SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.78 número8 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología

versión impresa ISSN 0365-6691

Arch Soc Esp Oftalmol v.78 n.8 Madrid ago. 2003

 

SECCIÓN ICONOGRÁFICA


PRIMEROS CIEN AÑOS DE LAS ESCUELAS PARA NIÑOS
CIEGOS Y AMBLIOPES EN BIELORRUSIA

NOGUERA JJ1


La república de Bielorrusia (Respublika Belarus, «Rusia Blanca»), con una extensión de poco más de 207.000 kilómetros cuadrados y unos 10 millones y medio de habitantes, limita al noroeste con Lituania y Letonia, con Rusia al noroeste y al este, con Ucrania al sur y con Polonia al oeste. País independiente de la Europa oriental, perteneció a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y fue una de las zonas más afectadas por la explosión de la central de Chernobil (Ucrania), en abril de 1986.

La atención a la población infantil ciega o con trastornos visuales graves ha sido un asunto de una muy especial atención en Bielorrusia. El 25 de septiembre de 1897, E. Zdanovich fundó y dirigió la primera escuela especializada en la educación de estos niños en Minsk, capital de la república.

Hasta el año 2000, había siete escuelas especiales en Bielorrusia en las que se admitían alumnos entre los 6 y los 17 años quienes, al terminar allí sus estudios, están preparados para continuar su formación en institutos superiores. En una de ellas, la de Ezeritche, con 42 maestros, hay 120 alumnos de los cuales 5 son ciegos y 100 padecen ambliopías profundas; 60 de esos alumnos son huérfanos.

Durante muchos años han colaborado con otras escuelas similares de Rusia, Polonia, Alemania, Italia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Holanda... y han procurado becar a algunos estudiantes para que acudan a estos países a fin de ampliar su aprendizaje, mantener intercambios de sus experiencias o participar en competiciones deportivas. Sin embargo, lamentablemente, los problemas económicos y políticos actuales limitan estas actividades así como la adecuada formación de los profesores que trabajan en aquellas escuelas.

Además de textos informativos, publicaciones en Braille —de docencia, literatura, etc.— carecen de los medios más elementales para la formación de niños ciegos, equipos especiales de lectura y escritura, ordenadores,... Sólo hay ordenadores, más o menos actualizados, en la escuela de Grodno; en otras tres escuelas hay ordenadores obsoletos y en las tres restantes no los hay.

No es de extrañar que, en los últimos años, estas siete escuelas de Bielorrusia estén clamando ayuda para mantener y mejorar su centenaria actividad.

El sello que hoy acude a la revista, diseñado por V. Sytchenko, fue emitido el 25 de septiembre de 1997 para conmemorar el primer centenario de las escuelas para niños ciegos y ambliopes en Bielorrusia.


Fig. 1. Bielorrusia, 1997 - Yvert, 233. 

 

1 Oftalmólogo. Pamplona. España.

 

NOTA

- La información para este artículo procede de los comunicados de las profesoras Liudmila Liabiodka y Tatiana Tsagoyko que
   pueden leerse en las direcciones:
   http://www.icevi-europe.org/cracow2000/proceedings/chapter08/08-10.doc
   http://www.icevi-europe.org/cracow2000/proceedings/chapter06/06-17.doc