SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.87 número5 índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología

versão impressa ISSN 0365-6691

Arch Soc Esp Oftalmol vol.87 no.5 Madrid maio 2012

 

COMUNICACIÓN CORTA

 

Utilidad de la tomografía de coherencia óptica en la monitorización terapéutica de la escleritis posterior: a propósito de un caso

Usefulness of optical coherence tomography in the treatment and monitoring of posterior scleritis: Report of a case

 

 

J. Iglesias Martín y E. Díaz Rodríguez

Servicio de Oftalmología, Hospital Juan Ramón Jiménez, Huelva, España

Dirección para correspondencia

 

 


RESUMEN

Caso clínico: Se describen los hallazgos encontrados en la tomografía de coherencia óptica (OCT) antes y después del tratamiento con corticoides sistémicos en un paciente de 51 años con episodios recurrentes de escleritis posterior bilateral sin enfermedad sistémica asociada.
Discusión: Consideramos que la OCT puede permitir hacer un seguimiento de las alteraciones patológicas que se suceden en la escleritis posterior, mediante la comparación objetiva y cuantitativa de imágenes, e incluso para la toma de decisiones terapéuticas.

Palabras clave: Tomografía de coherencia óptica. Escleritis posterior.


ABSTRACT

Case report: We describe the findings on optical coherence tomography before and after treatment with corticosteroids in a 51 year old patient with recurrent episodes of bilateral posterior scleritis without associated systemic disease.
Discussion: We believe that optical coherence tomography allows the pathological changes that occur in posterior scleritis to be monitored by objective and quantitative comparison of images, and even for therapeutic decisions.

Key words: Optical coherence tomography. Posterior scleritis.


 

Introducción

La tomografía de coherencia óptica (OCT), aunque no nos permite identificar la esclera o la coroides en su totalidad, sirve para determinar y diferenciar las alteraciones retinianas secundarias a la inflamación posterior de la esclera.

Se presenta un caso de escleritis posterior en el que la OCT ha sido de ayuda para monitorizar de forma adecuada y evaluar de una manera objetiva la respuesta al tratamiento.

 

Caso clínico

Mujer de 51 años de edad, sin antecedentes personales de interés, remitida a la Unidad de Uveítis de nuestro centro por episodios de dolor ocular y disminución progresiva de agudeza visual en ambos ojos de 3 años de evolución, que habían cedido parcialmente con corticoides.

A la exploración presenta una agudeza visual mejor corregida (AVMC) de 0,7 en ojo derecho (OD) y 0,5 en ojo izquierdo (OI). La presión intraocular era de 28 y 19mmHg, respectivamente. La biomicroscopia del segmento anterior en el OD denotaba un enrojecimiento ligero del sector temporal.

El fondo de ojo derecho presentaba hemorragia en astilla peripapilar inferior, pliegues retinocoroideos temporales superiores y exudados lipídicos, con la retina aplicada (fig. 1).

 


Fig. 1. La retinografía (izquierda) y la angiografía fluoresceínica (derecha)
del ojo derecho muestran pliegues retinocoroideos temporales superiores.

 

La imagen obtenida con ecografía en modo B muestra un engrosamiento escleral difuso junto con fluido en la cápsula de Tenon adyacente dando lugar al signo «de la T» (fig. 2).

 


Fig. 2. Ecografía en modo B de ojo derecho con fluido en la cápsula
de Tenon adyacente a la esclera engrosada (signo «de la T»).

 

Se realiza una interconsulta a Medicina Interna, que lleva a cabo una exploración por aparatos y sistemas, e igualmente se solicitan marcadores bioquímicos y sanguíneos (VSG, PCR, ANA, ANCA, FR, B27, serología infecciosa), que descartan la presencia de enfermedad sistémica asociada. También se solicita una resonancia magnética nuclear (RM) y una tomografía axial computarizada, que descartan otro tipo de lesión ocular u orbitaria.

A la vista de los resultados la paciente se diagnostica de escleritis posterior idiopática y de hipertensión ocular secundaria al tratamiento farmacológico corticoideo, y se instaura de nuevo tratamiento con prednisona oral junto con antihipertensivos oculares.

Se hacen controles trimestrales, entre los cuales la paciente padece episodios recurrentes de dolor ocular y enrojecimiento de ambos ojos, evidenciándose solo signos sutiles tanto en la ecografía (leve engrosamiento esclerocoroideo) como en el fondo de ojo. Para poder valorar en estas situaciones dudosas la actividad inflamatoria empleamos la OCT, evidenciándose la presencia de pliegues a nivel de la retina interna/EPR/coriocapilar como signos indirectos de inflamación escleral (fig. 3), de tal manera que la OCT permitió una adecuada monitorización de la paciente hasta conseguir una situación clínica estable, manifestada en este caso por la ausencia de anomalías tomográficas (fig. 4).

 


Fig. 3. Tomografía de coherencia óptica previa al tratamiento corticoideo: las ondulaciones
continuas de las capas retinianas se corresponden con los pliegues retinocoroideos.

 


Fig. 4. Tomografía de coherencia óptica posterior al tratamiento
corticoideo: normalización de la morfología de las capas de la retina.

 

Dada la cronicidad del proceso y la necesidad de requerir tratamiento corticoideo por tiempo prolongado, se introdujo tratamiento de mantenimiento con metotrexato, con rescate corticoideo.

Actualmente la paciente se encuentra estable, sin que se aprecien signos inflamatorios en la exploración oftalmológica ni en las pruebas tomográficas ni ecográficas.

 

Discusión

La prueba más útil en el diagnóstico de la escleritis posterior ha sido la ecografía ocular, en la cual encontramos un engrosamiento de la esclera (y coroides), y por detrás de ésta una sombra acústica que representa líquido en el espacio de Tenon1.

La escleritis posterior puede presentarse con un amplio rango de hallazgos clínicos fundoscópicos: tumefacción del disco óptico, desprendimiento exudativo de retina, desprendimiento coroideo anular, edema macular, pliegues coroideos y exudados lipídicos subretinianos2.

En la literatura solo aparece recogido un caso de escleritis posterior en un niño donde se describen, mediante OCT, la presencia de formas quísticas debajo de la retina y un desprendimiento seroso macular, que desaparecieron tras el tratamiento3.

En nuestro caso, el único signo indirecto a nivel retiniano de la enfermedad fue la presencia de pliegues retinocoroideos, que en la OCT se observan como discretas ondulaciones continuas y homogéneas de la retina interna/EPR/coriocapilar, sin alterarse la morfología de las capas externas de la retina, siendo posible identificar la fóvea. No se observó ningún tipo de edema retiniano. Los pliegues se distinguen de artefactos producidos por los movimientos oculares durante la realización de la prueba porque estos suelen ser asimétricos y con elevaciones pronunciadas de la retina4.

Se ha descrito el uso de la RM potenciada en T1 posgadolinio como prueba complementaria en casos de sospecha de escleritis posterior en los que la ecografía en modo B no es diagnóstica5, pero dicha técnica es cara, no exenta de posibles complicaciones y requiere sedación en personas no colaboradoras y en niños.

La OCT es una técnica inocua, reproducible y accesible, que puede resultar útil para el diagnóstico y especialmente en la monitorización del tratamiento en la escleritis posterior, cuando los signos ecográficos y fundoscópicos puedan ser menos cuantificables o evidenciables. Dada la extraordinaria capacidad que esta técnica tiene para visualizar la retina/EPR/coriocapilar pueden observarse efectos a distancia, incluso sutiles, de la inflamación escleral.

En el caso presentado los signos tomográficos fundamentales en el seguimiento de la paciente han sido la presencia de pliegues a nivel de la retina interna/EPR/coriocapilar.

 

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

 

Bibliografía

1. Yanoff M., Duker J. Ophthalmology. 2nd ed. St Louis: Mosby; 2004. p. 512-8.         [ Links ]

2. Watson P.G. Diseases of the sclera and episclera. En: Duane T.D., Jaeger E.A., editors. Clinical ophthalmology. New York: Harper & Row Publishers Inc; 1986.         [ Links ]

3. Erdol H., Kola M., Turk A. Optical coherence tomography findings in a child with posterior scleritis. Eur J Ophthalmol. 2008; 18:1007-10.         [ Links ]

4. Puliafito CA, Hee MR, Schman JS, Fujimoto JG. Principles of operation and technology and interpretation of the OCT image. En: Optical Coherence Tomography of ocular disease. Thorofare: Slack Incorporated; 1996. p. 3-34.         [ Links ]

5. Salehi-had H., Caruso P., Papaliodis G. Utility of MRI as an Imaging Modality in Posterior Scleritis. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2008; 49:3901.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Correo electrónico: juaniglesiasmartin@hotmail.com
(J. Iglesias Martín)

Recibido: 16 Mayo 2011
Aceptado: 20 Septiembre 2011

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons