SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número6Esofagitis herpética asociada a esofagitis por Candida albicans en paciente inmunocompetente¿Existe permeabilidad completa de la vena previamente trombosada cuando finaliza el tratamiento anticoagulante en la trombosis venosa profunda idiopática? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Anales de Medicina Interna

versión impresa ISSN 0212-7199

An. Med. Interna (Madrid) vol.21 no.6  jun. 2004

 

Cartas al Director

Experiencia de carcinoma de tiroides en un hospital comarcal: estudio de 21 casos

Sr. Director:

El cáncer de tiroides es un tumor infrecuente, representa el 1% de todas las neoplasias. Sin embargo, es el tumor endocrino maligno más frecuente. El 90% son tumores bien diferenciados, siendo los más frecuentes el carcinoma papilar, el folicular y el de células de Hürthle. El resto, corresponden a carcinomas medulares, anaplásicos o linfomas (1).

Se han estudiado 21 pacientes diagnosticados en el servicio de medicina interna del hospital de Zumárraga en los últimos 9 años. De los 21 pacientes, 14 son mujeres y 7 varones, con edades comprendidas entre 17-71 años (42,7 ± 16,5 años). El motivo de la consulta fue la aparición de una tumoración en región cervical (75%) de 4,2 ± 4 meses de evolución. En el 95% de los pacientes existía bocio, siendo uninodular en el 60% y multinodulares en el 35%. Las adenopatías fueron palpables en 7 pacientes y en una paciente fue el primer signo de la enfermedad. 18 estaban eutiroideos y 3 presentaban hipertiroidismo. La gammagrafía tiroidea mostró la presencia de un nódulo frío en el 53%. Se realizó PAAF a 19 pacientes, y fue positiva en 15. La tiroglobulina previa a la intervención se determinó en el 48%, encontrándose elevada en el 91%. El diagnóstico se estableció previo a la intervención en el 65%. Todos los pacientes fueron sometidos a tiroidectomía total y en 4 se asoció un vaciado cervical funcional unilateral y en 1 fue bilateral. La lesión fue unilateral en 78% con un tamaño de 1,9 ± 1,2 cm y en un 22% se observó afectación del lóbulo contralateral. La correlación entre la PAAF previa y el diagnóstico final fue del 79%. Histológicamente los tumores fueron: 15 carcinomas papilares (NOS 11, variante folicular 2, células altas 2), 4 carcinomas foliculares, y 2 carcinomas de células de Hürtle.

A todos los pacientes se les realizó rastreo corporal, tratamiento ablativo de restos con I 131 y tratamiento con T4 a dosis supresoras. La tiroglobulina se determinó en el 82% de los pacientes en los controles evolutivos siendo normal en todos excepto en 1 paciente. La recidiva tumoral se objetivó en 2 pacientes (1 carcinoma papilar y 1 carcinoma de células de Hürthle). La duración del seguimiento ha oscilado entre 1 y 8 años (4,65 ± 2,6 años). Un paciente con carcinoma papilar falleció a los 18 meses del diagnóstico. En tres pacientes (2 c. papilar y 1 carcinoma de células de Hürthle) se perdió el seguimiento. Actualmente todos los pacientes controlados se encuentran asintomáticos sin observar recidivas.

La manifestación clínica más característica es la aparición de un nódulo solitario de tamaño y duración variables, aunque en ocasiones la presencia de adenopatías cervicales puede ser el primer hallazgo (2,3). Los estudios isotópicos al igual que la ecografía son inespecíficos y muestran la presencia de un nódulo tiroideo frío, con un patrón ecográfico sólido, quístico o mixto (4). La punción aspiración con aguja fina (PAAF) es la base en el diagnóstico de lesiones tiroideas. En manos expertas se puede llegar a un diagnóstico en el 90% de los casos. Sin embargo, en tumores foliculares y de células de Hürthle, las características citológicas son insuficientes, ya que la malignidad se basa principalmente en la presencia de invasión capsular, hecho imposible de valorar en una citología. En estos casos el diagnóstico por PAAF es del 10-20% (5).

El tratamiento se basa en tiroidectomía total, asociado a tratamiento con radioyodo de los restos tiroideos y tratamiento con T4 a dosis supresoras. La lobectomía aislada puede presentar entre un 5-10% de recurrencia en el lóbulo contralateral. Unicamente estaría indicada en el microcarcinoma papilar (< 1 cm), descubierto con posterioridad a la cirugía tiroidea benigna, o al carcinoma folicular (< 4 cm) mínimamente invasivo sin invasión vascular, no identificado como maligno en la PAAF (6).

El seguimiento se realiza mediante determinación de niveles de tiroglobulina con supresión de hormona tiroidea o mediante estimulación con rhTSH. Para detectar recidiva de la enfermedad se realizan rastreos isotópicos. En los pacientes a los que se les ha realizado únicamente lobectomía, se realiza ecografía cervical (5,6).

C. Valentí Ponsa, J. Martí Cabané1

Servicios de Anatomía Patológica y 1Medicina Interna. Hospital de Zumárraga. Guipúzcoa

 

1. Hundahl SA, Cady B, Cuningham MP, et al. Initial results from a prospective cohort study of 5583 cases of thyroid carcinoma treated in the United States during 1996. Cancer 2000; 89: 202-17.

2. Mazzaferri EL, Jhiang SM. Long term impact of inicial surgical and medical therapy on papillary and follicular thyroid cancer. Am J Med 1994; 97: 418-28.

3. Clark OM, Duh GS. Thyroid cancer. Med Clin North A 1991; 75: 211-34.

4. Escribano JL, Jimeno JM. Cancer de tiroides. Medicine 2000; 8: 910-8.

5. Singer PA, Cooper DS, Daniels GM, et al. Treatment guidelines for patiens with thyroid nodule and well differentiated thyroid cancer. Arch Intern Med 1996; 156: 2165-72.

6. Mazzaferri EL, Kloos RT. Current approaches to primary therapy for papillary and follicular thyroid cancer. J Clin Endocrinol Metab 2001; 86: 1447-63.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons