SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número3 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Anales de Medicina Interna

versión impresa ISSN 0212-7199

An. Med. Interna (Madrid) v.19 n.3 Madrid mar. 2002

 

CARTAS AL DIRECTOR

Viagra y oftalmología

 

Sr. Director: 

El citrato de sildenafil (Viagra) tiene una indicación clara que es la disfunción eréctil (1,2) como inhibidor selectivo de la fosfodiesterasa 5 (FDE-5) presente en la musculatura vascular de los cuerpos cavernosos del pene, mantiene los efectos del óxido nítrico prolongando la erección (1,2). 

Mucho se sabe de los efectos secundarios sistémicos (cefaleas, infartos) (2) pero poco se ha publicado en la bibliografía oftalmológica. Recientemente hemos visto un caso que tiene interés oftalmológico: 

Paciente de 61 años con diabetes mellitus tipo 2 sin retinopatía y cardiopatía isquémica en tratamiento con beta-bloqueantes. Entre sus antecedentes oftalmológicos destaca el padecer retinosis pigmentaria no sindrómica con agudezas visuales máximas corregidas de 0,8 en ambos ojos. Utiliza viagra por prescripción urológica a una dosis de 50 mg. Refiere visión borrosa y en color azul brillante una hora después de la ingestión de 100 mg (el doble de la indicada por su médico) y que duró 4 horas. No se produjo erección. Pasado el efecto la agudeza visual se recuperó a 0.8 y la sensibilidad al contraste y el campo visual no se modificaron respecto a pruebas anteriores. 

El citrato de Sildenafil es una de las pastillas "milagro" aprobadas por la FDA (2) que actúa inhibiendo la FDE-5 en los cuerpos cavemosos, lo que produce un aumento del óxido nítrico y éste del GMPc que relaja la musculatura lisa aumentando el flujo sanguíneo y la erección durante horas. Este fármaco, en contra de lo que se pensaba, actúa sobre la retina (3) inhibiendo la FDE-6 esencialmente en los segmentos externos de los conos y bastones, lo que produce aumento de GMPc retiniano de forma prolongada dañando los fotoreceptores, por tanto viagra podría no estar indicada en los pacientes con retinitis pigmentosa sobre todo si tienen defectos en el gen de la fosfodiesterasa tipo 6 que produce retinitis pigmentosa. Al efecto tóxico sobre los fotoreceptores se podría sumar una congestión coroidea similar a la de los cuerpos cavernosos (1), con lo que se disminuiría el metabolismo de la porción externa de la retina acumulándose metabolitos que pueden incrementar la toxicidad. 

Es importante que se conozcan bien los efectos secundarios de este fármaco por tres motivos: a) es utilizado frecuentemente; b) son pacientes que por su edad y por patologías vasculares asociadas que se traducen a otras partes del organismo acuden a diferentes especialistas y c) generalmente se sobredosifican sobrepasando las dosis óptimas recomendadas, y así cuando la ingesta es de 100 mg se multiplica por cinco la toxicidad oftalmológica. 

Por tanto consideramos que viagra debe ser utilizado con reserva en los pacientes en tratamiento con nitratos y debe ser administrada con precaución en las retinopatías pigmentosas y en todos los pacientes con antecedentes de procesos hipotensivos ya que puede potenciar neuritis ópticas y otros fenómenos isquémicos neuro-oftalmológicos. 

V. M. Asensio Sánchez 

Servicio de Oftalmología. Hospital del Insalud. Medina del Campo (Valladolid). 

 

1. Goldstein I, Lue TF, Padma-Nathan H, Rosen RC, Steers WD, Wicker PA. Oral sildenafil in the treatment of erectile dysfunction: Sildenafil Study Group. N Engl J Med 1998; 338:1397-404. 

2. Center for Drug Evaluation and Research. Viagra (sildenafil). Joint Clinical Review for NDA-20-895. Washington, DC. Center for Drug Evaluation and Research, Food and Drug Administration; 1998. 

3. Vobig MA, Klotz T, Staak M, Bartz-Schmidt KV, Engelmann U, Walter P. Retinal side-effects of sildenafil. Lancet 1999; 353: 375.