SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.78 número2Liberación de fármacos por vía ocular: Nuevas tendencias índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología

versión impresa ISSN 0365-6691

Arch Soc Esp Oftalmol vol.78 no.2  feb. 2003

 

EDITORIAL


MICS: UNA NUEVA ETAPA EN LA CIRUGÍA DE LA CATARATA

MICRO INCISION CATARACT SURGERY TIME HAS ARRIVED

ALIÓ Y SANZ JL1

Si algo ha influido decisivamente en la evolución conceptual y técnica de la moderna cirugía de la catarata, ha sido sin duda alguna el intento de realizar la intervención a través de incisiones progresivamente más pequeñas, de principio a fin.

La búsqueda de la minimización de la incisión ha decidido sin duda los modernos progresos de la cirugía de la catarata desde la época extracapsular hasta los refinamientos conseguidos en los años 80 y 90. Hoy día la cirugía de la catarata está consiguiendo alcanzar su último umbral, cual es el desarrollarse del principio al fin, incluyendo el implante de una lente intraocular a través de una incisión de 1,5 mm o menor. A este procedimiento lo denominamos «MICS» acrónimo del inglés «Micro Incision Cataract Surgery».

El por qué de la necesidad de progresar en el concepto de la micro-incisión es evidente. Está consistentemente demostrado que la longitud de la incisión es directamente proporcional a la agresividad quirúrgica e inversamente e inversamente proporcional al control quirúrgico y la estabilidad postoperatoria de la incisión. La microincisión hace necesario un mayor desarrollo tecnológico y mejores habilidades quirúrgicas en el cirujano. Es, en suma, más eficaz y en su conjunto mejora la calidad de la cirugía. Para hacer esta cirugía posible, ha sido necesario cambiar todo un conjunto de conceptos y hechos técnicos que rodean la cirugía de la catarata mediante la facoemulsificación convencional. Así, la moderna cirugía de microincisión (MICS), requiere una reconversión de los siguientes aspectos técnicos de la cirugía (1).

  1. Optimización de la fluídica usada en la operación, dotándola de mayor agilidad, potencia y flexibilidad.

  2. Desarrollo por el cirujano de habilidades bimanuales, separando las funciones de irrigación y aspiración, utilizándolas más con el sentido de instrumentos.

  3. Desarrollo de nuevos microinstrumentos capaces de realizar todas las maniobras intraoculares por microincisiones.

  4. Desarrollo de tecnologías que liberen la mínima energía dentro del ojo (láseres entre otros) durante la operación de cataratas.

  5. Desarrollo y optimización de nuevas técnicas de uso de la facoemulsificación.

  6. Desarrollo de nueva tecnología de lentes intraoculares capaces de ser implantadas a través de estas microincisiones, sin perder las ventajas biológicas y biomecánicas de las ya existentes.

Como vemos, el concepto que rodea la microincisión es el de minimizar no solamente la incisión sino también el trauma quirúrgico. No cabe duda de que la cirugía realizada por una incisión más pequeña requiere un mayor virtuosismo y sofisticación, pero únicamente será mejor si la energía liberada dentro del ojo y con ello el trauma quirúrgico se ven asimismo disminuidos. Es aquí donde entra el concepto «de la cirugía fría» (o menos energética) de la catarata.

Diversos trabajos, entre ellos destacadamente los de Dodick, han conseguido que comprendiéramos que a través de pequeñas incisiones éramos capaces de operar liberando menor cantidad de energía, en su caso utilizando un tipo determinado de láser quirúrgico (2). Han sido precisamente las limitaciones que presenta el láser para intervenir las cataratas más duras, las que han propiciado el desarrollo y el uso para este fin de los ultrasonidos, más eficaces sin duda alguna, para la operación de estas cataratas. Es necesario señalar y remarcar el hecho de que debidamente utilizada, cualquier punta de facoemulsificación es válida para realizar el llamado «Faco frío» que mejor debe ser llamado «facoemulsificación con bajos niveles de ultrasonido». Los trabajos de Tsuneoka (3,4), son definitivos en este sentido e indican que es precisamente la camisa portadora de la irrigación de la punta del faco la que paradójicamente constituye uno de los mayores elementos de riesgo para el desarrollo de una quemadura intraocular. En la búsqueda de no hacer quemaduras nos hemos encontrado con la posibilidad de operar utilizando menores energías de la facoemulsificación simplemente por el hecho de separar las funciones de irrigación y de aspiración, disminuyendo la frecuencia de ultrasonidos, minimizando las potencias, y mejorando sobre todo la técnica quirúrgica global utilizando mejor el vacío, que así actúa a mayores niveles y con mejor capacidad de eliminación del material cristaliniano. La cirugía de microincisión es hoy una realidad consolidada, además, por la aparición de las modernas tecnologías de lente intraoculares de microincisión, tales como lentes ultrafinas (Thinoptx) e Hidrogeles modificados (Acritec), que han permitido progresar a lo largo del pasado año 2002 el concepto de la microincisión.

En los años venideros veremos un desarrollo extraordinario de esta cirugía, que tanto por su elegancia como por sus indudables ventajas para el ojo del paciente se acabará imponiendo. Este hecho constituirá el último paso en el desarrollo lógico y razonado de la cirugía de la catarata que fue impulsado por la revolución conceptual y técnica de Charles Kelman en los años 70. Este paso final, se verá culminado con la aparición de métodos quirúrgicos nuevos y más revolucionarios, que permitirán realizar la cirugía no por incisiones sino por punciones, evitando la proliferación capsular secundaria, ahora aun inevitable y, finalmente, sustituyendo el contenido cristaliniano por biomateriales capaces de mantener la acomodación.

Nos encontramos, pues al final de una Era en el desarrollo de la catarata, que culminará con un nuevo movimiento revolucionario que nos encaminará hacia un nuevo futuro, cual es el restablecimiento más fisiológico y anatómico de la normalidad anatómica y funcional de la afaquia.


1 Catedrático de Oftalmología. Alicante. España. 
E-mail: ioaioa@oftalio.com

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Alió JL, Rodríguez-Prats JL, Galal A. Micro incision cataract surgery in phacoemulsification. Principles and Practice of Phacoemulsification. Slack Pub 2003; 635.

2. Kanellopoulos AJ. Laser cataract surgery: A prospective clinical evaluation of 1,000 consecutive laser cataract procedures using the Dodick photolysis Nd:YAG system. Ophthalmology 2001; 108: 649-655.

3. Tsuneoka H, Shiba T, Takahas Y. Feasibility of ultrasound cataract surgery with a 1.4 mm incision. J Cataract Refract Surg 2001; 27: 934-940.

4. Tsuneoka H, Shiba T, Takahashi Y. Ultrasonic phacoemulsification using a 1.4 mm incision: clinical results. J Cataract Refract Surg 2002; 28: 81-86.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons