SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.86 número2Técnicas quirúrgicas en oftalmología: Cirugía oculoplástica índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología

versión impresa ISSN 0365-6691

Arch Soc Esp Oftalmol vol.86 no.2  feb. 2011

 

SECCIÓN ICONOGRÁFICA

 

¿Goofy, hipermétrope?

Goofy, hyperopic?

 

 

J.J. Noguera-Paláu

Servicio Navarro de Salud, Pamplona, Navarra, España

 

 

Todos conocemos qué es la hipermetropía; no será este el lugar donde se dedique ni una línea a su descripción.

Sí convendrá mencionar, para justificar las ilustraciones de esta nota, que se corrige con lentes positivas y que, en ocasiones, el número de dioptrías puede ser escandalosamente elevado. Como en el caso de nuestro Goofy (Figura 1 y Figura 2).


Figura 1. Guayana, 1994. Yvert 3679/87 de 3679/87 en hojita + HB 190.

 


Figura 2. Guayana, 1994. Yvert 3680 de 3769/87 en hojita.

 

Hay que suponer que a Goofy se le están sumando hipermetropía, presbicia, quizá cataratas… Cuenten que nació en 1932 en los estudios Disney, ¡con barba!, sentado entre dos espectadores de un espectáculo del ratón Mickey quienes, dadas las estridentes carcajadas del neófito, acabaron con él a golpes mientras, en el escenario, Pluto, amigo de Mickey, era perseguido por una legión de gatos.

Su nombre de pila fue Dippy Dawg, a los seis años lo cambió por Dippy the Goof y un año más tarde, hecho un mozalbete, decidió que debía existir como Goofy. En la década de los 50, ya madurito y llamándose entonces Mr. Geef, se casó y tuvo un hijo, Max. Por fin, cuarenta años más tarde y sin su esposa, apareció en una serie de televisión con el nombre que lo había hecho famoso: ¡Goofy!

Es un perro, ¿o un lobo?, tan humano, tan humano, ¡que incluso es goofy!

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons