SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.86 número12Distrofia en huella dactilar: brotes de astigmatismo irregular y su demostración topográficaDe la vitrectomía como terapia antiinflamatoria en la uveítis intermedia índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología

versión impresa ISSN 0365-6691

Arch Soc Esp Oftalmol vol.86 no.12  dic. 2011

 

CARTAS AL DIRECTOR

 

El cross-linking, un nuevo abordaje de la queratopatía bullosa

Cross-linking: a new approach to bullous keratopathy

 

 

Dirección para correspondencia

 

 

Sr. Editor:

La queratopatía bullosa (QB) supone un edema corneal irreversible secundario al fracaso de la bomba endotelial. Su pobre respuesta al tratamiento médico y su sintomatología clínica incapacitante ha promovido la aparición de diversos tratamientos médicos, pero la mayoría de los pacientes requieren finalmente un trasplante corneal o endotelial. Recientemente, el cross-linking ha empezado a postularse como nuevo tratamiento en la QB1.

Presentamos nuestra experiencia en una paciente de 76 años con QB grave bilateral posfacoemulsificación. A la exploración se observaba edema corneal con bullas subepiteliales, presión intraocular dentro de la normalidad y agudeza visual (AV) cuenta dedos en ambos ojos, con mayor afectación del OD presentando una úlcera trófica inferior y dolor (fig. 1 y fig. 2). El espesor corneal central (ECC) era de 900μm en OD y de 570μm en OS. Debido al mal estado general de la paciente por antecedentes oncológicos recientes, se sugirió el cross-linking como alternativa temporal a la queratoplastia, ya que los síntomas persistían a pesar del tratamiento tópico pautado: corticoides, colirio hiperosmóticos, timolol 0,5%, profilaxis antibiótica y lentes de contacto terapéuticas. Tras una sesión en OD, se observó mejoría del edema estromal, de la transparencia corneal, de las bullas subepiteliales, de la úlcera trófica, del dolor, de la AV (20/200) y del ECC (680μm) (Fig. 2). Se realizó un seguimiento de 8 meses con mantenimiento de la AV del OD y no se observaron efectos adversos locales o sistémicos durante el mismo.


Fig. 1. Ojo izquierdo: Edema corneal difuso, hiperemia
periquerática y pseudofaquia con lente intraocular en cámara posterior.

 


Fig. 2. Ojo derecho: figura a y b. Biomicroscopía previa al tratamiento con cross-linking:
hiperemia conjuntival intensa, edema corneal difuso con pérdida de la transparencia
corneal junto úlcera trófica inferior nasal. Figura c y d. Biomicroscopía 1 mes después
del tratamiento con cross-linking. Mejoría del edema, de la transparencia corneal,
de la hiperemia y reducción del área de la úlcera trófica nasal inferior, se aprecia
lente en cámara anterior de soporte angular que en la imagen previa no se visualizaba.

 

El protocolo utilizado en esta paciente es el más usado entre los pocos trabajos que utilizan el cross-linking como tratamiento para el edema corneal1,2: desepitelización y 30 minutos con instilación previa y cada 5 minutos de riboflavina 0,1%. Krueger et al modificaron la técnica, con buenos resultados in vitro y en un paciente; realizando 2 bolsillos corneales a 350μm y 150μm de espesor con láser femtosegundo (Intralase®) e inyectando riboflavina en dichos espacios para conseguir una mayor penetración de la radiación UVA3.

Tras el cross-linking existe una mejoría inicial del dolor, la transparencia y del edema en la QB, debida tanto al efecto hiperosmolar de la riboflavina tópica, al incremento de la rigidez estromal y de la resistencia al paso de fluido, como a la reducción de la dispersión de los haces1. Sin embargo, la mejoría y la disminución de las micro y macrobullas subepiteliales parece temporal (6 meses), disminuyendo con el tiempo1, no obstante, nuestra paciente ha estado estable al menos 8 meses. Dado que los pacientes permanecen meses en lista de espera para un trasplante corneal, el cross-linking podría suponer una ventana temporal y mejorar su calidad de vida, y podría suponer un tratamiento alternativo para aquellos pacientes que por su estado general no sean candidatos a una queratoplastia.

 

E. Sanz-Marcoa, S. García Delpecha,b, M.J. López-Pratsa y M. Díaz-Llopisa,c,d
aServicio de Oftalmología, La Fe Hospital Universitario de Valencia, Valencia, España
bFacultad de Medicina, Departamento de Cirugía, Universidad Católica de Valencia, Valencia, España
cFacultad de Medicina, Departamento de Cirugía, Universidad de Valencia, Valencia, España
dCentro de Investigación de Enfermedades Raras (CIBERER), Valencia, Valencia, España

 

Bibliografía

1. Ghanem RC, Santhiago MR, Berti TB, Thomaz S, Netto MV. Collagen crosslinking with riboflavin and ultraviolet-A in eyes with pseudophakic bullous keratopathy. J Cataract Refract Surg. 2010; 36:273-6.         [ Links ]

2. Wollensak G, Aurich H, Wirbelauer C, Pham DT. Potential use of riboflavin/UVA cross-linking in bullous keratopathy. Ophthalmic Res. 2009; 41:114-7.         [ Links ]

3. Krueger RR, Ramos-Esteban JC, Kanellopoulos AJ. Staged intrastromal delivery of riboflavin with UVA cross-linking in advanced bullous keratopathy: laboratory investigation and first clinical case. J Refract Surg. 2008; 24:S730-6.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
empar19@hotmail.com
(E. Sanz-Marco).

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons