SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 número6Injerto libre braquial medialTumor de Abrikossoff: revisión de la literatura y presentación de tres casos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista Española de Cirugía Oral y Maxilofacial

versión impresa ISSN 1130-0558

Rev Esp Cirug Oral y Maxilofac vol.29 no.6  nov./dic. 2007

 

DISCUSIÓN

 

Discusión del artículo "Injerto libre braquial medial"

Discussion of the article "Free medial arm graft"

 

 

Los autores describen un caso bien resuelto desde un punto de vista reconstructivo, con un injerto libre braquial medial (ILBM), y les llama la atención que un colgajo con muchas ventajas para la reconstrucción de cabeza y cuello, en la práctica diaria se utilice tan poco.

Hay que comentar que el injerto antebraquial ha sido en algunos servicios y sigue siendo en otros, el caballo de batalla en la cirugía reconstructiva de cabeza y cuello para defectos de partes blandas. Es indiscutible que reúne muchas cualidades como: anatomía constante, longitud y diámetro del pedículo ideal, piel fina, simplicidad técnica. Pero también tiene algunos inconvenientes importantes como: deja la vascularización de la mano dependiente únicamente de la arteria cubital, la cicatriz de la zona donante en el mejor de los casos es inestética y en el peor puede ser dramática cuando hay pérdida del injerto libre de piel o hay exposición de los tendones palmares. Asimismo es frecuente, aunque no obligada la pérdida de sensibilidad en la zona del pulgar que resulta incomoda para el paciente. Todo ello hace que a pesar de que seguramente haya sido el colgajo más utilizado en todo el mundo hay que buscar alternativas con menor morbilidad.

Felicitamos a los autores por ese intento de buscar sustituto al injerto antebraquial. El problema es, si verdaderamente ¿el injerto libre braquial medial es la solución ideal para la reconstrucción de partes blandas en cabeza y cuello? y por otro lado, hay que ver si ¿existen otras alternativas?

A la primera cuestión, parece que no es la solución ideal, dado que tiene inconvenientes importantes desde el punto de vista técnico: pedículo corto y de diámetro muy desigual a los vasos receptores del cuello, anatomía variable, técnica de disección por tanto más compleja. Por otro lado, la disponibilidad de tejido es limitada. De cualquier modo estamos totalmente de acuerdo con los autores cuando dicen en las conclusiones, que el ILBM es una opción más a la hora de la reconstrucción de defectos a nivel de cabeza y cuello.

A la segunda pregunta nuestra opinión es, que sí existen otras alternativas. Nos gustaría mencionar como una de ellas el injerto libre braquial lateral muy similar en casi todo al ILBM. Lo hemos utilizado en cuatro ocasiones para el cierre de fístulas faringocutáneas y reconstrucción de defectos de suelo de boca, en los que existía disponibilidad de la arteria facial. Pero aún sin negar las posibles indicaciones de estos injertos microvascularizados, en nuestra opinión, los colgajos de perforantes desplazarán al resto en la reconstrucción de defectos de partes blandas de cabeza y cuello como primera indicación. Las ventajas de estos son su baja morbilidad, posibilidad de efectuar un cierre directo, ausencia de limitación por las variaciones anatómicas, pedículo largo y buen diámetro del vaso. Los inconvenientes principales son la mayor dificultad técnica y el incremento del tiempo de intervención, pero que con la práctica pueden reducirse considerablemente.

Para ilustrar lo que decimos se muestra un caso clínico.

Varón de 64 años, sin antecedentes médicos de interés, que presentaba lesión de 7 cm de diámetro mayor, en región temporal dcha, con aspecto sangrante y ulcerado, con biopsia de epitelioma basocelular (Fig. 1).


Se realizó extirpación amplia de la lesión (Fig. 2) y reconstrucción del defecto con injerto anterolateral del muslo (Fig. 3).



El resultado postoperatorio a los 6 meses es excelente (Fig. 4).

 

Miguel Burgueño

Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial. Hospital Universitario La Paz, Madrid. España

 

Bibliografía

1. Shyh-Jou Shieh, MD, Haw-Yen Chiu, Jui-Chin Yu, Shin-Chen Pan. Reconstruction of head and neck defects following cancer ablation. Plast Reconstr Surg 2000;105:2349.        [ Links ]

2. Koshima I, Fukuda H, Yamamoto H, Moriguchi T, Soeda S, Ohta S. Free anterolateral thigh flaps for reconstruction of head and neck defects. Plast Reconstr Surg 1993;92:421.        [ Links ]

3. Wei FC, Jain V, Ortho MC, y cols. Have we found an ideal soft-tissue flap? An experience with 672 anterolateral thigh flaps. Plast and Reconstr Surg 2002; 109:2219-26.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons