SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número3 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Gaceta Sanitaria

versión impresa ISSN 0213-9111

Gac Sanit v.21 n.3 Barcelona mayo-jun. 2007

 

ORIGINALES

 

Comentario. Mercurio y cáncer: utilidad de los estudios de cohortes

Comment. Mercury and cancer: usefulness of cohort studies

 

 

Alberto Ruano

Universidad de Santiago de Compostela
Correo electrónico: mralbert@usc.es

 

 

El presente trabajo sobre la mortalidad en una cohorte de mineros del mercurio tiene bastantes particularidades que lo hacen especialmente interesante1, ya que son pocos los estudios de cohortes (en este caso en concreto como cohorte retrospectiva) sobre una exposición ocupacional que se han realizado en nuestro país. Además, la importancia de la ocupación en el desarrollo del cáncer ha sido tradicionalmente infraestimada. Se ha indicado que hasta un 23% de los trabajadores de la Unión Europea están expuestos a carcinógenos2. Son varios los requisitos necesarios para realizar este tipo de investigación epidemiológica.

Por una parte, se requiere, o es muy recomendable, la colaboración de la empresa o institución en la que trabajan los sujetos incluidos. Éste es el caso del artículo que nos ocupa, y así se facilita en gran medida la caracterización de la exposición (cálculo del número de años trabajados y tipo de puesto desempeñado) que condiciona el riesgo de enfermedad. La colaboración de las empresas no siempre se obtiene, sobre todo porque es previsible que la realización de un estudio de cohortes ocupacional no pretenda analizar el efecto protector de alguna exposición, sino más bien todo lo contrario.

Por otra parte, se hace necesario un análisis exhaustivo de los posibles eventos terminales (muertes, retirados vivos, sujetos perdidos) de todos los mineros incluidos para poder atribuir con cierta seguridad si la exposición, al mercurio inorgánico en este caso, aumenta o disminuye el riesgo de muerte por todas las causas o por determinados tipos de cáncer. Los autores muestran el esfuerzo realizado para conocer el estado de los mineros al final del período de seguimiento, un aspecto que aumenta la validez de la investigación realizada.

Algo que es importante valorar en los resultados obtenidos por los autores es la dificultad para separar el efecto de la propia exposición a este mineral del efecto que pueda presentar la propia condición de minero sobre los resultados (exposición a sílice, radón, etc.)3. Otro aspecto susceptible de discusión es el tipo de análisis utilizado. Mientras los autores comparan las muertes observadas con las esperadas para la población española, cabe preguntarse si no hubiese sido mejor utilizar las muertes esperadas para la población castellano-manchega, región en la que se sitúa la mina y de la que al parecer proceden la gran mayoría de los mineros.

Este tipo de estudios se realiza en muy pocas ocasiones y deberían potenciarse dentro de la investigación epidemiológica que se hace en nuestro país, fundamentalmente por dos razones. En primer lugar, los estudios de cohortes, con un diseño cuidado, permiten conocer con bastante seguridad la contribución de los factores de riesgo en cuestión a las diferentes enfermedades estudiadas y, en segundo lugar, por su contribución a fortalecer la epidemiología ocupacional como herramienta básica de la salud laboral.

 

Bibliografía

1. García Gómez M, Boffetta P, Caballero Klink JD, Español S, Gómez Quintana J, Colin D. Mortalidad por cáncer en los mineros del mercurio. Gac Sanit. 2007;21:210-7.

2. Kauppinen T, Toikkanen J, Pedersen D, Young R, Ahrens W, Boffetta P, et al. Occupational exposure to carcinogens in the European Union. Occup Environ Med. 2000;57:10-8.

3. Weill H, McDonald JC. Exposure to crystalline silica and risk of lung cancer: the epidemiological evidence. Thorax. 1996; 51:97-102.