SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.96 número1 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista Española de Enfermedades Digestivas

versión impresa ISSN 1130-0108

Rev. esp. enferm. dig. v.96 n.1 Madrid ene. 2004

 

Carta del Director

 

Han pasado 12 meses desde que la Junta Directiva de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) me hizo el honor de encomendarme la dirección de la Revista Española de Enfermedades Digestivas (REED), por lo que es un buen momento para hacer balance e informar sobre la situación en que nos encontramos, qué ha ocurrido con los objetivos que nos planteamos hace un año y explicar los cambios que iniciamos con el presente número de nuestra revista.

Durante este año hemos publicado varias "Guías de Práctica Clínica" que, por sus implicaciones legales, pasaremos a denominar "Recomendaciones de Práctica Clínica". Han sido elaboradas por expertos en los respectivos temas y esperemos que sean de ayuda a los médicos y especialistas en el manejo de sus enfermos. También se está enraizando la aparición en cada número de la REED de una "Imagen en Patología Digestiva" con la que pretendemos ilustrar algún aspecto sobresaliente de las enfermedades del aparato digestivo. A partir del presente número, veremos también esta imagen en la portada de nuestra revista. Igualmente, en este numero encontraremos una nueva sección que hemos denominado "Hoja de información para el paciente". Con ella nos proponemos poner a disposición del médico de una hoja para entregar a sus pacientes en la que, con términos sencillos, informe sobre los problemas que les preocupa. Esta "Hoja" está coordinada por los Dres. V. Moreira y A. López Sanromán que, como es bien sabido, se han distinguido por su capacidad para divulgar conocimientos médicos.

Menor éxito hemos tenido hasta ahora con nuestra pretensión de incluir en nuestra revista "Conferencias Clínico-Patológicas", reflejo probablemente de la progresiva desaparición de nuestros hospitales de discusiones clínicas de casos cerrados. No obstante, podemos anunciar que en breve publicaremos la primera de estas conferencias.

La respuesta a la invitación que hace doce meses hacía a los lectores a contribuir al éxito de la REED la podemos calificar de sobresaliente. El número y la calidad de los artículos recibidos han aumentado de forma significativa, lo que refleja el dinamismo, entusiasmo y rigor científico de nuestros profesionales. Entre estos artículos debo subrayar la presencia de varios procedentes de países extranjeros, incluso de habla no castellana. Esta afluencia de artículos nos ha movido a adoptar nuevas medidas para garantizar la calidad de los mismos y acortar el tiempo de su publicación. Como se puede comprobar en el listado del Consejo Editorial que incluimos a partir de este mes, el número de sus componentes ha aumentado de forma considerable, todos ellos personas cuyo prestigio profesional y científico está fuera de toda duda. Con su ayuda y con la de otros expertos no incluidos en este listado por falta de espacio confiamos garantizar que la calidad y el rigor de los artículos que publiquemos se mantengan o mejor aún que se incrementen.

El acortamiento del tiempo de publicación ha sido un tema que nos ha preocupado durante los últimos meses. Considerando que el prestigio de las revistas médicas radica principalmente en la calidad de sus originales, hemos reducido el número de las "notas clínicas" con la intención de eliminarlas en el futuro, para poder aumentar el número de originales. Esta medida, ya adoptada, no ha sido suficiente para dar cabida al elevado número de excelentes originales que esperan para su publicación. Por ello hemos tenido que tomar medidas adicionales que ya se pueden apreciar en el presente número de la REED. La publicación de cada artículo en versión castellana e inglesa supone una repetición del texto, figuras, tablas y bibliografía y la duplicación de los espacios vacíos. Para dar cabida a mayor número de originales, hemos fundido ambas versiones en un solo artículo, en el que dejan de duplicarse las figuras y las referencias bibliográficas, no así las tablas. Para adaptarnos a la realidad incuestionable de que el inglés es en la actualidad el idioma de comunicación científica dominante, la versión inglesa aparecerá en primer lugar, seguida inmediatamente del texto en castellano, que evidentemente se mantiene. De esta manera atendemos también a otra realidad, la del gran número de lectores castellano-hablantes que entre los médicos y especialistas españoles y latino-americanos tiene nuestra revista y que desean seguir leyendo los avances médicos en castellano. Es una medida que, además de permitir incluir al menos un original más, beneficiará a los autores y esperemos contribuya a que el "Institute for Scientific Information" nos lo reconozca.

Para la SEPD, el año 2003 ha sido una época de cambios radicales que se han materializado en la elaboración y aprobación de unos nuevos estatutos. Con estos desaparecen las "Sociedades filiales" y se abre la posibilidad de que cada una de estas últimas acuerden con la SEPD los términos de cooperación mutua. Fruto de las negociaciones ya finalizadas es que la REED es a partir de ahora el órgano de expresión, no sólo de la SEPD, sino también de la "Sociedad Española de Endoscopia Digestiva" y de la "Asociación de Ecografía Digestiva". Este hecho queda reflejado, a partir del presente número, en la portada de la revista, donde, junto al logotipo de la SEPD, aparecen también los correspondientes a estas dos sociedades. Sin duda esta cooperación redundará en la aparición de un número mayor de artículos relacionados con estas técnicas gastroenterológicas. Evidentemente, la REED queda abierta a todas las sociedades que deseen mantener sus vínculos con la SEPD. Pensando en el futuro de la revista, también figura en su portada el nombre que en inglés tiene registrado: "The Spanish Journal of Gastroenterology".

Para finalizar, el 2003 ha sido un año de conmemoraciones. Las SEPD cumplió su 70 aniversario y la REED celebró sus 85 años de existencia. Con estos motivos, preparamos un número extraordinario en el que hemos recogido los avances más sobresalientes habidos durante las pasadas décadas en diversos campos de la especialidad, así como una breve historia de la SEPD y de la REED.

Para este año nos proponemos afianzar los cambios que hemos introducido, analizar sus consecuencias, observar la repercusión que estas actuaciones tienen sobre la calificación que el "Institute for Scientific Information" asigna a nuestra revista y el rechazo o aceptación que los lectores hacen de las mismas. Considerando todos estos factores introduciremos las modificaciones que nos parezcan más adecuadas.

J. A. Solís Herruzo

Director de la Revista Española de Enfermedades Digestivas