SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.104 número6 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista Española de Enfermedades Digestivas

versión impresa ISSN 1130-0108

Rev. esp. enferm. dig. vol.104 no.6 Madrid jun. 2012

http://dx.doi.org/10.4321/S1130-01082012000600001 

EDITORIAL

 

Metacronicidad en cáncer de colon: tiempo de afinar en busca de la optimización del seguimiento

Metachronicity in colon cancer: time to refine our search for follow-up optimization

 

 

Akiko Ono and Fernando Carballo

Unidad de Gestión Clínica de Digestivo. Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca. El Palmar, Murcia. Spain

 

El cáncer colorrectal es el tumor maligno más frecuente en España. La mayoría de los casos son esporádicos (70-75%), siendo los casos hereditarios del 3-5%. Es bien sabido que el factor pronóstico primario en el cáncer colorrectal es el estadio de la enfermedad en el momento del diagnóstico, siendo la sobrevida a 5 años alrededor de 50-55% y aumentando hasta 75-90% en estadios precoces (1).

La causa del desarrollo de lesiones neoplásicas sincrónicas o metacrónicas en el cáncer colorrectal son poco conocidas. Existen pocos estudios hasta la fecha que identifiquen los posibles factores de riesgo que pudieran determinar el desarrollo de estas lesiones multicéntricas. Dichos estudios han reportado resultados discordantes. En un estudio previo, Borda y cols. han analizado en forma retrospectiva 382 CCR diagnosticados y resecados quirúrgicamente, realizando un análisis estadístico uni y multivariable de parámetros dentro de los cuales el sexo masculino, la edad superior a 59 años, el antecedente personal de pólipo colónico y el carácter obstructivo del cáncer se asociaban significativamente con la multicentricidad lesional (2). Ballesté y cols. del importante grupo español de oncología gastrointestinal de la Asociación Española de Gastroenterología, han reportado un estudio prospectivo, multicéntrico, basado en población general, en 353 pacientes con CCR en los cuales se había realizado un seguimiento con colonoscopia a los 2 años. En este estudio, en el cual se realizó un análisis demográfico, clínico, patológico, molecular (inestabilidad microsatelital e inmunohistoquímica para MSH2 y MLH1) y de características familiares, se identificaron factores predictivos asociados a un riesgo incrementado de desarrollar una neoplasia metacrónica. El análisis univariado demostró que el desarrollo de neoplasia metacrónica se asociaba a la historia personal de CCR previo (OR 5,58, IC 95 1,01-31,01) y a la presencia de adenomas previos o sincrónicos (OR 1,77 IC 95 1,21-3,17). Sin embargo el sexo y el grado de diferenciación mostraron una asociación al metacronismo que no fue estadísticamente significativo. Además, ni la presencia de inestabilidad microsatelital en el DNA tumoral ni la historia familiar se correlacionaron con la presencia de neoplasias metacrónicas (3).

En este número de la Revista Española de Enfermedades Digestivas nuevamente Borda y cols. abordan ese tema desde la autoridad de ser un grupo bicéntrico de alto prestigio especialmente interesado en este difícil problema (4). En este nuevo original se presenta un estudio comparativo de la diferente incidencia de lesiones metacrónicas con el atractivo de haber incluido una cifra de variables más amplia de la que se había incluido en investigaciones previas. En concreto se trata de un total de 40 variables referentes al paciente y a la neoplasia inicial, incluyendo marcadores moleculares. El objetivo de este estudio es identificar posibles factores de riesgo para desarrollar lesiones metacrónicas en el CCR y así poder elaborar a partir del análisis multivariable, un índice pronóstico individual. Se han estudiado 382 pacientes con CCR resecado. De los 40 parámetros estudiados, 5 mostraron diferencias significativas en cuanto a la frecuencia de desarrollar lesiones metacrónicas, pudiendo ser consideradas como factores independientes de riesgo: la localización distal del cáncer, el consumo de alcohol, la presencia de adenoma sincrónico único o múltiple, adenoma sincrónico avanzado y la expresión tisular de MUC-5, este último en sentido protectivo. A partir de la puntuación asignada a cada variable, se han determinado 3 grupos de riesgo para el desarrollo de neoplasia metacrónica, siendo la frecuencia de lesiones metacrónicas en el grupo de riesgo bajo de 15,8 y de 75,3% en el grupo de riesgo alto y de resultado no concluyente en el grupo de riesgo medio. La dicotomización de los casos en riesgo alto y bajo de metacronicidad ha mostrado una sensibilidad pronóstica del 75% y una especificidad de 84%, con un VPN de 92%, siendo la precisión diagnóstica de 81%. En resumen, la elaboración de un índice pronóstico individual permite una correcta estratificación del riesgo de desarrollar lesiones neoplásicas metacrónicas. De esta manera, el agrupamiento de los pacientes según su previsible grado de riesgo podrá facilitar el establecimiento de un seguimiento post-quirúrgico más adecuado. Esta aportación es relevante, sobre todo en el momento actual en el que es crítico extremar la adecuación de la colonoscopia, tanto en las indicadas por el seguimiento de adenomas resecados endoscópicamente como de cáncer resecado quirúrgicamente. El esfuerzo endoscópico, con su obligado incremento de actividad y coste, motivado por la efectivas colonoscopias de cribado en población general, debe compensarse por la disminución de colonoscopias inapropiadas. Y es conocido que la inadecuación es especialmente relevante en este tipo de exploraciones de seguimiento (5). Por ello, todo esfuerzo para aportar evidencia a la guías de seguimiento es muy importante. Un valor añadido de la aportación de Borda y cols. es la originalidad de la elaboración de un índice pronóstico individual de presentación de neoplasia metacrónica en CCR no publicado hasta la fecha. Es decir, introduce el concepto, muy interesante, de que en el futuro podamos hacer seguimientos de alta eficiencia con criterios personalizados.

 

Bibliografía

1. Ciccolallo L, Capocaccia R, Coleman MP, Berrino F, Coebergh JW, Damhuis RA, et al. Survival differences between European and US patients with colorectal cancer: role of stage at diagnosis and surgery. Gut 2005;54:268-73.         [ Links ]

2. Borda A, Martínez-Peñuela JM, Muñoz-Navas M, Prieto C, Betés M, Borda F. Synchronous neoplastic lesions in colorectal cancer. An analysis of possible risk factors favouring presentation. Rev Esp Enferm Dig 2008;100:139-45.         [ Links ]

3. Ballesté B, Bessa X, Piñol V, Castellví-Bel S, Castells A, Alenda C, et al., for the Gastrointestinal Oncology Group of the Spanish Gastroenterological Association. Detection of metachronous neoplasms in colorectal cancer patients: identification of risk factors. Dis Colon Rectum 2007;50:1-10.         [ Links ]

4. Borda A, Martínez-Peñuela JM, Borda F, Muñoz-Navas, Jiménez FJ, Carretero C. Drawing up an individual risk index for development of metachronous neoplastic lesions in resected colorectal cancer. Rev Esp Enferm Dig 2012;104(6):291-7        [ Links ]

5. Carrión S, Marín I, Lorenzo-Zúñiga V, Moreno de Vega V, Boix J. Adecuación de la indicación de la colonoscopia según los nuevos criterios de EPAGE II. Gastroenterol Hepatol 2010;33:484-9.         [ Links ]