entre perímetro de cuello y porcentaje de grasa corporal total y abdominal (r = 0,6, p = 0,003 y r = 0,63, p = 0,002, respectivamente). En relación a los estudios que utilizan métodos de composición corporal indirectos, estos se caracterizaron por considerar diversidad de raza, edad e incluir población saludable. La excepción a la regla con respecto al tipo de condición fisiopatológica de población investigada fue publicada el año 2010 por Yang y cols. 14 en 3.182 diabéticos chinos de entre 20 y 80 años, con resultados similares de relación de perímetro de cuello con IMC y circunferencia de cintura a los hallazgos anteriormente mencionados.

Por último, la ausencia de estudios que ajusten el análisis por posibles variables confusoras tales como el sexo, la edad y el porcentaje de adiposidad total, junto con el hecho de que Da Silva y cols. 49 encontraron, en un reciente estudio en 388 brasileros de entre diez y 19 años, que la asociación entre perímetro de cuello e IMC podría ser independiente de masa magra, sugieren que las futuras líneas de investigación deberían analizar la relación de este indicador también con masa magra, en diferentes edades, etnias, condiciones fisiológicas y/o patológicas.

CONCLUSIONES

El perímetro de cuello se asocia a marcadores doblemente-indirectos de masa grasa total y central en niños y adolescentes. En adultos, no hay duda de que el perímetro del cuello es un marcador válido para medir adiposidad total y central. Se requieren más estudios que analicen la asociación entre el perímetro del cuello y la adiposidad analizada mediante métodos de referencia en niños y adolescentes. También es necesario analizar si el perímetro del cuello se asocia a otros parámetros de composición corporal tales como la masa magra tanto en niños y adolescentes como en adultos.

AGRADECIMIENTOS

El estudio contó con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad, Fondo de Investigación Sanitaria del Instituto de Salud Carlos III (PI13/01393), Fondos Estructurales de la Unión Europea (FEDER), del Ministerio de Educación (FPU 13/04365), de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), de las redes temáticas de investigación cooperativa RETIC (Red SAMID RD16/ 0022), de la Fundación Astra Zeneca para la salud, la Fundación Iberoamericana de Nutrición y de la Universidad de Granada, Plan Propio de Investigación 2016 Excelencia; Unidad de Excelencia en Ejercicio y Salud (UCEES) y de la Fundación Carolina. Este estudio forma parte de una tesis doctoral del programa de Biomedicina de la Universidad de Granada. Agradecemos al Profesor Jonatan R. Ruiz sus aportaciones a este documento.

BIBLIOGRAFÍA

1. GBD 2015 Obesity Collaborators, Afshin A, Forouzanfar MH, Reitsma MB, Sur P, Estep K, et al. Health effects of overweight and obesity in 195 countries over 25 years. N Engl J Med 2017;377(1):13-27. [ Links ]

2. Guh D, Zhang W, Bansback N, Amarsi Z, Birmingham C, Anis A. The incidence of co-morbidities related to obesity and overweight: a systematic review and meta-analysis. BMC Public Health 2009;9:88. [ Links ]

3. Eurostat. Yearbook Eurostat Regional. Citado 18 sept 2017. Disponible en: http://ec.europa.eu/eurostat/documents/3217494/8222062/KS-HA-17-001-EN-N.pdf/eaebe7fa-0c80-45af-ab41-0f806c433763Links ]

4. Malina R, Katzmarzyk P. Validity of the body mass index as an indicator of the risk and presence of overweight in adolescents. Am J Clin Nutr 1999;70(1 Part 2):131s-6s. [ Links ]

5. Okorodudu D, Jumean M, Montori V, Romero-Corral A, Somers V, Erwin P, et al. Diagnostic performance of body mass index to identify obesity as defined by body adiposity: a systematic review and meta-analysis. Int J Obes (2005) 2010;34(5):791-9. [ Links ]

6. World Health Organization. Physical status: the use and interpretation of anthropometry. Report of WHO expert committee. World Health Organ Tech Rep 1995;854:1-452. [ Links ]

7. Joshipura K, Muñoz-Torres F, Vergara J, Palacios C, Pérez C. Neck circumference may be a better alternative to standard anthropometric measures. J Diabetes Res 2016;2016:6058916. [ Links ]

8. Limpawattana P, Manjavong M, Sopapong R. Can neck circumference predict metabolic syndrome? An experience from a university community. Endocr Pract 2016;22(1):8-15. [ Links ]

9. Ben-Noun L, Laor A. Relationship of neck circumference to cardiovascular risk factors. Obes Res 2003;11(2):226-31. [ Links ]

10. Ben-Noun L, Laor A. Relationship between changes in neck circumference and cardiovascular risk factors. Exp Clin Cardiol 2006;11(1):14-20. [ Links ]

11. Dixon J, O'Brien P. Neck circumference a good predictor of raised insulin and free androgen index in obese premenopausal women: changes with weight loss. Clin Endocrinol (Oxf) 2002;57(6):769-78. [ Links ]

12. Kurtoglu S, Hatipoglu N, Mazicioglu M, Kondolot M. Neck circumference as a novel parameter to determine metabolic risk factors in obese children. Eur J Clin Invest 2012;42(6):623-30. [ Links ]

13. Ben-Noun L, Sohar E, Laor A. Neck circumference as a simple screening measure for identifying overweight and obese patients. Obes Res 2001;9(8):470-7. [ Links ]

14. Yang G, Yuan S, Fu HJ, Wan G, Zhu L, Bu X, et al. Neck circumference positively related with central obesity, overweight, and metabolic syndrome in Chinese subjects with type 2 diabetes: Beijing Community Diabetes Study 4. Diabetes Care 2010;33(11):2465-7. [ Links ]

15. Saka M, Turker P, Ercan A, Kiziltan G, Bas M. Is neck circumference measurement an indicator for abdominal obesity? A pilot study on Turkish Adults. Afr Health Sci 2014;14(3):570-5. [ Links ]

16. Assyov Y, Gateva A, Tsakova A, Kamenov Z. A comparison of the clinical usefulness of neck circumference and waist circumference in individuals with severe obesity. Endocr Res 2017;42(1):6-14. [ Links ]

17. Hatipoglu N, Mazicioglu M, Kurtoglu S, Kendirci M. Neck circumference: an additional tool of screening overweight and obesity in childhood. Eur J Pediatr 2010;169(6):733-9. [ Links ]

18. Nafiu O, Burke C, Lee J, Voepel-Lewis T, Malviya S, Tremper K. Neck circumference as a screening measure for identifying children with high body mass index. Pediatrics 2010;126(2):e306-10. [ Links ]

19. Mazicioglu M, Kurtoglu S, Ozturk A, Hatipoglu N, Cicek B, Ustunbas H. Percentiles and mean values for neck circumference in Turkish children aged 6-18 years. Acta Paediatr 2010;99(12):1847-53. [ Links ]

20. Lou D, Yin F, Wang R, Ma C, Liu X, Lu Q. Neck circumference is an accurate and simple index for evaluating overweight and obesity in Han children. Ann Hum Biol 2012;39(2):161-5. [ Links ]

21. Kondolot M, Horoz D, Poyrazoglu S, Borlu A, Ozturk A, Kurtoglu S, et al. Neck circumference to assess obesity in preschool children. J Clin Res Pediatr Endocrinol 2017;9(1):17-23. [ Links ]

22. Castro-Pinero J, Delgado-Alfonso A, Gracia-Marco L, Gómez-Martínez S, Esteban-Cornejo I, Veiga OL, et al. Neck circumference and clustered cardiovascular risk factors in children and adolescents: cross-sectional study. BMJ Open 2017;7(9):e016048. [ Links ]

23. Preis S, Massaro J, Hoffmann U, D'Agostino R, Levy D, Robins S, et al. Neck circumference as a novel measure of cardiometabolic risk: the Framingham Heart study. J Clin Endocrinol Metab 2010;95(8):3701-10. [ Links ]

24. Rosenquist K, Therkelsen K, Massaro J, Hoffmann U, Fox C. Development and reproducibility of a computed tomography-based measurement for upper body subcutaneous neck fat. J Am Heart Assoc 2014;3(6):e000979. [ Links ]

25. Torriani M, Gill C, Daley S, Oliveira A, Azevedo D, Bredella M. Compartmental neck fat accumulation and its relation to cardiovascular risk and metabolic syndrome. Am J Clin Nutr 2014;100(5):1244-51. [ Links ]

26. Li H, Zhang F, Zhao D, Xin Z, Guo S, Wang S, et al. Neck circumference as a measure of neck fat and abdominal visceral fat in Chinese adults. BMC Public Health 2014;14:311. [ Links ]

27. Yang L, Samarasinghe Y, Kane P, Amiel S, Aylwin S. Visceral adiposity is closely correlated with neck circumference and represents a significant indicator of insulin resistance in WHO grade III obesity. Clin Endocrinol (Oxf) 2010;73(2):197-200. [ Links ]

28. Cizza G, De Jonge L, Piaggi P, Mattingly M, Zhao X, Lucassen E, et al. Neck circumference is a predictor of metabolic syndrome and obstructive sleep apnea in short-sleeping obese men and women. Metab Syndr Relat Disord 2014;12(4):231-41. [ Links ]

29. Ravensbergen H, Lear S, Claydon V. Waist circumference is the best index for obesity-related cardiovascular disease risk in individuals with spinal cord injury. J Neurotrauma 2014;31(3):292-300. [ Links ]

30. Phan T, Maresca M, Hossain J, Datto G. Does body mass index accurately reflect body fat? A comparison of anthropometric measures in the longitudinal assessment of fat mass. Clin Pediatr (Phila) 2012;51(7):671-7 [ Links ]

31. Bammann K, Huybrechts I, Vicente-Rodríguez G, Easton C, De Vriendt T, Marild S, et al. Validation of anthropometry and foot-to-foot bioelectrical resistance against a three-component model to assess total body fat in children: the IDEFICS study. Int J Obes (2005) 2013;37(4):520-6. [ Links ]

32. Coutinho C, Longui C, Monte O, Conde W, Kochi C. Measurement of neck circumference and its correlation with body composition in a sample of students in Sao Paulo, Brazil. Horm Res Paediatr 2014;82(3):179-86. [ Links ]

33. Fett C, Fett W, Fabbro A, Marchini J. Dietary re-education, exercise program, performance and body indexes associated with risk factors in overweight/obese women. J Int Soc Sport Nutr 2005;2:9. [ Links ]

34. Kawaguchi Y, Fukumoto S, Inaba M, Koyama H, Shoji T, Shoji S, et al. Different impacts of neck circumference and visceral obesity on the severity of obstructive sleep apnea syndrome. Obesity (Silver Spring) 2011;19(2):276-82. [ Links ]

35. Aoi S, Miyake T, Harada T, Ishizaki F, Ikeda H, Nitta Y, et al. Neck circumference has possibility as a predictor for metabolic syndrome in postmenopausal women. Hiroshima J Med Sci 2014;63(4):27-32. [ Links ]

36. Cho N, Oh T, Kim K, Choi S, Lee J, Park K, et al. Neck circumference and incidence of diabetes mellitus over 10 years in the Korean Genome and Epidemiology Study (KoGES). Sci Rep 2015;5:18565. [ Links ]

37. Aoi S, Miyake T, Iida T, Ikeda H, Ishizaki F, Chikamura C, et al. Association of changes in neck circumference with cardiometabolic risk in postmenopausal healthy women. J Atheroscler Thromb 2016;23(6):728-36. [ Links ]

38. Ben-Noun L, Laor A. Relationship between changes in neck circumference and changes in blood pressure. Am J Hypertens 2004;17(5):409-14. [ Links ]

39. Davidson T, Patel M. Waist circumference and sleep disordered breathing. Laryngoscope 2008;118(2):339-47. [ Links ]

40. Onat A, Hergenc G, Yuksel H, Can G, Ayhan E, Kaya Z, et al. Neck circumference as a measure of central obesity: associations with metabolic syndrome and obstructive sleep apnea syndrome beyond waist circumference. Clin Nutr 2009;28(1):46-51. [ Links ]

41. Hingorjo M, Qureshi M, Mehdi A. Neck circumference as a useful marker of obesity: a comparison with body mass index and waist circumference. J Pak Med Assoc 2012;62(1):36-40. [ Links ]

42. Akin Y, Gulmez H, Bozkurt A, Nuhoglu B, Usta M. Usage of neck circumference as novel indicator of erectile dysfunction: a pilot study in Turkish population. Andrologia 2014;46(9):963-70. [ Links ]

43. Stabe C, Vasques A, Lima M, Tambascia M, Pareja J, Yamanaka A, et al. Neck circumference as a simple tool for identifying the metabolic syndrome and insulin resistance: results from the Brazilian Metabolic Syndrome Study. Clin Endocrinol (Oxf) 2013;78(6):874-81. [ Links ]

44. Yan Q, Sun D, Li X, Zheng Q, Li L, Gu C, et al. Neck circumference is a valuable tool for identifying metabolic syndrome and obesity in Chinese elder subjects: a community-based study. Diabetes Metab Res Rev 2014;30(1):69-76. [ Links ]

45. Ozkaya I, Tunckale A. Neck circumference positively related with central obesity and overweight in Turkish university students: a preliminary study. Centr Eur J Public Health 2016;24(2):91-4. [ Links ]

46. Baena C, Lotufo P, Fonseca M, Santos I, Goulart A, Bensenor I. Neck circumference is independently associated with cardiometabolic risk factors: cross-sectional analysis from ELSA-Brasil. Metab Syndr Relat Disord 2016;14(3):145-53. [ Links ]

47. Coelho H, Sampaio R, Goncalvez I, Aguiar S, Palmeira R, De Oliveira J, et al. Cutoffs and cardiovascular risk factors associated with neck circumference among community-dwelling elderly adults: a cross-sectional study. Sao Paulo Med J 2016;134(6):519-27. [ Links ]

48. Sacco M, De Castro N, Euclydes V, Souza J, Rondo P. Birth weight, rapid weight gain in infancy and markers of overweight and obesity in childhood. Eur J Clin Nutr 2013;67(11):1147-53. [ Links ]

49. Da Silva C de C, Zambon M, Vasques A, Rodrigues A, Camilo D, Antonio M, et al. Neck circumference as a new anthropometric indicator for prediction of insulin resistance and components of metabolic syndrome in adolescents: Brazilian Metabolic Syndrome Study. Rev Paul Pediatr 2014;32(2):221-9. [ Links ]

50. Guo X, Li Y, Sun G, Yang Y, Zheng L, Zhang X, et al. Prehypertension in children and adolescents: association with body weight and neck circumference. Intern Med 2012;51(1):23-7. [ Links ]

51. Nafiu O, Zepeda A, Curcio C, Prasad Y. Association of neck circumference and obesity status with elevated blood pressure in children. J Hum Hypertens 2014;28(4):263-8. [ Links ]

52. Katz S, Vaccani J, Clarke J, Hoey L, Colley R, Barrowman N. Creation of a reference dataset of neck sizes in children: standardizing a potential new tool for prediction of obesity-associated diseases? BMC Pediatr 2014; 14:159. [ Links ]

53. Ferretti R de L, Cintra I de P, Passos M, De Moraes Ferrari G, Fisberg M. Elevated neck circumference and associated factors in adolescents. BMC Public Health 2015;15:208. [ Links ]

54. Formisano A, Bammann K, Fraterman A, Hadjigeorgiou C, Herrmann D, Iacoviello L, et al. Efficacy of neck circumference to identify metabolic syndrome in 3-10 year-old European children: results from IDEFICS study. Nutr Metab Carbiovasc Dis 2016;26(6):510-6. [ Links ]

55. Kelishadi R, Djalalinia S, Motlagh M, Rahimi A, Bahreynian M, Arefirad T, et al. Association of neck circumference with general and abdominal obesity in children and adolescents: the weight disorders survey of the CASPIAN-IV study. BMJ Open 2016;6(9):10. [ Links ]

Recibido: 18 de Septiembre de 2017; Aprobado: 06 de Noviembre de 2017

Correspondencia: María José Arias-Tellez. Grupo de Investigación PROFITH. Departamento de Educación Física y Deportiva. Facultad de Ciencias del Deporte. Universidad de Granada. Camino de Alfacar, 21. 18071 Granada e-mail: nutri.arias@gmail.com

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons