SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.85 número8Implante de lentes intraoculares tóricas Acrysof® en cirugía de la catarataESCRS on demand índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología

versión impresa ISSN 0365-6691

Arch Soc Esp Oftalmol vol.85 no.8  ago. 2010

 

COMUNICACIÓN CORTA

 

Fijación de lente intraocular en sulcus mediante inserción de hápticos en túneles esclerales: resultados a un año

Sulcus fixation of an intraocular lens by means of haptic insertions in scleral tunnels: results at one year

 

 

L. López-Guajardo y J. Benítez-Herreros

Servicio de Oftalmología, Hospital Universitario Príncipe de Asturias, Universidad de Alcalá, Madrid, España

Dirección para correspondencia

 

 


RESUMEN

Método: Evaluamos siete casos, sobre los que realizamos fijación de LIO en sulcus mediante inserción de hápticos en túneles esclerales. Analizamos las variaciones pre- y postoperatorias de la mejor agudeza visual corregida LogMAR y la refracción. El periodo de seguimiento fue de un año.
Conclusiones: La fijación de LIO en sulcus mediante la inserción de hápticos en túneles esclerales es, en nuestra experiencia, una técnica segura, que en ausencia de soporte capsular adecuado, permite situar el implante en cámara posterior, obteniendo resultados visuales y refractivos satisfactorios.

Palabras clave: Fijación lente intraocular. Lente intraocular. Háptico. Túnel. Escleral. Sin sutura.


ABSTRACT

Methods: We included seven eyes in which sutureless intrascleral posterior chamber intraocular lens (IOL) fixation was performed. Pre- and post-surgical best-corrected visual acuity (LogMAR) and refraction changes were analyzed. There was a one year follow-up period
Conclusions: Sutureless intrascleral posterior chamber intraocular lens fixation is, in our experience, a safe technique that allows locating the IOL in the posterior chamber when no capsular support is present. Visual and refractive outcomes were satisfactory.

Key words: IOL Fixation. Intraocular lens. Haptic. Tunnel. Sclera. Sutureless.


 

Introducción

La fijación escleral de lente intraocular (LIO) a nivel de sulcus, se reserva para aquellos pacientes que no cuenten con soporte capsular adecuado. De esta forma, podrá indicarse en casos de subluxación de cristalino, rotura de cápsula posterior o desinserción zonular en la cirugía de cataratas, o subluxación/luxación de LIO previamente implantada1.

Otras técnicas descritas para la implantación de lentes en estos pacientes incluyen su colocación en cámara anterior, o suturadas al iris. No obstante, la cámara posterior ofrece una posición más anatómica, que conlleva menor riesgo de daño endotelial, estrechamiento de cámara anterior y glaucoma2-4.

Entre las posibles complicaciones de la fijación escleral con sutura destacan la erosión conjuntival, subluxación de lente por rotura de sutura, inflamación crónica intraocular, sangrados recurrentes y endoftalmitis. Con la fijación escleral sin suturas, evitamos la erosión conjuntival y se reduce el riesgo de subluxación de la lente. Por otra parte, disminuye el riesgo de inflamación ocular o sangrado, por no existir aposición del implante sobre el cuerpo ciliar, y de endoftalmitis, por ausencia de suturas esclerales transfixiantes5.

 

Casos clínicos

Presentamos una serie de siete casos, cuatro varones y tres mujeres, con edades comprendidas entre los 49 y 81 años, sobre los que fijamos una LIO (MA60BM Alcon) 3 piezas con hápticos de prolene en sulcus, mediante inserción de hápticos en túneles esclerales. Las intervenciones fueron realizadas por el mismo cirujano (LLG).

Las indicaciones quirúrgicas fueron catarata traumática ya operada por cuerpo extraño intraocular en uno de los pacientes, y ausencia de soporte capsular por cirugía de catarata complicada en otros seis.

En todos los casos practicamos vitrectomía anterior y central 23-gauges antes de introducir el implante. A continuación, realizamos dos esclerotomías de 20-gauges superior e inferior a 180o entre sí, y partiendo de ellas tallamos unos túneles esclerales paralelos a limbo con la misma lanceta (Fig. 1). Una vez introducida la LIO dentro del ojo a través de una incisión corneal, extrajimos los hápticos por las esclerotomías con una pinza de 25-gauges (Fig. 2) y los introdujimos en los túneles esclerales (Fig. 3). La lente quedó centrada en todos los casos tras maniobras de deslizamiento del háptico en el túnel (Fig. 4) y no se observaron complicaciones intraoperatorias en ninguno de ellos, salvo un leve sangrado intravítreo autolimitado tras la realización de la incisión escleral trasfixiante.


Fig. 1. Tallado del túnel escleral.


Fig. 2. Extracción del háptico a través de la esclerotomía.


Fig. 3. Extracción del háptico a través del túnel escleral.


Fig. 4. Lente intraocular centrada, con hápticos en túneles esclerales.

 

En cada una de las revisiones pre- y postquirúrgicas, un observador enmascarado (JBH) sometió a los pacientes a exploración oftalmológica completa: medida de la mejor agudeza visual corregida LogMAR (MAVC), refracción, biomicroscopía y oftalmoscopía.

Desde el punto de vista clínico, después de un año de seguimiento, no se observó descentramiento del implante, inflamación ocular crónica, sangrado ni endoftalmitis en ningún caso.

Entre las complicaciones encontradas, destaca la presencia de ligera inclinación de una de las lentes, por falta de paralelismo entre los túneles y el limbo. En otro paciente, en el que se produjo un desprendimiento coroideo autolimitado localizado en cuadrante temporal inferior, un háptico se deslizó por el túnel, quedando el tercio distal situado en espacio subconjuntival. A pesar de ello, no se produjo descentrado de la LIO con y la conjuntiva permaneció íntegra (Fig. 5) tras trece meses de seguimiento.


Fig. 5. Háptico subconjuntival. No se produjo descentrado
de la lente y la conjuntiva permaneció íntegra.

 

En cuanto a la MAVC, esta mejoró en 6 de los 7 casos tras la intervención. La media preoperatoria fue de 0,82±0,47 (rango: 0,4 a 1,5), mientras la postoperatoria fue 0,27±0,18 (rango: 0,14 a 0,7). Al analizar los datos mediante el test de Wilcoxon, la mejoría visual se mostró estadísticamente significativa (p=0,018).

Desde el punto de vista refractivo, en todos los casos mejoró el equivalente esférico (EE). Su media prequirúrgica fue +9,41±1,60 (rango: +7,31 a +12,375), y postquirúrgica -2,04±1,26 (rango: -4 a -0,76) respectivamente. La mejoría resultó estadísticamente significativa al aplicar el mismo test (p=0,018).

El cilindro registró variaciones mínimas. Su media preoperatoria fue -1,57±0,71 (rango: -2,75 a -0,62) y la postoperatoria -1,68±0,62 (rango: -2,62 a -0,62).

El eje medio tampoco sufrió cambios importantes; antes de la cirugía fue de 68,14o±46,25 (rango: 15 a 144), y después de la intervención fue de 61,43o±32,89 (rango: 13 a 97). No se alcanzó significación estadística entre las variaciones del cilindro (p=0,735) y del eje (p=0,917) respectivamente.

 

Discusión

En esta serie de casos, hemos observado resultados satisfactorios después de la intervención.

Desde el punto de vista clínico, la MAVC mejoró de forma significativa tras la cirugía. Además, no se observaron complicaciones intra- ni postoperatorias, salvo ligera inclinación de una lente y perforación de un túnel escleral por parte del háptico, sin consecuencias importantes.

En cuanto a los resultados refractivos, el EE también mejoró significativamente. Mientras, las variaciones en el cilindro y el eje fueron mínimas, y no alcanzaron la significación.

La presencia de reacciones inflamatorias tardías no ha sido detectada en ninguno de los casos, probablemente debido a la mínima área de contacto entre háptico y cuerpo ciliar.

Podemos concluir por tanto, que la fijación de LIO en sulcus mediante la inserción de sus hápticos en túneles esclerales, es una técnica segura que, en ausencia de adecuado soporte capsular, permite situar el implante en cámara posterior, obteniendo resultados visuales y refractivos satisfactorios. Además, se elimina el riesgo de complicaciones secundarias a la sutura.

 

Bibliografía

1. Michaeli A., Assia E.I. Scleral and iris fixation of posterior chamber lenses in the absence of capsular support. Curr Opin Ophthalmol. 2005; 16(1):57-60.        [ Links ]

2. Hannush S.B. Sutured posterior chamber intraocular lenses: indications and procedure. Curr Opin Ophthalmol. 2000; 11(4):233-40.        [ Links ]

3. Dick H.B., Augustin A.J. Lens implant selection with absence of capsular support. Curr Opin Ophthalmol. 2001; 12(1):47-57.        [ Links ]

4. Güell J.L., Barrera A., Manero F. A review of suturing techniques for posterior chamber lenses. Curr Opin Ophthalmol. 2004; 15(1):44-50.        [ Links ]

5. Gabor S.G., Pavlidis M.M. Sutureless intrascleral posterior chamber intraocular lens fixation. J Cataract Refract Surg. 2007; 33(11):1851-4.        [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
llguajardo@icam.es
(L. López-Guajardo)

Recibido 13 Mayo 2010
Aceptado 8 Julio 2010

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons