SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.24 número8Papel del médico de familia en el manejo de la infección por VIHLinfoma esplénico primario y virus de la hepatitis B índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Anales de Medicina Interna

versión impresa ISSN 0212-7199

An. Med. Interna (Madrid) vol.24 no.8  ago. 2007

 

CARTAS AL DIRECTOR

 

Neumonitis por gasolina: presentación de una intoxicación con fines autolíticos

Fuel induced pneumonitis. As a consequence of a suicide attempt

 

 

Sr. Director:

La intoxicación por hidrocarburos alifáticos y sus derivados (gasolina, diesel y parafina, entre otros), ya sea por vía de inhalatoria, ingestión o inyección constituye una patología poco frecuente, siendo una treintena los casos publicados en la literatura desde 1976 hasta 2007, debiéndose la mayor parte de ellos a contactos accidentales tanto en niños como en adultos. En relación a la ingestión con fines autolíticos, como es nuestro caso, sólo hemos hallado uno previo en la literatura (1).

Se trata de una mujer de 35 años de edad sin antecedentes personales de interés que ingresó en nuestro servicio tras ingerir 500 cc de gasolina con fines autolíticos cinco horas antes. Al ingreso, la paciente presentaba odinofagia, leve disnea, tos seca y malestar general. En la exploración clínica, ánimo depresivo, delgadez extrema, disnea y taquipnea . La tensión arterial, frecuencia cardiaca y temperatura corporal eran normales, si bien la frecuencia respiratoria era de 25 rpm y la saturación arterial de oxígeno del 92% con oxígeno suplementario (Ventimask al 60%). La orofaringe estaba moderadamente hiperémica y se auscultaban roncus en la base pulmonar derecha; siendo el resto de la exploración normal. En lo que respecta a las pruebas complementarias; hemograma con leucocitosis y neutrofilia; gasometría basal con ligera hipoxemia. El resto de la analítica y el ECG fueron normales y en la Rx de tórax se apreció un infiltrado en el lóbulo pulmonar medio y basal derechos.

 

Se instauró tratamiento con soporte ventilatorio, así como antidepresivo y ansiolítico. Al segundo día de hospitalización la paciente presentó pico febril de 38,5 ºC aquejando además dolor en hemitórax derecho de características pleuríticas pero sin cambios en la tos ni la disnea, por lo que se extrajeron hemocultivos seriados que fueron negativos y se instauró tratamiento con antitérmicos con lo que desapareció la fiebre. A los 10 días del ingreso se le dio el alta hospitalaria, quedando asintomática y con normalidad analítica y radiológica.

La aspiración o ingestión de gasolina se ha relacionado con efectos a nivel sistémico que pueden consistir en hemólisis intravascular, coagulopatía de consumo, fracaso renal agudo y elevación de transaminasas (2). Los hidrocarburos de baja viscosidad (como la gasolina y el petróleo) causan neumonitis química pseudoinfecciosa, pudiéndose acompañar de disnea, tos, vómitos, rash cutáneo, dolor torácico, síncope y fiebre, que en ocasiones puede ser elevada y es la manifestación más frecuente en el caso de los niños. Así mismo puede aparecer recuento hematológico compatible con proceso infeccioso (3-6). La radiología convencional suele poner de relieve la afectación, con patrón alveolar poco específica de uno o varios lóbulos pulmonares (7), siendo los mas frecuentemente implicados el lóbulo medio derecho, ambos lóbulos inferiores y la língula. En la TC torácica las lesiones aparecen mas comúnmente como zonas de consolidación, zonas en "vidrio deslustrado" mezclados con patrón nodular pobremente definido, así mismo, pueden también aparecer neumatoceles (7). En los estudios de función pulmonar puede aparecer hipoxemia en el contexto de un defecto ventilatorio de tipo restrictivo, pudiendo estos estudios ser útiles pasadas unas semanas para controlar la evolución del proceso (4).

El diagnóstico de aspiración de gasolina se puede confirmar con la biopsia bronquial, en la que aparecen células espumosas, si bien la historia de exposición junto con la clínica referida suele ser suficiente. El tratamiento consiste principalmente en medidas de soporte ventilatorio, que en ocasiones llega a precisar intubación orotraqueal (3-5). En general, se desaconseja el vaciamiento gástrico con agentes cinéticos o por procedimientos de lavado (3,6). La administración profiláctica de antibióticos y corticoides no se ha demostrado eficaz en la prevención de neumonitis por hidrocarburos. Como en nuestro caso, el pronóstico y evolución suele ser favorable.

 

I. Aomar Millán, L. Pérez Fernández, A. Pardo Cabello, D. Sánchez Cano, J. Cantero Hinojosa

Servicio de Medicina Interna. Hospital Clínico San Cecilio. Granada.

 

1. Fracas M. and Wabersich J. Petrol ingestion poisoning in a pregnant woman. Clin Exp Obstet Gynecol 1997; 24: 223-225.

2. Banner W and Walson PD. Systemic toxicity following gasoline aspiration. Am J Emerg Med 1983; 1: 292-294.

3. Haas C, Levas F, Le Jeunne C, Lowenstein W, Durand H, et al. Pneumopathies caused by inhalation of hydrocarbons: a propos of three cases. Ann Med Interne (Paris) 2000; 151: 438-447.

4. Ben-Abraham R, Weinbroum A, Roizin H, Efrati O, Augarten A, et al. Long-term assessment of pulmonary function tests in pediatric survivors of acute respiratory distress syndrome. Med Sci Monit. 2002; 8: 153-157

5. Domínguez Juncal LM, Verea Hernando HR, García Ureta E, Fontán Bueso JM. Neumonitis causada por hidrocarburos. Uso del lavado bronquioalveolar en su diagnóstico. Med Clin (Barc) 1985; 84: 461.

6. Jouet J, Ferrand O, Grimbert D, Lavaud F, Dubois de Montreynaud J, et al. Accidental poisoning by volatile hydrocarbons in children (a propos of 57 cases). Toxicol Eur Res 1983; 5: 211-216.

7. Chiang I, Lin Y, Lin G, Chin C, Tsai M, et al. Exogenous lipoid pneumonia: serial chest plain roentgenography and high resolution computerized tomography findings. Kaohsiung J Med Sci 2003: 19: 593-598.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons