SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 número11Neumonía por Mycoplasma pneumoniae: una rara causa de distrés respiratorio del adultoAnálisis de los pacientes con infección VIH que no han precisado modificaciones del primer tratamiento antirretroviral en un seguimiento mínimo de 24 meses índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Anales de Medicina Interna

versión impresa ISSN 0212-7199

An. Med. Interna (Madrid) vol.20 no.11  nov. 2003

 

Cartas al Director

Pacientes nonagenarios y consultas a urgencias: características diferenciales

Los servicios de urgencias hospitalarias (SUH) representan una importante puerta de entrada en los hospitales de agudos de las personas mayores, y con frecuencia son su primer contacto con los servicios médicos (1). El porcentaje de pacientes que precisa un ingreso hospitalario después de una consulta a los SUH es superior en los pacientes mayores que en los de menor edad (2). Secundariamente al ingreso hospitalario el anciano puede perder capacidad funcional e incluso la posibilidad de volver al domicilio habitual (3). Estas consecuencias negativas pueden ser más importantes en los pacientes nonagenarios (4,5).

Además, en los pacientes ancianos cualquier enfermedad que obligue a consultar a los SUH, también puede desencadenar una pérdida en la capacidad de realizar las actividades básicas de la vida diaria (6,7).

El objetivo de este estudio es valorar la frecuentación a los SUH durante un año, en un hospital universitario de tercer nivel, por parte de los pacientes nonagenarios.

Se valoraron durante el año 2001 todos los pacientes que consultaron a las distintas áreas (medicina, cirugía y traumatología) de los servicios de urgencias del hospital de Bellvitge y se analizaron las diferencias entre los pacientes mayores de 89 años y el resto.

El estudio se realizó de manera retrospectiva y se recogieron datos demográficos, género, tiempo medio de permanencia por paciente en urgencias, fallecimientos en urgencias, número de ingresos, así como número de revisitas a urgencias durante los tres primeros días después de la primera visita.

Para el estudio de los datos, se utilizó el programa informático Acces como base de datos y para el análisis estadístico los paquetes informáticos SPSS v8.0. Tras un primer análisis descriptivo, la significación estadística de las diferencias se valoró mediante la Chi al cuadrado para la comparación de proporciones en las variables cualitativas y la t de Student para las cuantitativas. Se consideró como nivel de significancia una p inferior de 0,05.

Se incluyeron en el estudio 112.971 pacientes, 48% eran mujeres y 52% varones con una edad media de 52 años. La media de pacientes/día fue de 309,5 (4,5 nonagenarios al día).

La tabla I muestra las características diferenciales de los pacientes nonagenarios respecto al resto de pacientes que consultaron al SUH del hospital de Bellvitge durante el año 2001. En este período de tiempo hubo 158 altas voluntarias y 253 fugas, aunque en ningún caso fue de un paciente mayor de 89 años. No existieron diferencias significativas respecto al porcentaje de consultas en las diversas áreas de los SUH (cirugía, traumatología, medicina) según los dos grupos de edad.

>

>


El grupo de pacientes estudiados, únicamente basándonos en el criterio de la edad estaría compuesto por ancianos frágiles. Estudios previos en nuestro ámbito, muestran no obstante que la mayoría de nonagenarios siguen viviendo en su domicilio, con un buen soporte familiar, existiendo un bajo porcentaje de institucionalización (4), incluso después de una importante pérdida funcional como la que puede ocurrir secundariamente a una fractura de fémur (8). En nuestro estudio en los pacientes nonagenarios que consultan a un SUH se confirma un predomino del sexo femenino, así como es mayor el porcentaje de nonagenarios que precisan ingreso hospitalario después de una consulta al SUH. También existen un mayor número de fallecimientos en urgencias y una estancia más prolongada en los SUH en los mayores de 89 años. Jiménez y cols. (9) aunque confirman estas tendencias, no encuentran diferencias significativas en el porcentaje de ingresos y en la mortalidad al analizar los pacientes nonagenarios en un SUH.

En los pacientes nonagenarios después de acudir a un SUH existe una leve pérdida en su capacidad funcional, que puede persistir a los tres meses (7). No obstante es de resaltar que el porcentaje de nueva institucionalización después de una consulta a SUH es ser bajo debido al amplio soporte familiar que suele presentar este grupo poblacional (7).

Los SUH deben adoptar medidas dirigidas a conseguir evitar dicha perdida funcional de los pacientes muy ancianos que ingresan en los mismos, dado que se trata de un número importante, y en aumento, de pacientes, que se pueden beneficiar de intervenciones especificas, por personal con conocimientos geriátricos (10).


F. Formiga, A. Vilader, A. Salazar1, R. Pujol

UFISS Geriatría-Servicio de Medicina Interna. 1Servicio de Urgencias. Hospital Universitari de Bellvitge. L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona

>

1.  Sanders AB, Morley JE. The older person and the emergency department. J Am Geriatr Soc 1993; 41: 880-2.

2.  Pallardo B, Santa P, Ribera JM. Importancia de la asistencia urgente en el paciente anciano. An Med Interna (Madrid) 2001; 18: 5-8.

3.  Creditor MC. Hazards of hospitalization of the elderly. Ann Intern Med 1993; 118: 219-23.

4.  Formiga F, López-Soto A, Sacanella E, Jacob X, Masanés F, Vidal M. Valoración de la capacidad funcional después de un ingreso hospitalario en pacientes nonagenarios. Med Clin (Barc) 2000; 115: 695-6.

5.  Patterson C, Crescenzi C, Steel K. Hospital use by extremely elderly (nonagenarians): a two year study. J Am Geriatr Soc 1984; 32: 350-52.

6.  Gutiérrez J, Varela C, Alonso M, Solano JJ. Deterioro funcional en actividades básicas de la vida diaria tras la consulta en un servicio de urgencias. An Med Interna (Madrid) 2000; 17: 238-42.

7.  Formiga F, A.Vidaller, A.Salazar, R.Pujol. Functional decline in nonagenarians after a visit to an emergency department. Am J Emerg Med 2003; 21: 509.

8.  Formiga F, López-Soto A, Sacanella E, Coscojuela A, Suso S, Pujol R. Mortality and morbidity in nonagenarian patients following hip fracture surgery. Gerontology 2003; 49: 41-5.

9.  Jiménez O, Conde A, Marchena J, Blázquez MA. Pacientes nonagenarios en un servicio de urgencias. Med Clin (Barc) 2001; 116: 557-8.

10.  McCusker J, Verdon J, Tousignant P, Poulin de Courval L, Dendukuri N, Belzie E. Rapid emergency department intervention for older people reduces risk of functional decline: results of a multicenter randomized trial. J Am Geriatr Soc 2001; 49: 1272-1281.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons