SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.27 número4Adjuvant therapy for pancreatic cancer: current status and future directions¿Debe recomendarse tratamiento citostático a un enfermo con carcinoma de páncreas metastásico? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Oncología (Barcelona)

versión impresa ISSN 0378-4835

Oncología (Barc.) vol.27 no.4  abr. 2004

 

CARCINOMA DE PÁNCREAS

>

Alternativas terapéuticas en el cáncer de páncreas localmente avanzado (irresecable)

>

 

F. A. CalvoI; J. L. García SabridoII; A. CalínIII

Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Madrid
IDepartamento de Oncología
IIServicio Cirugía General III
IIIServicio Oncología Radioterápica

 

 

Introducción

La incidencia de cáncer de páncreas se incrementa en las últimas décadas, siendo considerada la quinta causa de muerte por cáncer1. La mayoría de los pacientes con cáncer de páncreas han perdido la oportunidad de cirugía radical en el momento del diagnóstico inicial. La mentalidad dominante en los últimos 30 años es fatalista respecto al cáncer de páncreas no resecable: no se identifican supervivientes a largo plazo y no se reconocen como valiosos tratamientos alternativos a la cirugía en los pacientes2. La propia cirugía de resección, factible en una minoría de casos, se cuestiona como un esfuerzo poco eficiente por su mínimo impacto en supervivencia y la evidencia de supervivientes anecdóticos más de 5 años3.

En la práctica oncológica se rechazan las actitudes maximalistas ("todo o nada"), en las enfermedades de pronóstico ominoso. En estos cánceres o estadios de enfermedad, el avance terapéutico ha sido real, pero progresivo -paso a paso-, siempre dirigido por el espíritu indómito de clínicos y cirujanos que han considerado que vale la pena el esfuerzo de contribuir con pequeños avances para lograr las grandes transformaciones asistenciales. A curar lo incurable sólo se aprende tratando lo incurable con intención radical. El cáncer de páncreas irresecable es un reto clínico-terapéutico que merece más trabajo en equipo, más conocimiento biológico, más ciencia médica y menos fatalismo asistencial.

 

Estadificación: patrones de recidiva

El sistema TNM de clasificación no se utiliza en la práctica clínica ni para diseño terapéutico ni para comunicación de resultados. Alternativamente se emplean los términos "potencialmente resecable", "irresecable" o "metastático", como grandes categorías de tratamiento y pronóstico. La enfermedad irresecable requiere TAC, RM, angiografía, PET y laparoscopia para su evaluación exhaustiva. Sin embargo, en la práctica clínica suelen combinarse dos de estos sistemas diagnósticos para aceptar la condición de irresecabilidad. La ausencia de metástasis a distancia (particularmente peritoneales) se estudia con limitaciones con cualquiera de los sistemas descritos, excepto la laparoscopia.

La re-estadificación después de tratamientos oncológicos activos requiere sistemas de imagen, a pesar de que (es excepcional identificar respuestas completas y las parciales suelen ser volumétricamente marginales), se tiende a incorporar como monitores de respuesta más eficientes desde el punto de vista clínico el PET4 y los marcadores tumorales 5.

 

Tratamiento

Derivación bilio-digestiva vs cirugía de resección

Desde los años 70 se ha sugerido que la opción quirúrgica más recomendada en esta categoría de enfermedad es la derivación bilio-digestiva6. Sin embargo, la actividad creciente de grupos quirúrgicos expertos, que aceptan tratamiento multimodal en torno al componente de cirugía, han identificado que la resección es más frecuente de lo que se estima con criterios de irresecabilidad pre-laparotómicos. En Fox Chase Cancer Center (período 1987-1999) se evaluaron quirúrgicamente 85 pacientes (53 con tratamiento preoperatorio), logrando resección un 54% de los que se juzgaron inicialmente irresecables7.

Radioterapia externa exclusiva (+/- quimioterapia)

En la década de los 80 se realizan estudios prospectivos randomizados en pacientes con cáncer localizado irresecable, utilizando radioterapia externa con o sin quimioterapia. Calvo2 ha revisado recientemente 5 estudios randomizados, con un total de 649 pacientes tratados, publicados entre los años 1969 y 1988, con dosis de irradiación en el rango de 35 Gy y 60 Gy, los resultados muestran medianas de supervivencia entre 5 y 10 meses, progresión primaria local de la enfermedad 25% y 58% y supervivientes a los 2 años entre el 5% y 12%. El uso de quimioterapia (generalmente 5FU) no producía de forma consistente mejoría en los resultados.

Radioterapia intraoperatoria y externa +/- 5FU

La radioterapia intraoperatoria (RIO) con electrones acelerados es una excelente alternativa técnica para escalar la dosis de irradiación en el tumor primitivo pancreático no resecado. La integración de un componente de irradiación intraoperatorio (10-40 Gy dosis única) y radioterapia externa fraccionada convencional (50 Gy), supone alcanzar en el tumor una dosis integral con un equivalente biológico entre 70 y 120 Gy acumulativo en radioterapia fracionada convencional. Termuhlen8 revisa 20 trabajos publicados entre 1981 y 1996 que incluyen la combinación de radioterapia externa y RIO (con o sin 5FU) en 727 pacientes con mediana de supervivencia en el rango de 8 a 16 meses (en 10 estudios superior a 10 meses). En la Clínica Mayo9 la secuencia de combinación de radioterapia externa preoperatoria con RIO (23 pacientes), versus RIO y postoperatoria (56 apcientes) fue favorable al esquema pre en mediana de supervivencia (14.9 meses vs 10.5 meses, p=0.001) y supervivencia a 5 años (7% vs 0%, p=0.001).

Willett en 200310 comunica por primera vez supervivientes a largo plazo en instituciones occidentales tratados con RIO y radioterapia externa: 8 pacientes de 150 sobrevivieron más de 4 años, todos ellos con diámetros tumorales inferiores a 5 cm (sin resección tumoral; 30% de los pacientes con tumores inferiores a 5 cm de diámetro máximo).

Radioterapia intraoperatoria exclusiva

Las estrategias de tratamiento en las que se combina cirugía de exposición tumoral y/o derivación bilio-digestiva con radioterapia intraoperatoria exclusiva (24 a 30 Gy dosis única), sin añadir radioterapia externa fraccionada, contaminan las publicaciones de autores japoneses, sin aportar otra información clínica relevante salvo el excelente efecto antiálgico, detectable desde el postoperatorio inmediato11.

Quimioterapia exclusiva

La quimioterapia exclusiva se ha ensayado en pacientes metastáticos, aunque las experiencias clínicas que se comunican incluyen también enfermedad localizada irresecable. El-Rayes y cols.12 comunican los resultados de un estudio fase II utilizando Gemcitabina, Cisplatino y 5FU en infusión en 47 pacientes de los cuales 16 tenían enfermedad localizada irresecable. Las respuestas parciales y estabilizaciones se observaron en el 26% de los casos, con 3 parciales en los 16 pacientes no metastáticos. La probabilidad de supervivencia a los 12 meses fue del 34% y la incidencia de toxicidad 3-4 fue relevante: 60% neutropenia, 42% trombopenia y 26% anemia. El índice terapéutico de la quimioterapia exclusiva parece inferior a la quimio-irradiación en pacientes con tumor localmente avanzados.

Quimio-radioterapia concomitante radical

En los últimos 3 años (siglo XXI) se han publicado multitud de estudios tipo fase I-II explorando la factibilidad, tolerancia y datos preliminares de eficacia con radio-quimioterapia en cáncer de páncreas irresecable. La Tabla I13-26 resume los datos más relevantes de las publicaciones en revistas con factor de impacto. Los fármacos radiopotenciadores más empleados han sido Gemcitabina y Paclitaxel. La radioterapia del abdomen superior parece homogénea en sus parámetros técnicos, fraccionamiento de dosis y dosis total. Aunque la naturaleza del diseño de estos estudios no permite conclusiones sobre eficacia, es interesante resaltar que la tasa de respuestas (incluyendo las bioquímicas menores y radiológicas/estabilizaciones), está en el rango de 16 a 45%. Los manuscritos describen respuestas completas radiológicas e histológicas, excepcionalmente. La toxicidad grado _ es relevante (30% gastrointestinal). La supervivencia media es muy similar entre estudios, en torno a 10 meses (8-14 meses).

Quimio-radioterapia concomitante preoperatorio con cirugía programada

En grupos expertos que han comunicado sus resultados en el siglo XXI la tasa de resecabilidad, en pacientes seleccionados preferentemente por la situación de estado clínico aceptable y evidencia de tumor localizado, se sitúa en torno al 25% (límites 13%-64%). Prácticamente todas las publicaciones describen respuestas patológicas completas ocasionales con pautas heterogéneas de quimioterapia y radioterapia (Tabla II)27-31.

La experiencia institucional de la Clínica Universitaria de Navarra28, ha publicado que en el período 1991-1998, 47 pacientes con cáncer de páncreas localizado irresecable se trataron con quimio-irradiación preoperatorio (incluyendo agentes como cisplatino, 5-FU, paclitaxel, docetaxel y gencitabina). Finalizada la neoadyuvancia 12 (26%) se consideraron resecables, 9 (19%) se resecaron y 2 alcanzaron una respuesta patológica completa. La supervivencia a 3 años fue significativamente superior en el grupo de pacientes resecados, 48% (supervivencia media 23 meses), respecto a los no resecados 0% (supervivencia media 10 meses). Este dato confirma que es posible desarrollar programas institucionales en nuestro medio con abordaje sistemático neoadyuvante y supervivientes a plazo intermedio.

En el Hospital General Universitario Gregorio Marañón (período 1995-2000) el tratamiento neoadyuvante con Tegafur oral, dosis altas y radioterapia conformacional (50.4 Gy), en pacientes con tumores de pequeñas dimensiones (> 4 cm de diámetro), consiguió una tasa de resecabilidad del 60% y dos respuestas patológicas completas. Esta experiencia confirmó la factibilidad técnica de añadir un componente de RIO en esta estrategia terapéutica32.

Cáncer de páncreas irresecable: desarrollo terapéutico, predicción de respuesta y oportunidades diagnósticas

En el momento actual el control local es el reto dominante en el tratamiento del cáncer de páncreas irresecable. Después de quimio-irradiación los patrones de progresión identifican como componentes de recurrencia el tumor primitivo (66%), peritoneo (33%) y metástasis hepáticas (17%)33. La radioterapia externa admite desarrollos técnicos, como la modulación de intensidad (IMRT), que mejoran el índice terapéutico y permiten escalar la dosis total o alterar el fraccionamiento34. El nivel de hemoglobina en pacientes tratados con quimio-irradiación (11.5 grs/dl) se ha identificado como potencial factor pronóstico35. La PET-FDG mediante el cálculo de SUV (Standard up-take value) aporta información discriminante sobre respuesta a quimio-irradiación en este modelo de tumor que no produce cambios morfológicos (tamaño tumoral) después de tratamiento oncológico activo36. Está por definir la mejor pauta de combinación de fármacos y radioterapia: la gemcitabina es más tóxica que el 5-FU, pero parece inducir un efecto de remisión morfológica y margen vascular más favorable para la resección tumoral37. El análisis de coste-efectividad realizado en el Policlínico Gemelli por Cellini y colaboradores es favorable al tratamiento activo, porque considera que la radio-quimioterapia concomitante mejora la calidad de vida a través de control de síntomas y prolonga la supervivencia media (10 vs 4.5 meses)38.

El dilema "resección vs paliación"39 sigue abierto en cáncer de páncreas localmente avanzado: sólo se superará con un trabajo multidisciplinar meticuloso y entusiasta en Unidades Asistenciales Funcionales expertas en cáncer de páncreas, con objetivos estructurados en desarrollo terapéutico oncológico.

 

Bibliografía

1. Oomi K, Amano M. The epidemiology of pancreatic disease in Japan. Pancreas 1998; 16:233-40.        [ Links ]

2. Calvo FA, Viera JC, Gunderson LL, Willett CG. Cancer of the pancreas. En: Principles and Practice of Radiation Oncology. Perez CA, Brady LW, Halperin EC, Schmidt-Ullrich RK (eds). Lippincott Williams & Wilkins 4th edition. Philadelphia 2004; 1574-88.        [ Links ]

3. Gudjonsson B. Carcinoma of the pancreas: critical análisis of cost results of resection, and the need for standarized reporting. J Am Coll Surg 1995; 181:483-6.        [ Links ]

4. Higashi T, Sakahara H, Torizuka T, et al. Evaluation of intraoperative radiation therapy for unresectable pancreas cancer with FDG PET. J Nucl Med 1999; 40:1424-33.        [ Links ]

5. Micke O, Bruns F, Kurowski R, et al. Predictive value of carbohydrate antigen 19-9 in pancreatic cancer treatment with radiochemotherapy. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2003; 57:90-7.        [ Links ]

6. Crile G. The advantages of by pass operations over radical pancreatoduodenectomy in the treatment of pancreatic cancer. Surg Gynecol Obstret 1970; 130:1049-52.        [ Links ]

7. Chao C, Hoffman JP, Ross EA, et al. Pancreatic carcinoma deemed unresectable at exploration may be resect for cure: an institutional experience. Am Surg 2000; 66:378-85.        [ Links ]

8. Termuhlen PM; Evans DB, Willett CG. IORT in pancreatic carcinoma. En: Intraoperative irradiation. Gunderson LL, Willett CG, Harrison LB, Calvo FA (eds). Humana Press. Totowa, 1999; 201-223.        [ Links ]

9. Gaston GR, Gunderson LL, Nagornly DM, et al. High-dose preoperative external beam and intraoperative irradiation for locally advanced pancreatic cancer. Int J Radiat Oncol Biol Phys 1993; 27:1153-7.        [ Links ]

10. Willett CG, Fernández del Castillo C, Shih HA, et al. Long-term results of intraoperative electrón beam irradiation for patients with unresectable pancreatic cancer. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2003; 57: s 220.        [ Links ]

11. Ishikawa H, Suzuki Y, Nakayama Y, et al. Intraoperative radiotherapy and bypass surgery for unresectable pancreas cancer. Hepatogastroenterology 2000; 47:1151-5.        [ Links ]

12. El-Rayes BF, Zalupski MM, Shields AF, et al. Phase II study of gemcitabine, cisplatin, and infusional fluorouracil in advanced pancreatic cancer. J Clin Oncol 2003; 21:2920-5.        [ Links ]

13. Rich T, Harris J, Abrams R, et al. Phase II study of external irradiation and weekly paclitaxel for nonmetastatic, unresetable pancreatic cancer: RTOG-98-12. Am J Clin Oncol 2004; 27:51-6.        [ Links ]

14. Al-Sukhun S, Zalupski MM, Ben-Josef E, et al. Chemotherapy in the treatment of regional pancreatic carcinoma: a plase II study. Am J Clin Oncol 2003; 26:543-9.        [ Links ]

15. Ashamalla H, Zaki B, Monkhtar B. Hyperfractionated radiotherapy and paclitaxel for locally advanced/unresectable pancreatic cancer. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2003; 55:679-87.        [ Links ]

16. Brunner TB, Grabenbauer GG, Klein P, et al. Phase I trial of strictly time scheduled gemcitabine and cisplatin with concurrent radiotherapy in patients with concurrent radiotherapy in patients with locally advanced pancreatic cancer.

17. Epelbaum R, Rosenblatt E, Nasrallah S, et al. Phase II study of gemcitabine combined with radiation therapy in patients with localized, unresectable pancreatic cancer. J Surg Oncol 2002; 81:138-43.        [ Links ]

18. Kim HJ, Czischke K, Brennan MF, Conlon KC. Does neoadjuvant chemoradiation downstage locally advanced pancreatic cancer? J Gastrointest Surg 2002; 6:763-9.        [ Links ]

19. Poggi MM, Kroog GS, Russo A. Phase I study of weekly gemcitabine as a radiation sensitizer for unresectable pancreatic cancer. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2002; 54:670-6.        [ Links ]

20. Safran H, Dipetrillo T, Iannitti D, et al. Gemcitabine, paclitaxel, and radiation for locally advanced pancreatic cancer: a Phase I trial. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2002; 54:137-41.        [ Links ]

21. Blackstock AW, Melin SA, Butler JM, et al. Irinotecan/gemcitabine followed by twice-weekly gemcitabine/radiation locally advanced pancreatic cancer. Oncology (Huntingt) 2002; 16:25-8.        [ Links ]

22. Pipas JM, Mitchell SE, Barth RJ Jr, et al. Phase I study of twice-weekly gemcitabine and concomitant external radiotherapy in patients with adenocarcinoma of the pancreas. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2001; 50:1317-22.        [ Links ]

23. Safran H, Moore T, Iannitti D, et al. Paclitaxel and concurrent radiation for locally advanced pancreatic carcinoma. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2001; 49:1275-9.        [ Links ]

24. Okusaka T, Okada S, Tokuuye K, et al. Lack of effectiveness of radiotherapy combined with cisplatin in patients with locally advanced pancreatic carcinoma. Cancer 2001; 91:1384-9.        [ Links ]

25. Andre T, Balosso J, Louvet C, et al. Combined radiotherapy and chemotherapy (cisplatin and 5-fluorouracid palliative treatment for localized unresectable or adjuvant treatment for resected pancreatic adenocarcinoma: results of a feasibility study. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2000; 46:903-11.        [ Links ]

26. Kornek GV, Schratter-Sehn A, Marczell A, et al. Treatment of unresetable, locally advanced pancreatic adenocarcinoma with combined radiochemotherapy with 5-fluorouracil, leucovorin and cisplatin. Br J Cancer 2000; 82:98-103.        [ Links ]

27. Ammori JB, Colleti LM, Zalupski MM, et al. Surgical resection following radiation therapy with concurrent gemcitabine in patients with previously unresectable adenocarcinoma of the pancreas. J Gastrointest Surg 2003; 7:766-72.        [ Links ]

28. Aristu J, Canon R, Pardo F, et al. Surgical resection alter preoperative chemoradiotherapy benefits selected patients with unresectable pancreatic cancer. Am J Clin Oncol 2003; 26:30-6.        [ Links ]

29. Snady H, Bruckner H, Cooperman A, et al. Survival advantage of combined chemoradiotherapy compared with resection at the initial treatment of patients with regional pancreatic carcinoma. An outcomes trial. Cancer 2000. 89:314-27.        [ Links ]

30. Wanebo HJ, Clicksman AS, Vezeridis MP, et al. Preoperative chemotherapy, radiotherapy and surgical resection of location advanced pancreatic cancer. Arch Surg 2000; 135:81-7.        [ Links ]

31. Kastl S, Brunner T, Hermann O, et al. Neoadjuvant radio-chemotherapy in advanced primary non-resectable. Eur J Surg Oncol 2000; 26:578-82.        [ Links ]

32. Calvo FA, Matute R, García Sabrido JL, et al. Neoadjuvant chemoradiation with Tegafur in cancer of the pancreas: inicial analysis of clinical tolerance and outcome. Am J Clin Oncol (en prensa).        [ Links ]

33. Paulino AC, Latona C. Unresectable adenocarcinoma of the pancreas: patterns of failure and treatment results. Cancer Invest 2000; 18:309-13.        [ Links ]

34. Crane CH, Antolak JA, Rosen II: Phase I study concomitant gemcitabine and IMRT for patients with unresectable adenocarcinoma of the pancreatic head. Int J Gastrointest Cancer 2001;30:123-32.        [ Links ]

35. Morganti AG, Forni F, Machia G, et al. Chemoradiation of unresectable pancreatic carcinoma: impact of pretreatment hemoglobin level on patterns of failure. Strahlenther Onkol 2003; 179:87-92.        [ Links ]

36. Yoshioka M, Satos T, Furuya T, Shibata S, et al. Role of positron emission tomography with 2-deoxy-2 (18)fluoro-D-glucose in evaluating the effects of arterial infusion chemotherapy and radiotherapy on pancreatic cancer.

37. Crane CH, Abbruzzese JL, Evans DB, et al. Is the therapeutic index better with gemcitabine-based chemoradiation with 5-fluorouracil-based chemoradiation in locally advanced pancreas cancer?. Int J Radiat Oncol Biol Phys 2002; 52:1293-302.        [ Links ]

38. Cellini N, Costamagna G, Morganti AG, et al. Concomitant radiochemotherapy in unresectable carcinoma of the exocrine pancreas: cost-effectiveness analysis. Rays 1999; 24:447-52.        [ Links ]

39. Okamoto A, Tsuruta K, Karasawa K, et al. Resection vs Palliation: treatment of stage III and IV A carcinomas of the pancreas employing intraoperative radiation. World J Surg 2003: 27:599-605.         [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons