SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.98 número12 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista Española de Enfermedades Digestivas

versión impresa ISSN 1130-0108

Rev. esp. enferm. dig. v.98 n.12 Madrid dic. 2006

 

CARTAS AL DIRECTOR

 

Isquemia del tronco celíaco y mesentérica superior tras ingesta de cocaína

Superior mesenteric and celiac trunk ischemia after administration of cocaine

 


Palabras clave: Cocaína. Isquemia intestinal.

Key words: Cocaine. Intestinal ischemia.


 

Sr. Director:

Desde su primera descripción en 1985 por Nalbandian (1), cada vez son más los casos publicados de pacientes con isquemia intestinal asociada al consumo de cocaína, fundamentalmente debido al incremento en el consumo de esta droga en los últimos años.

 

Caso clínico

Varón de 39 años con antecedentes de adicción a drogas por vía parenteral y hepatitis C, que acude a urgencias por un cuadro de dolor epigástrico de aparición brusca, irradiado a todo el abdomen, continuo, tras administración de cocaína y heroína i.v., junto con gran agitación psicomotriz. TA: 160/60 mmHg, 75 latidos por minuto y temperatura de 35,8 ºC. En la exploración se encuentra un abdomen blando y doloroso sin signos de irritación peritoneal. Analítica: Glu 111 mg/dl, Cr 1,21 mg/dl, CPK 889 UI/l, BT 2 mg/dl, GOT 77 UI/l, GPT 51UI/l, amilasa 48 UI/l, lipasa 4 UI/l, troponinas 0, Hb 14,8 g/dl, leucocitos 26500 m/l, fibrinógeno 535,2 mg/dl. Rx tórax, ECG y orina normales.

Gasometría: pH 7,455, pO2 86, pCO2 35,9, HCO3 25,5, Sat O2 97,1%.

Rx abdomen: asas de colon dilatadas con heces. AngioTAC abdomen: hallazgos compatibles con isquemia en territorio de AMS, y tronco celíaco. No se identifica flujo en tronco celíaco y trayecto inicial de AMS apreciándose la arteria hepática y esplénica filiformes y con algo de contraste en AMS distal. Signos de sufrimiento intestinal con dilatación de asas y neumatosis, gas en venas mesentéricas y gas portal. Hígado y bazo con aspecto isquémico. Líquido libre intraperitoneal (Figs. 1 y 2).

La gran extensión de la isquemia revela un pronóstico infausto y desaconseja ningún procedimiento quirúrgico agresivo, falleciendo el paciente a las pocas horas.

 

Discusión

La cocaína va a producir preferentemente complicaciones en el sistema cardiovascular y neurológico, aunque también de forma menos frecuente puede generar complicaciones gastrointestinales (2): isquemia intestinal, perforación de víscera hueca, fibrosis retroperitoneal, etc. El mecanismo por el cual la cocaína produce isquemia intestinal (1-6) sería el bloqueo en la reabsorción de noradrenalina y dopamina en la membrana presináptica, generando un aumento en la estimulación de los receptores a-adrenérgicos, ampliamente distribuidos en las arterias mesentéricas, provocando un aumento de la vasoconstricción y reducción del flujo sanguíneo a ese nivel, determinando la isquemia intestinal.

Desde el punto de vista histológico las lesiones pueden variar desde leves erosiones de la mucosa hasta importantes infartos con zonas de gangrena y perforación (2,4,5).

Clínicamente, la mayoría de los pacientes son adultos jóvenes y en general con historia de abuso de drogas, describiéndose complicaciones en todas las vías de administración (2,5,6). El intervalo entre la ingesta de la droga y la aparición de los síntomas oscila entre 1-48 horas (2). El cuadro se caracteriza por dolor abdominal generalizado que puede acompañarse de náuseas, vómitos, diarrea sanguinolenta y por un estado de agitación psicomotriz generalizada (2,4,6,7).

La radiografía y la ecografia abdominal son bastante inespecíficas, siendo más útil la realización de un angioTAC abdominal, la arteriografía aunque esta última no siempre está disponible y la colonoscopia (2,4).

Finalmente la prueba que mejor nos va a definir la gravedad y extensión de la isquemia intestinal va a ser la cirugía, sin embargo en aquellas situaciones en las que en las pruebas complementarias se comprueba la no viabilidad del paciente (como era nuestro caso), la cirugía estaría descartada.

 

P. Priego, G. Rodríguez, J. Galindo, D. García, N. Losa, J. Cabañas, M. A. Gil Olarte y V. Fresneda

Departamento de Cirugía General y del Aparato Digestivo. Hospital Ramón y Cajal. Madrid

 

Bibliografía

1. Nalbandian H, Sheth N, Dietrich R, Georgiou J. Intestinal ischemia caused by cocaine ingestion: Report of two cases. Surgery 1985; 97: 374-6.

2. Ruiz Gómez M, Catá Fabregas T, Lluis Moll J, Pueyo Zurdo JM. Cocaína e isquemia intestinal: aportación de un caso y revisión de la bibliografía. Cir Esp 2003; 73 (2): 136-7.

3. Boza C, Dagnino B, Garrido AM, Llanos O. Colitis isquémica inducida por cocaína. Caso clínico. Rev Med Chile 2002; 130: 667-70.

4. Niazi M, Kondru A, Levy J, Bloom A. Spectrum of ischemic colitis in cocaine users. Dig Dis and Sci 1997; 42: 1537-41.

5. Endress C, Gray D, Wollschlaeger G. Bowel ischemia and perforation after cocaine use. Am J Radiol 1992; 159: 73-5.

6. Boutros H, Pautler S, Chakrabarti S. Cocaine-induced ischemic colitis with small-vessel thrombosis of colon and gallbladder. J Clin Gastroenterol 1997; 24 (1): 49-53.

7. Osorio J, Farreras N, Ortiz de Zárate L, Bachs E. Cocaine-induced mesenterio ischaemia. Dig Surg 2000; 17: 648-51.