SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.39 suppl.1Fat injection and rhytidectomy author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana

On-line version ISSN 1989-2055Print version ISSN 0376-7892

Cir. plást. iberolatinoam. vol.39  suppl.1 Madrid Dec. 2013

http://dx.doi.org/10.4321/S0376-78922013000500023 

 

Liposucción en Cirugía Reparadora (desengrasamiento de colgajos cutáneos y miocutáneos, exéresis de acúmulos grasos y autotransplante de grasa)

Liposuction in reconstructive surgery (undermine of cutaneous and miocutaneous flaps, exeresis of fat deposits and autologous fat transplantation)

 

 

J.Ma Serra Renom*, R. Vila Rovira** y M. Recalde*

*Director del Servicio de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. Clínica Universitaria de Navarra
*Jefe de Servicio B Cirugía Plástica y Estética del Instituto Dexeus de Barcelona y Jefe de la Unidad de Microcirugía del Departamento de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Valle Hebrón de Barcelona (España)
*Médico Residente Servicio de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. Clínica Universitaria de Navarra (jefe Dr. J. M.ª Serra).

Publicación secundaria: Artículo previamente publicado en Cirugía Plástica Iberolatinoamericana Vol. 22 - No 1. 1986 / Pag. 319-326.

 

 


RESUMEN

La liposucción es una técnica quirúrgica de gran utilidad para la remodelación de acúmulos grasos y para el desgrasamiento de los colgajos cutáneos, miocutáneos o musculares.
Para el desgrasamiento de los colgajos la realizamos después del año de efectuado el colgajo.
También la empleamos en acúmulos grasos, en la reconstrucción mamaria postmastectomía, y acúmulos grasos periféricos en la reducción mamaria. Igualmente en el tratamiento de cicatrices deprimidas con prominencia de tejidos vecinos.
En zonas deprimidas la realización del autotransplante de grasa nos ha dado buenos resultados.


SUMMARY

Surgery of the forms is an important part of plastic surgery. Occasionally, the presence of adipose masses will interfere in certain reconstructive procedures. This is specifically true for breast surgery in reductive or reconstructive techniques.
Suction lipectomy is an interesting procedure for the exeresis of fat deposits, and can also be used as an ancillary treatment in many other procedures.
It is also of great use in the remodeling of skin flaps performed with a pedicle or microsurgically, as well as for myocutaneous and muscular flaps. In performing the remodeling, it is also convenient to undermine and release the edges of the flap from the peripheral scar, in order to facilitate the "lifting" procedure.
The instrument set for the transplantation of autologus adipose tissue is presented. The trasnplant of fat can fill and raise depressed areas, and it must be done in an over-corrective fashion by injection into a closed preformed pouch. Thse adipose trasnplants have been followed and controlled by external assessment and biopsy, revealing a 20-30o per cent resorption of transplanted tissue, and capsule formation.


 

1. Introducción

Presentamos la utilización de la liposucción en diversas situaciones que se plantean en Cirugía Reparadora.

Encontramos particularmente útil la liposucción en la remodelación de colgajos tanto pediculados como libres vascularizados, así como en la corrección de acúmulos grasos en procedimientos reconstructivos de la mama y también la utilidad del autotransplante de grasa...

 

2. Liposucción en la remodelación de colgajos

2.1. Colgajos cutáneos

Los colgajos cutáneos que presentan un importante componente de tejido celular subcutáneo graso pueden ser remodelados al año de su realización mediante liposucción. La técnica que nosotros empleamos es la de disección-succión que se realiza desde cuatro puntos periféricos situados en la línea de la cicatriz (a las 12, 3, 6 y 9) desde donde se efectúan varios túneles radiados con cánulas de 4 y 6 mm. En un colgajo facial para dorso de nariz usamos la cánula de 3mm. La dirección del agujero de la cánula debe ser hacia la profundidad y hacia la superficie. Es importante efectuar después con la misma cánula, pero sin succión, un despegamiento de toda la cicatriz periférica al colgajo de los planos profundos y también del tejido circunvecino sano, para permitir una cicatrización uniforme de la región. Es decir, se trata de remodelar tanto el colgajo como la cicatriz y tejidos circundantes para borrar el escalón que a veces aparece en la periferia de estos colgajos (1,2).

La técnica de disección-succión en este caso no tiene como finalidad aislar una masa sino separar toda la grasa de la piel suprayacente y del plano muscular subyacente (figs. 1a, b y c) y aspirarla.

 

 

 

 

2.2. Colgajos miocutáneos

Los colgajos miocutáneos suelen ser más voluminosos que los cutáneos. Si el músculo está denervado, éste se va atrofiando paulatinamente y es reemplazado por tejido fibroso laxo. Este tejido laxo abundante y el propio tejido celular subcutáneo impiden una retracción adecuada de la piel, por lo cual al cabo de un año se puede observar que el colgajo se ha convertido a veces en una bolsa redundante. Si se extrae por liposucción los restos musculares y el tejido fibrosos, así como parte del panículo adiposo y se diseca periféricamente, se favorecerá la retracción de la piel del colgajo con mejoría notable del contorno de la zona reconstruida.

2.3. Colgajos musculares

Los colgajos musculares implantados subcutáneamente también se atrofian, dejando un sitio a tejido fibroso laxo, que por efecto de la gravedad deforma el contorno cutáneo. La succión de dicho tejido eliminará ese exceso y estimulará la cicatrización de la piel en una posición más estética. Debe insistirse en disecar con la cánula los tejidos circunvecinos para evitar adherencias localizadas y escalones.

Este procedimiento de desgrasamiento en los colgajos se realiza tanto en los colgajos habituales, como en aquellos colgajos cuya técnica de vascularización fue mediante la sutura de su pedículo vascular con técnicas microquirúrgicas (figs. 2a, b y c). La extracción de grasa debe ser amplia hasta que aplane completamente el colgajo. En ningún caso, en 14 colgajos, ha existido isquemia de la piel.

 

 

 

 

3. La liposucción de acumulos de grasa

En Cirugía Reparadora muchas veces aparecen acúmulos de grasa en zonas específicas cuya exéresis facilitará la remodelación que se está realizando.

En este apartado hacemos hincapié en la utilidad de la exéresis, grasa no deseada, dentro de un procedimiento de Cirugía Reparadora. A modod de ejemplo se expone la exéresis de los acúmulos de grasa en la Cirugía Reparadora de la mama.

En ciertos casos de mastectomías radicales donde se ha escogido una implantación subpecotral de un expansor tisular, suele existir un acúmulo graso preaxilar que provoca la formación de un pliegue transversal entre este acúmulo y la mama reconstruida. Nosotros, efectuamos una liposucción de este acúmulo al tiempo de imploantar el expansor, utilizando la misma incisión, pero colocando el expansor submuscular ya que se ha realizado la liposucción subcutáneamente. Se recomienda dejar un redón para drenaje por 48 horas (figs. 3a, b y c).

 

 

 

 

Las Gifantomastías que acompañan a pacientes obesas suelen dar resultados insatisfactorios si nos limitamos a realizar una mamoplastia reductora convencional. Con frecuencia quedan pliegues subaxilares por acúmulos grasos. Desde la incisión inframamaria se puede aspirar esta grasa en eceso sin profundizar demasiado para no lesionar los vasos torácicos laterales, teniendo en cuenta que la posición de decúbito de la paciente no permitirá apreciar la cantidad real del tejido adiposo que debe aspirarse, por lo cual esto tendrá que ser establecido preoperatoriamente con un marcaje preoperatorio correcto.

 

4. Tratamiento de las cicatrices y zonas deprimidas. Autotransplante de grasa.

Hay algunos casos en los que una cicatriz se hace muy visible debido a la depresión que ocasiona y a la prominencia de los tejidos vecinos. En este caso la regularización de estas áreas vecinas mediante liposucción y el despegamiento de la cicatriz a los planos profundos, asociado o no a la resección cicatricial, mejoran el resultado uniformado toda la zona (figs. 4a, b y c).

 

 

 

 

4.1. Autotrasplante de grasa

También en zonas deprimidas y adheridas a planos profundos sin gran prominencia de las áreas vecinas, se ha realizado autotrasplante de grasa, es decir, se ha practicado la exéresis de la grasa mediante una cánula cortante que permite la entrada de aire por un orificio, una vez introducida, para que la grasa sea bastante integra y con la ayuda de un equipo de instrumental (figs. 5a y b) para la disección de esta zona deprimida y la inyección de la grasa a presión, se autotrasplanta. Este autotrasplante de grasa no tiene como finalidad crear un nuevo tejido adiposo subcutáneo, sino despegar esta zona cicatricial adherida de los planos profundos. El comportamiento de esta grasa, seguido mediante biopsias, es la de la formación de un pseudoquiste con la reabsorción de entre un 20 % y un 30 % del volumen inyectado, si está colocada a presión con la cánula de inyección en una cavidad cerrada y rodeada de tejido fibroso (figs. 6a, b y c)

 

 

 

 

 

 

Bibliografía

1. Grazer, F.: Suction-assited lilpectomy. Suction lipectomy Lipolysis and lipexerisis. Plast Recostr. Surg 72: 620, 1983.         [ Links ]

2. Stalling, J.: The defatting of flaps by lipolysissi. From Hetter, G. Lipoplasty "The theory and practice ob blunt suction lipectormy". Little. Brown and Company. Boston. Toronto. 1984.         [ Links ]

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License