SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.26 issue4Use of the temporalis muscle flap in maxillofacial reconstruction surgery: A review of 104 casesManagement of temporomandibular ankylosis during childhood by means of arthroplasty and soft tissue distraction author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista Española de Cirugía Oral y Maxilofacial

On-line version ISSN 2173-9161Print version ISSN 1130-0558

Rev Esp Cirug Oral y Maxilofac vol.26 n.4 Barcelona Jul./Aug. 2004

 

Discusión


Utilización del colgajo de músculo temporal en cirugía reconstructiva maxilofacial
Use oftemporalis muscle flap

 

En el presente trabajo, los autores realizan una buena revisión sobre una importante serie de mas de cien casos en los cuales el colgajo de músculo temporal es utilizado como técnica reconstructiva en el área cráneo-maxilofacial.

Tras una revisión histórica, breve pero muy completa, en la que aportan el dato de la primera publicación por Lentz en 1895 acerca de la utilización de este colgajo en nuestro territorio, se describe en este trabajo la anatomía y técnica quirúrgica de forma detallada. En nuestra experiencia, este colgajo es un colgajo regional, sencillo y versátil,1 cuya irrigación principal se basa en los pedículos temporales profundos, anterior, posterior y medio.

Compartimos con los autores del trabajo la indicación de la reconstrucción primaria tras la exeresis oncológica en el territorio cráneo-maxilofacial, así como las indicaciones básicas de este tipo de colgajo. Utilizamos colgajos microquirúrgicos mas complejos para la reconstrucción de grandes defectos o en aquellas situaciones en que precisamos aportar hueso para realizar la posterior rehabilitación implantológica mediante implantes intraoseos. En estos casos los colgajos mas útiles son el de cresta iliaca, el peroneo y el escapular, muy útil este último en reconstrucciones complejas tridimensionales en que se requiere aporte óseo y de grandes volúmenes de tejidos blandos.2 El colgajo miofascial de temporal es una excelente alternativa para la reconstrucción del paladar duro y otras áreas cercanas, aunque tiene el inconveniente de no aportar hueso, debiendo basarse en estos casos la rehabilitación protésica en los dientes contralaterales o en implantes colocados en el hueso remanente en defectos parciales del maxilar superior. Una posibilidad adicional sería la asociación de injertos de calota craneal al colgajo muscular de temporal. Esto es especialmente útil en defectos orbitarios, indicándose en ocasiones el hueso vascularizado como colgajo osteofascial parietal, lo que puede ser especialmente útil para evitar complicaciones especialmente en aquellos casos en que se va a administrar radioterapia postoperatoria.

En nuestra experiencia, el colgajo de temporal es útil asimismo en otras indicaciones mencionadas por los autores, tal como en cirugía de base de cráneo o en exenteración orbitaria, muchas veces asociando para la cobertura del defecto un colgajo cutáneo, tal como el cérvico-pectoral.3-4 Sin embargo, el uso del colgajo de temporal en defectos de la mucosa yugal, que los autores mencionan en 8 de los 23 casos de cáncer oral, puede conducir a problemas, debido a su grosor y retracción posterior, siendo preferible en estos casos según nuestra opinión, el colgajo libre radial. En este sentido, los autores refieren un alto porcentaje de trismus y dehiscencias con el colgajo temporal en esta indicación.

De acuerdo con nuestra opinión, un aspecto importante tras el uso de este colgajo es la reparación del defecto que se crea en la fosa temporal. La ausencia de dicha reparación provoca frecuentemente un importante defecto estético en la zona témporo-malar, que ocasionalmente puede ser reparado desplazando un segmento muscular si el temporal no fue utilizado en toda su extensión o mediante la implantación de un biomaterial para el relleno de la fosa temporal. Este aspecto no queda claro en el trabajo que estamos comentando, refiriendo los autores 13 casos de deformidad residual en la fosa temporal correspondientes a los primeros pacientes de la serie y describiendo el empleo de material aloplástico para relleno de esta zona únicamente en 20 pacientes, con sobreinfección en 5 de ellos. Esta complicación puede ser relativamente frecuente, especialmente tras radioterapia, obligando en muchos casos a la retirada del material de relleno.

En síntesis, este trabajo aporta una revisión de un tema clásico en nuestro medio, aunque poco utilizado en ciertos ámbitos, como es el colgajo del músculo temporal. La experiencia de los autores se basa en una extensa serie de casos, reconociendo la sencillez y eficacia de este método reconstructivo en variadas situaciones dentro del territorio cráneo-maxilofacial.

Julio Acero
Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial.
Hospital Universitario Gregorio Marañón, Madrid.

Bibliografía

1. Acero J, Navarro C, Verdaguer JJ, Barrios JM. Uso del colgajo de músculo temporal en reconstrucción facial. Revista Iberoamericana de Cirugía Oral y Maxilofacial 1986;8(23):185-1196.

2. Acero J, Concejo C, De Paz V, Fernández J, Verdaguer JJ, Navarro C. Reconstrución mandibular asociada a grandes defectos de parte blandas. Versatilidad del colgajo osteofasciocutáneo escapular. Rev Esp Cirugía Oral y Maxilofacial 2001;23: 81-89.

3. Soler F, Cuesta M, Borja A, Concejo C, Acero J, Navarro C. Midface soft tissue reconstruction with the facio-cervico-pectoral flap. Journal of Cranio-Maxillofacial Surgery 1997;25:39-45.

4. Cuesta M, Concejo C, Acero J, Navarro C, Ochandiano S. Repair of large orbitocutaneous defects by combining two classical flaps. Journal Cranio-Maxillofacial Surgery 2004;32:21-27.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License