SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.104 issue8Sustained relief of obstructive symptoms for the remaining life of patients following placement of an expandable metal stent for malignant colorectal obstructionEndoscopic removal of intrauterine device penetrated through the rectal wall author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista Española de Enfermedades Digestivas

Print version ISSN 1130-0108

Rev. esp. enferm. dig. vol.104 n.8 Madrid Aug. 2012

http://dx.doi.org/10.4321/S1130-01082012000800006 

PUNTO DE VISTA

 

Preparación para colonoscopia: tipos de productos y escalas de limpieza

Preparation for colonoscopy: types of scales and cleaning products

 

 

Vicente Lorenzo-Zúñiga1,2, Vicente Moreno de Vega1 y Jaume Boix1

1Unidad de Endoscopia. Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Universitari Germans Trias i Pujol. Badalona, Barcelona.
2Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBERehd)

Dirección para correspondencia

 

 


RESUMEN

Una adecuada preparación del colon es fundamental antes de realizar una colonoscopia, ya que nos permite realizar una correcta exploración de toda la mucosa. El método ideal de limpieza del colon debe ser rápido, seguro y conseguir una limpieza apropiada con las mínimas molestias para el paciente. En la actualidad disponemos de una amplia variedad de productos de limpieza de colon, información que en ocasiones llega a ser confusa. Una buena preparación del colon depende por una parte de una correcta elección del mismo, pero también de una restricción dietética previa. El conocimiento de todos estos productos, con sus ventajas y limitaciones, nos permite hacer una mejor selección para cada paciente; y aunque la eficacia sea comparable, es la experiencia del explorador, las preferencias del paciente y el grado de cumplimiento de las instrucciones de preparación, las que influyen notablemente en los resultados.

Palabras clave: Colonoscopia. Limpieza de colon. Escalas de limpieza. Tipos de productos.


ABSTRACT

Adequate bowel preparation is essential before a colonoscopy, allowing us to make a proper examination of the entire mucosa. The ideal method of colon cleansing should be fast, safe, and get a proper cleaning with minimal discomfort for the patient. Today we have a wide variety of colon cleansing products, information sometimes becomes confused. A good colon preparation depends partly on correct choice of the same, but also upon dietary restriction. Knowledge of all these products, with their advantages and limitations, we can make a better selection for each patient, and although the efficacy is comparable, is the experience of the browser, patient preferences, and the degree of compliance with the instructions preparation, which greatly influence the results.

Key words: Colonoscopy. Colon preparation. Types os scales. Cleaning products.


 

Introducción

La colonoscopia es el principal método para la evaluación del colon, pero su eficacia diagnóstica y terapéutica depende del grado de calidad de la técnica. Las características que definen una colonoscopia de alta calidad son la exploración de todo el colon, una limpieza óptima y un tiempo de retirada del endoscopio de 6-10 minutos desde el ciego hasta el recto (1-3). En este sentido, una preparación insuficiente reduce la calidad del procedimiento, incrementa el riesgo de aparición de complicaciones, disminuye la tasa de detección de adenomas, prolonga la exploración e induce a una nueva solicitud de endoscopia en un tiempo más breve del recomendado en la guías de práctica clínica (4).

 

Métodos de limpieza

El método ideal de limpieza del colon debe ser rápido, seguro y conseguir una limpieza adecuada con las mínimas molestias para el paciente (5,6). Debe ser sencillo de realizar para permitir que se lleve a cabo tanto en pacientes ingresados como en ambulatorios (7).

Una adecuada preparación del colon depende por una parte de una correcta elección del producto de limpieza, pero también de una restricción dietética previa (8). El conocimiento de todos estos productos, con sus ventajas y limitaciones, nos permite hacer una mejor selección para cada paciente (9,10). Pese a que su eficacia es comparable, la experiencia del explorador, las preferencias del paciente, y el grado de cumplimiento de las indicaciones, influyen notablemente en los resultados. Por todo ello, hay que ser muy cuidadosos con las explicaciones que reciben los pacientes, y se les debe informar de mantener una correcta hidratación. Así mismo, se les debe facilitar un teléfono de contacto permanente para que el paciente pueda consultar las dudas que se le planteen (11).

En la actualidad disponemos de varias opciones para preparar a los pacientes para la colonoscopia. Los productos para la limpieza de colon se pueden clasificar en dos grupos: agentes osmóticos y estimulantes (12,13).

Agentes osmóticos

Estos productos ejercen su acción al aumentar la retención del agua en el colon o bien al estimular su secreción (5,14). De todas ellas, las soluciones a base de polietilenglicol (PEG) son las más utilizadas. Son sustancias no absorbibles inertes metabólicamente (PEG) o sales hiperosmolares (fosfato sódico, citrato de magnesio, lactulosa, manitol).

Soluciones basadas en PEG

En 1980 Davis y cols. desarrollaron una solución para la limpieza del intestino que no llevara consigo la absorción ni secreción de agua y sales (15). Esta solución isosmótica estaba compuesta por 125 mmol/l de sodio, 40 mmol/l de SO4, 35 mmol/l de cloro, 20 mmol/l de bicarbonato, 10 mmol/l de potasio y PEG, un polímero no absorbible de peso molecular alto. El sodio es absorbido en el tracto digestivo de forma activa cuando se acompaña del anión cloro. Pero la absorción activa de sodio se reduce cuando el sulfato es sustituido por el cloro y el sulfato por sí mismo no es absorbido. Se produce muy poco gradiente de sodio: una pequeña secreción pasiva de sodio se contrarresta por una absorción activa del mismo, por lo que el movimiento neto de sodio es casi nulo. El movimiento del potasio en el tracto gastrointestinal es pasivo en respuesta al gradiente químico y eléctrico. La limpieza del colon con solución de PEG necesita la ingesta de 3-4 litros en un periodo de tres o cuatro horas. Durante la limpieza se produce un mínimo intercambio de fluidos y electrolitos (7).

Estas soluciones son mejor toleradas y más efectivas y seguras que el resto de los agentes osmóticos (16). La principal desventaja de estos productos es la gran cantidad de volumen (4 litros) que los pacientes precisan ingerir y su sabor salado debido al sulfato sódico. Lo habitual es recomendar la ingesta de 250 ml cada 15 minutos hasta completar los 4 litros o hasta que se expulse un líquido claro. Están disponibles con los siguientes nombres comerciales: Solución evacuante Bohm®;, Casenglicol®: Con estas soluciones un 85-95% de los pacientes alcanzan una buena limpieza del colon (17). Es un método de limpieza seguro en aquellos pacientes con problemas hidroelectrolíticos (insuficiencia renal, insuficiencia cardiaca, o hepática con ascitis), siendo el método de elección en los niños. Los principales efectos secundarios (náuseas, distensión abdominal y vómitos) son secundarios al volumen ingerido. Son muy seguras y baratas, pero un 5-15% de los pacientes no completan la preparación por su sabor salado y/o su volumen (17). Para mejorar su tolerabilidad se han desarrollado soluciones saborizadas (sin sulfatos) y otras de volumen bajo (2 litros) (18,19). Las soluciones de PEG a las que se les ha eliminado el sulfato, en un intento de mejorar su sabor salado, están disponibles con diferentes sabores (cereza, limón, naranja y piña), aunque no están comercializadas en nuestro país.

- Moviprep® es una solución hipertónica resultante de la combinación de PEG y ácido ascórbico, que ha sido desarrollada para mejorar la tolerancia y la aceptación de las soluciones convencionales de 4 litros, que consigue la misma eficacia con un menor volumen (2 litros). El ácido ascórbico actúa como saborizante y ejerce una acción osmótica sinérgica al PEG, permitiendo de este modo que se necesite un menor volumen de solución. En este sentido, los estudios realizados han demostrado que las preparaciones con menor volumen son más eficaces y mejor toleradas por parte de los pacientes (20).

Soluciones osmóticas hiperosmolares

Principalmente son laxantes osmóticos basados en el fosfato sódico (Fosfosoda®). En la década de los 90 comenzó a usarse la solución de fosfato sódico (21,22). El fosfato sódico es un laxante salino, que tiene como ventaja el poco volumen necesario (2 frascos de 45 ml) para conseguir una limpieza del colon adecuada, siendo igual de efectivo y mejor tolerado por los pacientes que la solución de PEG (23). Al igual que ocurre con los otros métodos utilizados para preparar el colon, el fosfato sódico no está exento de efectos colaterales, pudiendo producir problemas electrolíticos (hiperfosfatemia, hipocalcemia, hipopotasemia, hiperosmolaridad plasmática, hiponatremia e hipernatremia) (5,24). Por todo ello, en los pacientes con deterioro de la función renal, deshidratación, hipercalcemia o hipertensión que precisan de fármacos inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA), se desaconseja su uso, ya que han experimentado una nefropatía por fosfatos, relacionada con la edad y la dosis administrada del fármaco (25). Por otra parte se han descrito lesiones aftoides en el colon tras su administración, por lo que su utilidad está disminuida en los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal.

Otras opciones incluyen el empleo de citrato de magnesio, que no está comercializado en España como monoterapia, aunque no se recomienda su empleo en pacientes con deterioro de la función renal (26).

Agentes estimulantes

Los productos catárticos o estimulantes producen una contracción de la pared del colon que estimula la evacuación del mismo. En la actualidad disponemos de una combinación de picosulfato sódico con óxido de magnesio y ácido cítrico (Citrafleet®) (26,27) y bisacodilo (Dulco Laxo®) (28,29). Su eficacia se sitúa en el 70-80% de los pacientes, aunque se puede acompañar de problemas electrolíticos y deshidratación.

El picosulfato sódico actúa a nivel local como agente estimulante tras la biotransformación por las bacterias colónicas en un compuesto activo, mientras que el óxido de magnesio lo hace como laxante osmótico, reteniendo fluidos en el colon. Dado que el magnesio se elimina de forma exclusiva por el riñón, se de debe tener especial cuidado con los pacientes con insuficiencia renal. La preparación con Citrafleet® se realiza administrando 2 sobres disueltos en 250 ml de agua cada uno, junto con una ingesta hídrica posterior no inferior a 2 litros.

El bisacodilo presenta una acción terapéutica como laxante que aumenta la motilidad intestinal estimulando las terminaciones nerviosas de la pared intestinal. Inhibe la absorción y aumenta la secreción de agua y electrolitos, con lo que reduce la consistencia e incrementa el volumen fecal. La dosis adecuada de bisacodilo puede ser diferente para cada paciente, pero en general se administra de 5 a 10 mg (1 o 2 grageas) administrados preferentemente antes de acostarse. Una pauta de bisacodilo habitualmente precisa una administración de al menos 2 días, y combinarlos con enemas y restricciones dietéticas.

 

Evaluación de la preparación: escalas de limpieza

En todas las colonoscopias debería constar la calidad de la preparación del colon. El criterio de calidad es alcanzar una preparación buena o muy buena en más del 95% de las exploraciones (1-3). La preparación del colon debe notificarse en el informe de la endoscopia mediante la utilización de escalas de evaluación validadas. Una mala preparación es el mayor impedimento para una exploración adecuada, ya que reduce la capacidad de detección de pólipos, alarga el tiempo del procedimiento y empeora la relación entre coste y eficacia al inducir una disminución en el intervalo entre las exploraciones (2). Se considera una preparación buena o muy buena aquella en la que se tenga la impresión de haber podido observar, con precisión aceptable, la existencia de pólipos de tamaño igual o mayor de 5 mm.

Hasta la fecha se han propuesto varias escalas de evaluación validadas: Aronchick (30), Ottawa (31) y Boston (32).

Escala de limpieza de colon de Aronchick (ELCA)

La ELCA es la más antigua de las tres, y quizás la más sencilla, aunque con una gran variabilidad interobservador. Es un baremo de puntuación, de 1 a 5 puntos, sobre la totalidad del colon (30) (Fig. 1).

- Excelente (1 punto): visible > 95% de la mucosa. Mínimos restos líquidos.

- Buena (2 puntos): restos líquidos en el 5-25% del colon. Se visualiza > 90% de la mucosa.

- Justa (3 puntos): restos líquidos o semisólidos que pueden aspirar/lavar. Se visualiza > 90% de la mucosa.

- Mala (4 puntos): restos semisólidos que no se pueden aspirar/lavar. Se visualiza < 90% de la mucosa.

- Inadecuada (5 puntos): restos sólidos que impiden la visión.

 

 

Escala de limpieza de colon de Ottawa (ELCO)

La ELCO fue desarrollada y validada al objeto de permitir una evaluación del colon por segmentos. Es un baremo de puntuación de 0 a 14 puntos, publicada en Gastrointestinal Endoscopy en el año 2004 (31). En su confección se tienen en cuenta dos aspectos sumatorios: grado de limpieza por segmento de colon (colon izquierdo, colon transverso y colon derecho) y cantidad de líquido en todo el colon (Fig. 2).

 

 

Puntuación de 0 a 4 puntos por segmento:

- Excelente (0 puntos): mucosa claramente visible. Mínimos restos líquidos.

- Buena (1 punto): algunos restos líquidos. No se precisa aspirar/lavar. Buena visión de la mucosa.

- Justa (2 puntos): restos líquidos o semisólidos. No se precisa aspirar/lavar. Visión razonable de la mucosa.

- Mala (3 puntos): restos semisólidos que precisan aspirar/lavar. Escasa visión de la mucosa.

- Inadecuada (4 puntos): restos sólidos que impiden la visión.

Cantidad de líquido en todo el colon, de 0 a 2 puntos:

- Escaso (0 puntos).

- Moderado (1 punto).

- Mucho (2 puntos).

Escala de limpieza de colon de Boston (ELCB)

La ELCB fue desarrollado por la sección de gastroenterología del Boston Medical Center (BMC) para ofrecer un instrumento muy necesario estandarizado para calificar la calidad de la preparación del intestino durante una colonoscopia. Esta herramienta, publicada en octubre de 2010 en la revista Gastrointestinal Endoscopy (32), muestra la escala de la exactitud y podría convertirse en una herramienta estándar internacional para la limpieza de colon índice durante la colonoscopia (33) (Fig. 3).

 

 

Tres segmentos del colon (izquierdo, transverso, derecho) son calificados en base a su limpieza.

- 0 puntos: segmento de colon no preparado, con mucosa no visualizada por presencia de heces sólidas.

- 1 punto: áreas del segmento del colon no vistas por presencia de contenido fecal líquido y semisólido.

- 2 puntos: escaso contenido fecal líquido que permite una buena visualización de la mucosa.

- 3 puntos: excelente visualización de la mucosa, sin presencia de restos líquidos.

 

Medidas para mejorar la limpieza del colon

El porcentaje de preparaciones inadecuadas que ha sido reflejado en varios estudios clínicos, se sitúa en torno al 21% (34).

Fraccionar la dosis de solución de PEG (splits-dose regimen)

Una medida para mejorar la tolerabilidad y adherencia a las soluciones basadas en PEG es fraccionar la dosis (split-dose regimen). De este modo, los pacientes toman una mitad de la dosis la noche previa, y la otra mitad en las 4-5 horas previas a la exploración (35,36).

Horario de administración

La hora de administración del producto es un aspecto crucial. En los protocolos se debe indicar el beneficio de que la preparación se inicie entre las 8 y las 12 horas previas a la exploración y finalice entre las 4 y las 6 horas antes para conseguir la mejor limpieza del colon, a la vez que sea factible la administración de seudoanalgesia con mínimo riesgo (37). Un intervalo de 5 a 8 horas entre la última dosis y la colonoscopia proporciona la mejor calidad de la limpieza, mientras que un intervalo superior a 14 horas presenta una mala preparación del colon (38).

Restricción dietética

Una dieta baja en residuos en los días previos a la exploración (1-5 días) reduce la cantidad de heces, aunque de forma insuficiente por sí misma para conseguir una correcta limpieza del colon (8).

Enemas de limpieza

Los enemas actúan por dilución o irritación, y rara vez consigue una limpieza eficaz en monoterapia. Su administración es más incómoda para los pacientes, pero es una ayuda en aquellos pacientes que se presentan en la unidad de endoscopia con una limpieza inadecuada (39).

 

 

Dirección para correspondencia:
Vicente Lorenzo-Zúñiga García.
Unidad de Endoscopia.
Servicio de Aparato Digestivo/CIBERehd.
Hospital Universitari Germans Trias i Pujol.
Carretera del Canyet, s/n.
08916 Badalona, Barcelona.
e-mail: vlorenzo.germanstrias@gencat.cat

Recibido: 29-02-2012
Aceptado: 22-06-2012

 

Bibliografía

1. Gonzalez-Huix Llado F, Figa Francesch M, Huertas Nadal C. Essential quality criteria in the indication and performance of colonoscopy. Gastroenterol Hepatol 2010;33:33-42.         [ Links ]

2. Morán Sánchez S, Torrella E, Esteban Delgado P, Baños Madrid R, García A, Ono A, et al. Colonoscopy quality assessment. Rev Esp Enferm Dig 2009;101:107-12, 112-6.         [ Links ]

3. Jover R, Herráiz M, Alarcón O, Brullet E, Bujanda L, Bustamante M, et al. Clinical practice Guidelines: quality of colonoscopy in colorectal cancer screening. Endoscopy 2012;44:444-51.         [ Links ]

4. Froehlich F, Wietlisbach V, Gonvers JJ, Burnand B, Vader JP. Impact of colonic cleansing on quality and diagnostic yield of colonoscopy: The European panel of appropriateness of gastrointestinal endoscopy european multicenter study. Gastrointest Endosc 2005;61:378-84.         [ Links ]

5. Kim HN, Raju GS. Bowel preparation and colonoscopy technique to detect non-polypoid colorectal neoplasms. Gastrointest Endosc Clin N Am 2010;20:437-48.         [ Links ]

6. Atreja A, Nepal S, Lashner BA. Making the most of currently available bowel preparations for colonoscopy. Cleve Clin J Med 2010;77:317-26.         [ Links ]

7. Beck DE. Bowel preparation for colonoscopy. Clin Colon Rectal Surg 2010;23:10-3.         [ Links ]

8. Wu KL, Rayner CK, Chuah SK, Chiu KW, Lu CC, Chiu YC. Impact of low-residue diet on bowel preparation for colonoscopy. Dis Colon Rectum 2011;54:107-12.         [ Links ]

9. Landreneau SW, Di Palma JA. Update on preparation for colonoscopy. Curr Gastroenterol Rep 2010;12:366-73.         [ Links ]

10. Ledo Barro L, Ulla Rocha JL. Bowel preparation for colonoscopy. Rev Esp Enferm Dig 2007;99:114.         [ Links ]

11. Nguyen DL, Wieland M. Risk factors predictive of poor quality preparation during average risk colonoscopy screening: The importance of health literacy. J Gastrointestin Liver Dis 2010;19:369-72.         [ Links ]

12. Lichtenstein G. Bowel preparations for colonoscopy: A review. Am J Health Syst Pharm 2009;66:27-37.         [ Links ]

13. Occhipinti KE, Di Palma JA. How to choose the best preparation for colonoscopy. Nat Rev Gastroenterol Hepatol 2009;6:279-86.         [ Links ]

14. Adamiak T, Altaf M, Jensen MK, Sultan M, Ramprasad J, Ciecierega T, et al. One-day bowel preparation with polyethylene glycol 3350: An effective regimen for colonoscopy in children. Gastrointest Endosc 2010;71:573-7.         [ Links ]

15. Davis GR, Santa Ana CA, Morawski SG, Fordtran JS. Development of a lavage solution associated with minimal water and electrolyte absorption or secretion. Gastroenterology 1980;78(5 Pt 1):991-5.         [ Links ]

16. Nyberg C, Hendel J, Nielsen OH. The safety of osmotically acting cathartics in colonic cleansing. Nat Rev Gastroenterol Hepatol 2010;7: 557-64.         [ Links ]

17. Juluri R, Eckert G, Imperiale TF. Meta-analysis: Randomized controlled trials of 4-L polyethylene glycol and sodium phosphate solution as bowel preparation for colonoscopy. Aliment Pharmacol Ther 2010; 32:171-81.         [ Links ]

18. Haapamaki MM, Lindstrom M, Sandzen B. Low-volume bowel preparation is inferior to standard 4 l polyethylene glycol. Surg Endosc 2011;25:897-901.         [ Links ]

19. Corporaal S, Kleibeuker JH, Koornstra JJ. Low-volume PEG plus ascorbic acid versus high-volume PEG as bowel preparation for colonoscopy. Scand J Gastroenterol 2010;45:1380-6.         [ Links ]

20. Ell C, Fischbach W, Bronisch HJ, Dertinger S, Layer P, Rünzi M, et al. Randomized trial of low-volume PEG solution versus standard PEG + electrolytes for bowel cleansing before colonoscopy. Am J Gastroenterol 2008;103:883-93.         [ Links ]

21. Belsey J, Epstein O, Heresbach D. Systematic review: Adverse event reports for oral sodium phosphate and polyethylene glycol. Aliment Pharmacol Ther 2009;29:15-28.         [ Links ]

22. Brunelli SM, Feldman HI, Latif SM, Gupta M, Weiner MG, Lewis JD. A comparison of sodium phosphosoda purgative to polyethylene glycol bowel preparations prior to colonoscopy. Fam Med 2009;41:39-45.         [ Links ]

23. Schanz S, Kruis W, Mickisch O, Kuppers B, Berg P, Frick B, et al. Bowel preparation for colonoscopy with sodium phosphate solution versus polyethylene glycol-based lavage: A multicenter trial. Diagn Ther Endosc 2008;2008:713521.         [ Links ]

24. Shawki S, Wexner SD. How safe is bowel preparation with oral sodium phosphate solution? Nat Clin Pract Gastroenterol Hepatol 2008;5:482-3.         [ Links ]

25. Yakut M, Cinar K, Seven G, Cetinkaya H, Bahar K. The efficacy and safety of colonoscopy preparation with oral sodium phosphate in elderly patients. Turk J Gastroenterol 2010;21:140-5.         [ Links ]

26. Renaut AJ, Raniga S, Frizelle FA, Perry RE, Guilford L. A randomized controlled trial comparing the efficacy and acceptability of phosposoda buffered saline (Fleet) with sodium picosulphate/magnesium citrate (Picoprep) in the preparation of patients for colonoscopy. Colorectal Dis 2008;10:503-5.         [ Links ]

27. Choi YS, Suh JP, Kim JK, Lee IT, Youk EG, Lee DS, et al. Magnesium citrate with a single dose of sodium phosphate for colonoscopy bowel preparation. World J Gastroenterol 2011;17:242-8.         [ Links ]

28. Enestvedt BK, Fennerty MB, Eisen GM. Randomised clinical trial: MiraLAX vs. golytely - a controlled study of efficacy and patient tolerability in bowel preparation for colonoscopy. Aliment Pharmacol Ther 2011;33:33-40.         [ Links ]

29. Malik P, Balaban DH, Thompson WO, Galt DJ. Randomized study comparing two regimens of oral sodium phosphates solution versus low-dose polyethylene glycol and bisacodyl. Dig Dis Sci 2009;54: 833-41.         [ Links ]

30. Aronchick CA. Bowel preparation scale. Gastrointest Endos. 2004; 60:1037,8; author reply 1038-9.         [ Links ]

31. Rostom A, Jolicoeur E. Validation of a new scale for the assessment of bowel preparation quality. Gastrointest Endosc 2004;59:482-6.         [ Links ]

32. Calderwood AH, Jacobson BC. Comprehensive validation of the Boston bowel preparation scale. Gastrointest Endosc 2010;72:686-92.         [ Links ]

33. Lai EJ, Calderwood AH, Doros G, Fix OK, Jacobson BC. The Boston bowel preparation scale: A valid and reliable instrument for colonoscopy-oriented research. Gastrointest Endosc 2009;69(3 Pt 2):620-5.         [ Links ]

34. Ness RM, Manam R, Hoen H, Chalasani N. Predictors of inadequate bowel preparation for colonoscopy. Am J Gastroenterol 2001;96:1797-802.         [ Links ]

35. Varughese S, Kumar AR, George A, Castro FJ. Morning-only one-gallon polyethylene glycol improves bowel cleansing for afternoon colonoscopies: A randomized endoscopist-blinded prospective study. Am J Gastroenterol 2010;105: 2368-74.         [ Links ]

36. Park SS, Sinn DH, Kim YH, Lim YJ, Sun Y, Lee JH, et al. Efficacy and tolerability of split-dose magnesium citrate: Low-volume (2 liters) polyethylene glycol vs. single- or split-dose polyethylene glycol bowel preparation for morning colonoscopy. Am J Gastroenterol 2010; 105:1319-26.         [ Links ]

37. Eun CS, Han DS, Hyun YS, Bae JH, Park HS, Kim TY, et al. The timing of bowel preparation is more important than the timing of colonoscopy in determining the quality of bowel cleansing. Dig Dis Sci 2011;56:539-44.         [ Links ]

38. Gurudu SR, Ratuapli S, Heigh R, DiBaise J, Leighton J, Crowell M. Quality of bowel cleansing for afternoon colonoscopy is influenced by time of administration. Am J Gastroenterol 2010;105:2318-22.         [ Links ]

39. Ben-Horin S, Bar-Meir S, Avidan B. The outcome of a second preparation for colonoscopy after preparation failure in the first procedure. Gastrointest Endosc 2009;69(3 Pt 2):626-30.         [ Links ]

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License