SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 issue3Epidemiology of Lyme disease in a healthcare area in north-west SpainThe effect of the European traditional use directive on the register of herbal medicinal products in Spain author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Gaceta Sanitaria

Print version ISSN 0213-9111

Gac Sanit vol.29 n.3 Barcelona May./Jun. 2015

http://dx.doi.org/10.1016/j.gaceta.2014.12.007 

ORIGINAL BREVE

 

Contenido en nitratos de aguas de consumo público españolas

Nitrate concentrations in tap water in Spain

 

 

Isidro Vitoriaa, Francisco Maraverb, Félix Sánchez-Valverdec y Francisco Armijob

a Unidad de Nutrición y Metabolopatías, Hospital Universitario y Politécnico La Fe, Valencia, España
b Escuela Profesional de Hidrología Médica, Facultad de Medicina, Universidad Complutense, Madrid, España
c Sección de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica, Complejo Hospitalario de Navarra, Pamplona, España

Dirección para correspondencia

 

 


RESUMEN

Objetivo: Analizar el contenido en nitratos de aguas de consumo público de una muestra de ciudades españolas.
Material y métodos: Se determinaron los nitratos por cromatografía iónica en aguas de consumo público recogidas entre enero y abril de 2012 en 108 municipios españoles de más de 50.000 habitantes, donde viven 21.290.707 personas. El número total de muestras analizadas fue de 324.
Resultados: La concentración mediana de nitratos es 3,47 mg/l (rango: 0,38-66,76; rango intercuartílico: 4,51). El agua del 94% de los municipios estudiados contiene menos de 15 mg/l. Solo en tres municipios la concentración es de más de 25 mg/l y en uno es superior a 50 mg/l.
Conclusiones: El nivel de nitratos de la mayoría de las aguas de consumo público que abastecen los municipios donde habita casi la mitad de la población española tiene niveles inferiores a 15 mg/l.

Palabras clave: Nitratos. Agua de bebida. Prevención primaria. Cáncer. Metahemoglobinemia.


ABSTRACT

Objective: To determine nitrate concentrations in drinking water in a sample of Spanish cities.
Material and methods: We used ion chromatography to analyze the nitrate concentrations of public drinking water in 108 Spanish municipalities with more than 50,000 inhabitants (supplying 21,290,707 potential individuals). The samples were collected between January and April 2012. The total number of samples tested was 324.
Results: The median nitrate concentration was 3.47 mg/L (range: 0.38-66.76; interquartile range: 4.51). The water from 94% of the municipalities contained less than 15 mg/L. The concentration was higher than 25 mg/L in only 3 municipalities and was greater than 50 mg/L in one.
Conclusions: Nitrate levels in most public drinking water supplies in municipalities inhabited by almost half of the Spanish population are below 15 mg/L.

Key words: Nitrates. Drinking water. Primary prevention. Cancer. Methemoglobinemia.


 

Introducción

La presencia de nitratos en el agua de bebida es un tema de interés por la toxicidad relacionada con la formación de dos tipos de compuestos: nitritos y compuestos N-nitrosos. Así, la reducción de nitratos a nitritos puede desencadenar metahemoglobinemia 1, sobre todo en los lactantes menores de 6 meses. Por otra parte, el nitrito reacciona con aminas formando nitrosaminas, de acción carcinógena demostrada en animales y en algunos estudios epidemiológicos en humanos 2. Asimismo, la formación de compuestos N-nitrosos se asocia con malformaciones congénitas 3.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el nivel máximo permitido de nitratos en agua es 50 mg/l, valor establecido para prevenir el efecto tóxico a corto plazo por la producción de metahemoglobinemia 4.

Hay escasos estudios sobre el contenido de nitratos en las aguas de consumo público en España y la mayoría son anteriores a 2004, año a partir del cual ha habido un importante crecimiento demográfico con un aumento de las redes de distribución de agua. Los principales trabajos sobre nitratos en aguas de consumo público en España son un estudio sobre 467 municipios de la Comunidad Valenciana del año 1991, que demuestra valores superiores a 50 mg/l en 95 de ellos 5, un trabajo sobre 451 municipios españoles del año 1999 en el que 24 tienen un valor de nitratos superior a 50 mg/l 6, un estudio de 31 municipios de Tenerife del año 2000 en el que solo tres tenían cifras superiores a 15 mg/l 7, y el análisis de 31 manantiales del Camino de Santiago en el año 2003 con un valor medio de 8,4 mg/l y dos manantiales con más de 50 mg/l 8.

El objetivo del estudio es analizar la concentración actual de nitratos en las aguas de consumo público en una muestra de poblaciones españolas en 2012.

 

Material y métodos

El estudio es descriptivo transversal. Entre enero y abril de 2012 se tomaron muestras de aguas de consumo público en 108 de los 144 municipios españoles con más de 50.000 habitantes, que abastecen a 21.290.707 habitantes (45,3% de la población española) 9. Los municipios seleccionados aleatoriamente representan a todas las zonas geográficas españolas. En cada municipio se tomaron tres muestras de 2 litros de agua en botellas opacas de plástico, el mismo día, en distintos puntos del municipio. El número total de muestras analizadas fue de 324. Las muestras se recogieron en domicilios o establecimientos públicos donde no había filtros domésticos ni sistemas de ósmosis inversa, y se conservaron en la oscuridad a una temperatura entre 4 y 5 oC. En la figura 1 se señalan los municipios estudiados.

 



Figura 1. Municipios españoles donde se ha determinado el contenido en nitratos de las aguas
de consumo público (2012).

 

Las concentraciones de nitratos se determinaron por cromatografía iónica (EPA Método 300.7) con supresión química de la conductividad del eluyente 4110B SM y nivel de detección de nitratos de 2,7 µg/l mediante el cromatógrafo Dionex modelo DX-120 empleando solución estándar de calibración Fluka-72586. Se siguió la técnica 4110-B recomendada por la American Public Health Association, la American Water Works Association y la Water Environment Federation 10.

El análisis estadístico descriptivo se ha realizado con el programa SPSS v.10 para Windows.

 

Resultados

En la tabla 1 se indica el contenido en nitratos de las aguas de consumo público de los 108 municipios. La concentración mediana de nitratos es 3,47 mg/l (rango: 0,38-66,76; rango intercuartílico: 4,51). El agua de 104 municipios (96%), en los que viven 20.695.666 habitantes, contiene menos de 25 mg/l. En 102 municipios (94%) la concentración de nitratos es menor de 15 mg/l. Hay tres municipios (Torrent, Vilareal y Paterna) con 25-50 mg/l y uno (Palma) con 66,76 mg/l.

 

Tabla 1. Contenido en nitratos (mg/l) de las aguas analizadas por comunidad autónoma (2012)

DE: desviación estándar.

 

Discusión

La cifra mediana de nitratos en las aguas de consumo público es menor de 5 mg/l y solo en cuatro municipios es superior a 25 mg/l, lo que indica unos niveles aceptables de nitratos.

La cifra media de nitratos en las aguas de consumo público es menor respecto a lo publicado en años anteriores. Así, en un estudio de 1999 con datos de 451 poblaciones españolas, correspondiente a 17.865.326 personas, se hallaron tres municipios de la Comunidad Valenciana con más de 100 mg/l y 21 con 50-100 mg/l6. En el 86,9% de los municipios el agua tenía menos de 25 mg/l. De estos 451 municipios, había 79 con más de 50.000 habitantes, y de ellos, tres tenían más de 50 mg/l de nitratos.

Según la OMS, el agua de consumo público puede contener de forma natural hasta 10 mg/l de nitratos. Concentraciones más altas indican contaminación industrial, contaminación por explotaciones ganaderas y fundamentalmente empleo de fertilizantes nitrogenados por riego en sábana, cultivo intensivo y cultivo de invernaderos. Este empleo de fertilizantes es posiblemente el motivo por el que en zonas como la Comunidad Valenciana había en 1991 hasta 18 municipios con más de 150 mg/l5. En el estudio actual, cinco de los seis municipios con más nitratos en sus aguas de consumo público pertenecen a dicha comunidad autónoma.

También el último informe técnico de calidad del agua de consumo público en España 11 indica una mediana de 5 mg/l, y que el 2,39% de las determinaciones analíticas muestran más de 50 mg/l de nitratos. Asimismo, en una revisión de 2010 con análisis de aguas de consumo público de 67 municipios españoles, la mediana es de 4,2 mg/l (con un rango de menos de 1 a 29,0 mg/l) 12. Esta mejoría en las cifras de nitratos en las aguas de consumo público debe atribuirse fundamentalmente a una menor contaminación de los acuíferos por una mayor protección ambiental, así como al empleo más racional del abonado mediante el riego por goteo siguiendo una legislación más restrictiva 13.

Esta situación actual española no es la misma en otros países de nuestro entorno con importante actividad agrícola, como Turquía (92 poblaciones estudiadas,12 aguas de consumo público con más de 50 mg/l y dos de ellas con 300 mg/l) 14 o Marruecos (78 poblaciones estudiadas, 54 aguas de consumo público con más de 50 mg/l y un valor máximo de 246,90 mg/l) 15. Asimismo, en un estudio de 25 pozos de agua de Nigeria, la contaminación ganadera es la causa de cifras tan altas como 347 y 843 mg/l de nitratos en dos de los pozos estudiados 16.

En general, cuando los nitratos en el agua de bebida son menores de 10 mg/l, las verduras son la principal fuente de la ingesta de nitratos, pero si su concentración es mayor de 50 mg/l, el agua es la principal fuente, sobre todo en lactantes con lactancia artificial 17. Por ello, actualmente, en consonancia con nuestros resultados, son excepcionales los casos de metahemoglobinemia por exceso de nitratos en el agua de consumo público en España. Además, para que se produzca metahemoglobinemia probablemente hace falta una alta concentración de nitratos en el agua junto con una infección gastrointestinal de transmisión hídrica, por lo que el adecuado control sanitario de las aguas de consumo humano en nuestro país ha tenido un papel preventivo 18. Los nuevos casos se deben a nitratos de origen alimentario, tales como sopas de remolacha o purés de borraja, acelgas o espinacas, por lo que la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) recomienda introducir estas últimas después del año de edad 19. Además, la conservación en nevera durante más de 24 horas aumenta el contenido en nitratos, por lo que se recomienda congelar estos alimentos inmediatamente tras su preparación y descongelarlos antes de su uso 20.

Aunque la cifra de 50 mg/l de nitratos en agua es la máxima permitida para prevenir la metahemoglobinemia, valores inferiores se han implicado en estudios sobre malformaciones congénitas tales como fisura palatina, labio leporino y malformaciones de los brazos3. Del mismo modo, en los estudios epidemiológicos en que se constata una relación entre los nitratos en el agua y la carcinogénesis, los valores de nitratos son incluso inferiores a 25 mg/l 21. Según la OMS2, la ingesta media diaria de nitratos a partir de alimentos es de 43 a 131 mg, fundamentalmente con las verduras. Cuando los alimentos que contienen más nitratos forman parte de una dieta equilibrada, la exposición a los nitratos no parece ser perjudicial por la ingesta simultánea de ácido ascórbico y beta-carotenos contenidos en la fruta fresca y los vegetales, que actuarían como antioxidantes. Además, el ácido ascórbico inhibe la conversión de nitritos en nitrosaminas y compuestos N-nitrosos 22.

Como limitación del estudio, cabe señalar que solo se han analizado aguas de municipios con más de 50.000 habitantes, y que posiblemente los municipios pequeños, con menos medios para proteger los acuíferos y con igual o mayor actividad agrícola, podrían presentar cifras más altas de nitratos. En cualquier caso, el estudio recoge información de más de 100 municipios, en los que reside el 45,3% de la población española. En conclusión, podemos decir que la concentración de nitratos en la mayoría de las aguas de consumo público que abastecen los municipios donde habita casi la mitad de la población española tiene valores menores de 15 mg/l. Por tanto, el contenido de nitratos en las aguas de consumo público ha mejorado notablemente respecto a los estudios de décadas anteriores.

 

Editora responsable del artículo

Ma José López.

 

Contribuciones de autoría

I. Vitoria y F. Sánchez-Valverde han participado en la concepción y el diseño del estudio. F. Maraver y F. Armijo han realizado los análisis. Los cuatro firmantes han participado en igualdad de condiciones en la interpretación de los resultados y la redacción del artículo. Todos han dado su conformidad a la versión final del trabajo y comparten la responsabilidad del artículo.

 

Financiación

Ninguna.

 

Conflictos de intereses

Ninguno.

 

 

Bibliografía

1. Fewtrell L. Drinking-water nitrate, methemoglobinemia, and global burden of disease: a discussion. Environ Health Perspect. 2004;112:1371-4.         [ Links ]

2. FAO/WHO. Nitrate (and potential endogenous formation of N-nitroso compounds). En: Safety evaluation of certain food additives and contaminants. Geneva: World Health Organization, Joint FAO/WHO Expert Committee on Food Additives; 2003. WHO Food Additives Series No. 50. Disponible en: http://www.inchem.org/documents/jecfa/jecmono/v50je06.htm.         [ Links ]

3. Brender JD, Weyer PJ, Romitti PA, et al. National birth defects prevention study. Prenatal nitrate intake from drinking water and selected birth defects in offspring of participants in the national birth defects prevention study. Environ Health Perspect. 2013;121:1083-9.         [ Links ]

4. WHO. Guidelines for drinking-water quality. 4 th ed Geneva: WHO; 2011.         [ Links ]

5. Vitoria I, Arias T. Importancia nutricional del agua de consumo público y del agua de bebida envasada en la alimentación del lactante. En: Estudio descriptivo de base poblacional. Premio Nacional de Nutrición Infantil de la Asociación Española de Pediatría. Barcelona: Nestlé España; 2000. p. 7-70.         [ Links ]

6. Vitoria I, Brines J, Morales M, et al. Nitratos en aguas de consumo público de la Comunidad Valenciana. Riesgo indirecto de metahemoglobinemia en lactantes. An Esp Pediatr. 1991;34:43-50.         [ Links ]

7. Caballero-Mesa JM, Rubio AC, Hardisson A. Nitrate intake from drinking water on Tenerife Island (Spain). Sci Total Environ. 2003;302:85-92.         [ Links ]

8. Salgado MJ, Pérez-López M, Alonso J, et al. Assessment of drinking water contamination at springs along the road to Santiago (NW Spain). J Environ Sci Health A Tox Hazard Subst Environ Eng. 2003;38:609-17.         [ Links ]

9. Instituto Nacional de Estadística. Padrón municipal de habitantes. (Consultado el 26/09/14.) Disponible en: http://www.ine.es/jaxi/menu.do?type=pcaxis&path=/t20/e245/&file=inebase.         [ Links ]

10. American Public Health Association, American Water Works Association, Water Environment Federation. Standard methods for examination of water and wastewater. 21st ed. Washington: American Public Health Association; 2012.         [ Links ]

11. Calidad del agua de consumo humano en España. Informe técnico año 2012. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2014. (Consultado el 10/09/14.) Disponible en: http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/docs/Calidad_agua_consumo_INFORME_ 2012.pdf.         [ Links ]

12. Espejo-Herrera N, Kogevinas M, Castaño-Vinyals G, et al., Multicase Control Study of Cancer (MCC)-Spain Water Working Group. Nitrate and trace elements in municipal and bottled water in Spain. Gac Sanit. 2013;27: 156-60.         [ Links ]

13. Real Decreto 824/2005, de 8 de julio, sobre productos fertilizantes. BOE. 2005;171:25592-669.         [ Links ]

14. Aǧca N, Karanlık S. Ö-demiș¸ B. Assessment of ammonium, nitrate, phosphate, and heavy metal pollution in groundwater from Amik Plain, southern Turkey. Environ Monit Assess. 2014;186:5921-34.         [ Links ]

15. Sadeq M, Moe CL, Attarassi B, et al. Drinking water nitrate and prevalence of methemoglobinemia among infants and children aged 1-7 years in Moroccan areas. Int J Hyg Environ Health. 2008;211:546-54.         [ Links ]

16. Njeze GE, Dilibe U, Ilo C. Nitrate and drinking water from private wells: will there be an epidemic of cancers of the digestive tract, urinary bladder and thyroid. Niger J Clin Pract. 2014;17:178-82.         [ Links ]

17. World Health Organization. Nitrate and nitrite in drinking-water. Background document for development of WHO Guidelines for drinking-water quality. 2011. (Consultado el 10/10/14.) Disponible en: http://www.who.int/water_sanitation_health/dwq/chemicals/nitratenitrite2ndadd.pdf.         [ Links ]

18. Richard AM, Diaz JH, Kaye AD. Reexamining the risks of drinking-water nitrates on public health. Ochsner J. 2014;14:392-8.         [ Links ]

19. AECOSAN. Recomendaciones de consumo por la presencia de nitratos en hortalizas. (Consultado el 12/10/14.) Disponible en: http://aesan.msssi.gob.es/AESAN/docs/docs/rincon_consumidor/Recomendaciones_nitratos.pdf .         [ Links ]

20. Martínez A, Sánchez-Valverde F, Gil F, et al. Methemoglobinemia induced by vegetable intake in infants in northern Spain. J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2013;56:573-7.         [ Links ]

21. Ward MH, deKok TM, Levallois P, et al. International Society for Environmental Epidemiology. Workgroup report: drinking-water nitrate and health recent findings and research needs. Environ Health Perspect. 2005;113:1607-14.         [ Links ]

22. Hord NG, Tang Y, Bryan NS. Food sources of nitrates and nitrites: the physiologic context for potential health benefits. Am J Clin Nutr. 2009;90:1-10.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Correo electrónico: vitoria_isi@gva.es,
isidro.j.vitoria@uv.es
(I. Vitoria).

Recibido el 20 de octubre de 2014
Aceptado el 22 de diciembre de 2014

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License