SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.28 número1Experiencia de la utilización de vacunas antigripales desarrolladas a partir de cultivos celulares en una campaña de vacunaciónEl impacto de la crisis en las familias y en la infancia. Observatorio Social de España índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Gaceta Sanitaria

versão impressa ISSN 0213-9111

Gac Sanit vol.28 no.1 Barcelona Jan./Fev. 2014

http://dx.doi.org/10.1016/j.gaceta.2013.05.002 

CARTAS A LA DIRECTORA

 

Transmisión nosocomial de la infección gripal

Nosocomial flu infection

 

 

Dirección para correspondencia

 

 

Cartas a la Directora

Sra. directora:

Hemos leído con interés el trabajo de Olalla et al.1 que describe una realidad plausible, como es el padecimiento de cuadros gripales por parte del personal sociosanitario, y cómo la vacunación disminuye la posibilidad de infección. Al hilo de sus reflexiones quisiéramos establecer una aportación, fruto de nuestra actividad en la monitorización de casos graves de gripe en el ámbito hospitalario y más concretamente sobre la aparición de casos nosocomiales de gripe grave, hecho ya evidenciado por otros autores2,3.

El Sistema de Vigilancia de Casos Graves de Gripe de Castilla y León, que se inició durante la pandemia de 2009 y que se ha mantenido en las temporadas siguientes en un área sanitaria de nuestra comunidad autónoma, tiene el objetivo de estimar la gravedad de las epidemias estacionales, además de identificar y describir los grupos de riesgo y las características epidemiológicas y virológicas de las formas graves. La definición de caso grave implica que los casos tienen que ser confirmados y hospitalizados, e incluye los que desarrollan la enfermedad una vez ingresados, por lo que pueden ser infecciones nosocomiales.

En este contexto y en una primera aproximación, hemos considerado caso de gripe nosocomial cuando han transcurrido tres o más días entre el ingreso hospitalario y la petición de confirmación analítica de la sospecha de enfermedad. En la vigilancia de la temporada siguiente a la pandemia, 2010/2011 (T1011), se notificaron 22 casos, de los cuales en 6 (27%) la solicitud de confirmación de gripe se realizó a los tres días o más de ingreso hospitalario, con un porcentaje de muertes del 33% (2 casos).

Estos hallazgos, a pesar de las posibles limitaciones que puedan tener, ponen de relieve la transmisión de la infección gripal hacia los pacientes ingresados, algunos de ellos en unidades de cuidados intensivos o con importantes enfermedades de base, y por lo tanto ponen de manifiesto la importancia de la adopción de medidas de prevención y aislamiento respiratorio en la transmisión de esta enfermedad en el ámbito hospitalario, además de la correcta vacunación del personal sanitario que atiende en los centros asistenciales.

La mortalidad causada por el virus de la gripe disminuye en los pacientes atendidos por sanitarios vacunados2,3. A pesar de esta evidencia, los datos de vacunación en el personal sanitario siguen siendo bajos en nuestro país3,4, y reflejan el escaso calado que tiene la vacunación antigripal en el ámbito sanitario, aunque sean muchas las recomendaciones dictadas y se haya incluido este colectivo como grupo de riesgo en todas las planificaciones de vacunación antigripal3,5.

El control de la gripe en el ámbito hospitalario debe ser una prioridad. La seguridad del paciente debe reforzarse en nuestro quehacer diario. La vacunación antigripal se presenta como un efectivo método para disminuir la transmisión del virus gripal en este entorno, y debe incidirse en las recomendaciones de vacunación de todos los profesionales sanitarios del sistema3, junto con un mantenimiento escrupuloso de las medidas higiénicas y sanitarias, y las precauciones de contacto y de transmisión de gotas respiratorias cuando esté indicado.

 

Declaraciones de autoría

Todos los autores han contribuido al artículo y han aprobado la versión presentada.

 

Financiación

Ninguna.

 

Conflictos de intereses

Ninguno.

 

Alberto Pérez-Rubioa, Socorro Fernández Arribasa y
José María Eiros Bouzab

aDirección General de Salud Pública,
Consejería de Sanidad de Castilla y León,
Valladolid, España
bServicio de Microbiología, Hospital Río Hortega,
Valladolid, España

 

Bibliografía

1. Olalla J, Ory F, Casas I, et al. Casos autodeclarados de síndrome gripal en trabajadores sanitarios españoles durante la pandemia de gripe A (H1N1) 2009. Gac Sanit. 2013; 27:167-70.         [ Links ]

2. Carman WF, Elder AG, Wallace LA, et al. Effects of influenza vaccination of health-care workers on mortality of elderly people in long-term care: a randomised controlled trial. Lancet. 2000; 355:93-7.         [ Links ]

3. Picazo JJ, Alonso LM, Arístegui J, et al. Consenso sobre la vacunación frente a la gripe en el personal sanitario. Rev Esp Quimioterap. 2012; 25:226-39.         [ Links ]

4. García de Codes A, Arrazola MP, De Juanes JR, et al. Campaña de vacunación antigripal (pandémica y estacional) en trabajadores de un hospital general (2009-2010). Vacunas. 2010; 11:49-53.         [ Links ]

5. Campaña de vacunación contra la gripe y neumococo. DGSP. Consejería de Sanidad, Castilla y León. (Consultado el 20/4/2013.) Disponible en: http://www.saludcastillayleon.es/profesionales/es/vacunaciones/campana-vacunacion-gripe-neumococo-2012-2013/personas-deben-vacunarse-neumococo.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Correo electrónico: albertoprz@gmail.com

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons