SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.27 número5Consideraciones sobre la vacunación del adulto con enfermedad renal crónica¿Por qué son importantes las recomendaciones sobre actividad física?: réplica índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Gaceta Sanitaria

versão impressa ISSN 0213-9111

Gac Sanit vol.27 no.5 Barcelona Set./Out. 2013

http://dx.doi.org/10.1016/j.gaceta.2012.11.002 

CARTAS A LA DIRECTORA

 

Reflexiones sobre las directrices de actividad física en España

Reflections on physical activity recommendations in Spain

 

 

Dirección para correspondencia

 

 

Sra. directora:

Existe cada vez más evidencia de que el sedentarismo es un factor de riesgo de morbilidad y mortalidad en todo el mundo, y de que mayores grados de actividad física mejoran la salud de la población1. En el artículo recientemente publicado en su revista por Chodzko-Zajko et al.2 se hace una revisión pormenorizada de las recomendaciones de actividad física para la población que figuran en las páginas web del Ministerio de Sanidad y de las Consejerías de Salud de las diferentes comunidades autónomas españolas, y se señala su falta de adecuación a las últimas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del año 20101. Aunque sólo una comunidad autónoma (Andalucía) haya adecuado sus recomendaciones de actividad física a las realizadas para todo el mundo por la OMS1, esta misma organización destaca que lo realmente relevante, en salud pública, elevar los niveles de actividad física de la población, y para conseguirlo las directrices no son suficientes y "se deberían incorporar múltiples estrategias encaminadas a ayudar a las personas y a propiciar un entorno adecuado y creativo para la práctica de actividad física (...) con planteamientos multisectoriales y multidisciplinarios (...) teniendo en cuenta las diferencias culturales"1. Además, la evidencia científica nos dice que no hay garantías de que las directrices de actividad física de los organismos públicos encargados de la salud incrementen la adherencia a la actividad física3. Lo verdaderamente primordial, en prevención primaria, es aumentar el número de horas de actividad física en las escuelas, disponer de espacios seguros para la práctica de ejercicio físico, fomentar el uso de las escaleras en vez del ascensor, de la bicicleta para el ocio y el transporte, facilitar espacios como rutas para caminar e incentivar las caminatas, y promover el uso de podómetros sobre todo en la población sedentaria1, 4. El asesoramiento y el consejo para aumentar la actividad física, desde atención primaria, también es una intervención relevante cuando se "vincula a la prevención y control de enfermedades no transmisibles, de la diabetes y la obesidad"1. A todo esto hay que añadir que, aunque las directrices de la OMS1 se basan en la mayor evidencia científica, en algunos estudios se ha encontrado que grados de actividad física por debajo de las recomendaciones de la propia OMS ya generan una disminución del riesgo de determinadas enfermedades (cáncer incluido) y de mortalidad5. Otro aspecto importante en salud pública, y que no se comenta en el artículo de Chodzko-Zajko et al.2, es que, a pesar de que se cumplan las recomendaciones de actividad física que preconiza la OMS, permanecer más de un cierto número de horas sentado sin interrupciones presenta una asociación con mayor riesgo de obesidad y de síndrome metabólico6. Nosotros creemos que adecuar las directrices de actividad física que realizan los diferentes organismos sanitarios estatales y federales (o regionales) es importante, pero que lo transcendente en salud pública es implementar medidas, desde diferentes ámbitos (escolar, municipal, laboral y sanitario), con la máxima coordinación, que realmente incrementen los niveles de actividad física de la población y reduzcan los comportamientos sedentarios1, 4.

 

Contribuciones de autoría

Ambos autores han concebido la carta. J.J. Crespo-Salgado es el autor principal. A. Blanco-Moure ha colaborado en su elaboración, en particular en la revisión bibliográfica y del texto.

 

Financiación

Ninguna.

 

Conflicto de intereses

Ninguno.

 

Juan José Crespo-Salgadoa y Alicia Blanco-Moureb
aUnidad Médica del Área de Deporte y Salud, Servicio de Deportes,
Universidad de Vigo, Vigo (Pontevedra), España
bServicio de Medicina Interna, Hospital Ntra. Sra. de Fátima, Vigo (Pontevedra), España

 

Bibliografía

1. WHO/OMS. Recomendaciones mundiales sobre actividad física para la salud. Clasificación NLM: QT 255. Ginebra: OMS; 2010.         [ Links ]

2. Chodzko-Zajko WJ, Schwingel A, Romo-Pérez V. Un análisis crítico sobre las recomendaciones de actividad física en España. Gac Sanit. 2012; 26:525-33.         [ Links ]

3. Rhodes RE, Warburton DE, Murray H. Characteristics of physical activity guidelines and their effect on adheren a review of randomized trials. Sports Med. 2009; 39:355-75.         [ Links ]

4. Weintraub WS, Daniels SR, Burke LE, et al. Value of primordial and primary prevention for cardiovascular disease. A policy statement from the American Heart Association. Circulation. 2011; 124:967-90.         [ Links ]

5. Wen CP, Wai JP, Tsai MK, et al. Minimum amount of physical activity for reduced mortality and extended life expectancy: a prospective cohort study. Lancet. 2011; 378:1244-53.         [ Links ]

6. Healy GN, Dunstan DW, Salmon J, et al. Breaks in sedentary time: beneficial associations with metabolic risk. Diabetes Care. 2008; 31:661-6.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Correo electrónico: crespo_salgado@uvigo.es
(J.J. Crespo-Salgado)

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons