SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.86 número10 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología

versión impresa ISSN 0365-6691

Arch Soc Esp Oftalmol vol.86 no.10 Madrid oct. 2011

 

CARTAS AL DIRECTOR

 

Influencia del desprendimiento seroso macular en la eficacia del tratamiento con ranibizumab en las oclusiones venosas retinianas

Influence of serous macular detachment on the efficacy of ranibizumab treatment in retinal vein occlusions

 

 

Dirección para correspondencia

 

 

Sr. Director:

Las oclusiones venosas son una causa frecuente de enfermedad vascular retiniana, solo superadas por la retinopatía diabética1. El edema macular constituye la principal causa de pérdida de agudeza visual (AV), por lo que el abordaje terapéutico busca reducir dicho edema (fotocoagulación, corticoides intravítreos, cirugía). El pronóstico visual ha mejorado gracias al tratamiento mediante inyecciones intravítreas de ranibizumab (Lucentis; Genetech, South San Francisco, CA)2. Gracias a la tomografía de coherencia óptica (OCT) sabemos que el desprendimiento seroso macular (DSM) es un signo tomográfico frecuente en numerosas afecciones retinianas3. Hemos desarrollado un estudio piloto prospectivo para determinar la influencia del DSM en la eficacia del tratamiento mediante inyecciones intravítreas de ranibizumab para las oclusiones venosas retinianas.

Un total de 49 ojos con oclusión venosa de rama retiniana (ORVR) y 14 ojos con oclusión de vena central de la retina (OVCR) fueron incluidos. Se realizó medida de AV (logMAR), retinografía, angiografía y OCT. En las imágenes de OCT se analizaron los valores de espesor retiniano central, espesor medio y volumen retiniano. Además se evaluó la presencia de DSM y su altura (Fig. 1). Se inició el tratamiento con una inyección de ranibizumab y seguimiento mensual con medición de AV y OCT, repitiendo el tratamiento ante la persistencia o recurrencia de edema macular o DSM (pro re nata).

 


Fig. 1. Corte tomográfico correspondiente a
una oclusión de rama venosa de la retina con
edema macular y desprendimiento seroso macular
(DSM). Obsérvese la característica forma
«en pagoda» del DSM (asterisco).

 

Tras un seguimiento medio de 15,4 meses se objetivaron los siguientes resultados:

• Grupo ORVR: la AV basal de pacientes con DSM (n=22) y sin DSM (n=27) mostró diferencias significativas (p=0,033). Tras el tratamiento en ambos grupos se objetivó una mejora significativa de la AV (p<0,001). Las diferencias en la AV final de pacientes con DSM y sin DSM fueron estadísticamente significativas (p=0,001).

Grupo OVCR: la AV basal de pacientes con DSM (n=7) y sin DSM (n=7) no mostró diferencias significativas (p=0,123).Tras el tratamiento en ambos grupos no se objetivó una mejora significativa de la AV (p=0,108 y p=0,457) respectivamente. Las diferencias en la AV final de pacientes con DSM y sin DSM no fueron estadísticamente significativas (p=0,006).

Además, el análisis de la correlación entre las variables basales de AV y altura del DSM, mostró una correlación positiva (coeficiente de Pearson: 0,384), sin que esto modificara la necesidad de retratamientos entre los pacientes con y sin DSM (p=0,40). Es decir, a mayor altura del DSM inicial, peor AV asociada.

En conclusión, los resultados sugieren que la AV en pacientes con ORVR mejoran significativamente con el tratamiento mediante ranibizumab intravítreo. El DSM constituye un factor pronóstico basal que conlleva peores resultados visuales a pesar de la eficacia del tratamiento. En los pacientes con OVCR no hemos objetivado mejorías significativas de la AV. Nuevos estudios con mayor población y tiempo de seguimiento son necesarios para confirmar estos resultados y poder así definir factores pronóstico que permitan un manejo óptimo y más individualizado de los pacientes con ORVR y OVCR.

 

R. Dolz-Marcoa, R. Gallego-Pinazoa, E. Sanz-Marcoa, M. Díaz-Llopisa,b y A. Lleó-Pérezc
aServicio de Oftalmología, Hospital Universitario y Politécnico La Fe, Valencia, España
bFacultad de Medicina, Universidad de Valencia, Valencia, España
cServicio de Oftalmología, Hospital de Requena, España

 

Bibliografía

1. Hayreh S. Prevalent misconceptions about acute retinal vascular occlusive disorders. Prog Retin Eye Res. 2005; 24:493-519.         [ Links ]

2. Campochiaro PA, Hafiz G, Channa R, Shah SM, Nguyen QD, Ying H, et al. Antagonism of vascular endothelial growth factor for macular edema caused by retinal vein occlusions: two-year outcomes. Ophthalmology. 2010; 117:2387-94.         [ Links ]

3. Spaide RF, Lee JK, Klancnik JK, Gross NE. Optical coherence tomography of branch retinal vein occlusion. Retina. 2003; 23:343-7.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Correo electrónico: robertogallego@comv.es
(R. Gallego-Pinazo)

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons