SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.30 número1Posibilidades reconstructivas en cirugía de base-bóveda craneal frontal: A propósito de 1 caso índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista Española de Cirugía Oral y Maxilofacial

versión On-line ISSN 2173-9161versión impresa ISSN 1130-0558

Rev Esp Cirug Oral y Maxilofac vol.30 no.1 Barcelona ene./feb. 2008

 

CARTA AL DIRECTOR

 

Titanitis y perititanitis

Titanitis and perititanitis

 

 

Sr. Director:

Introducción

A día de hoy, creemos que podríamos decir y escribir titanitis y perititanitis (términos inventados por nosotros), con los mismos derechos, que Levignac J en Rev Fr Odontoestomatol, 1965 Oct;12(8):1251-60. French, menciona para nosotros algo parecido, en su trabajo "Periimplantation osteolysis-periimplantosis – peri . . . . . . . . . . . " y en el XII Congreso Nacional de Cirugía Oral y Maxilofacial de la SECOM celebrado en Granada del 23 al 25 de junio de 1993, en un Curso Precongreso , que trataba sobre implantología, que fue donde por primera vez escuchamos los términos que por nuestra parte no vamos a escribir (. . . . . . . . . . . y . . . . . . . . . . . . . . . ) y que están muy introducidos en Conferencias, Cursos y escritos en Libros y Revistas Nacionales e Internacionales de gran impacto y actualidad e incluso alguno de ellos en Diccionarios (2). Desde entonces, nos produjo la sensación de que se habían introducido de manera incomprensible en el arsenal y argot científico, como ya denunciamos el mismo día de autos. Nosotros, difícilmente escribiremos esos términos, ¡hasta la fecha no lo hemos hecho! y esperamos que nunca suceda, ya que si así fuera sería como desprendernos y romper con nuestra formación más básica y elemental.

 

Material y método

Para este trabajo hemos utilizado y revisado exclusivamente Libros y Revistas, que tratan sobre implantología y que por acuñar los términos, no vamos a poner en la bibliografía, creo que como justo castigo y temas afines de autores de solvencia científica difícilmente cuestionable, pero que como se dice hoy día, nos parece que se han dejado "meter un gol". El método que hemos empleado, no ha podido ser como se comprenderá más simple, sólo hemos tenido que ordenar y recopilar trabajos que aceptan los términos, que algunos tratan de definir e incluso se atreven a clasificar, pero que nosotros, ni siquiera vamos a referir como decíamos, ya que cualquier definición venga de quien venga, precedida de los términos aludidos subliminalmente en éste artículo, resultarían "per se" falsos.. Ya se sabe, que partir en un razonamiento, de una premisa falsa, hace que cualquier intento de definición, resulte erróneo y de consecuencias insospechadas. Bastante poco exacta es la medicina, para emplear términos inadecuados como los que son objeto de éste artículo. No hemos encontrado los términos, en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española,1 si en algunos Diccionarios de terminología médica,2 aunque el más corto, en ninguno de los dos, ni en libros de Anatomía Patológica consultados y cuando fuimos a hablar con los anatomopatólogos del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, sobre los términos, yo ví y sentí, que la cara se les estremecía y eso, que no sabían lo que yo pensaba de los mismos. Vengo poniendo, como enseñanza desde hace años, cuando trato sobre el tema, un ejemplo, ¿si la instalación de un marcapasos conllevara un proceso de infección o intolerancia en el bolsillo subcutáneo creado para su ubicación en los días o meses siguientes a su instalación, quizá se podría hablar de perimarcapasitis?, o quizá no... ¿verdad?, pues lo mismo digo de la . . . . . . . . . . . y de la . . . . . . . . . . . . . . . (rellénese por el lector cada punto, con las letras correspondientes) y quizá sepan si todavía no se han dado cuenta, cuales son los términos a olvidar.

 

Conclusiones

Seguro que los términos que proponemos en el título de nuestro artículo, son inadecuados y no deberían permanecer en el ambiente científico hablado ni escrito, ni en el del día a día, en el ámbito de la implantología, así como tampoco los términos ya establecidos que criticamos y eludimos y que un vez mas dejamos insinuados con puntos correspondientes a cada letra de los términos a olvidar y que el lector, seguro que es capaz de identificar, una vez más, poniendo cada letra como apuntábamos, encima de cada respectivo punto ( . . . . . . . . . . . y . . . . . . . . . . . . . . . )- efectivamente.. ésos son los anómalos términos, a los que nos referimos- y si así no ocurriera, reivindicamos, creo que con todos los derechos, los de titanitis y perititanitis, no faltaría más., ya puestos a desbarrar científicamente…

Por supuesto, que no nos atrevemos a sustituir los desafortunados términos por unos concretos, sin tener a nuestro lado un equipo científico idóneo y multidisciplinar, aunque ya los hay en uso prácticamente y bastaría recuperarlos, para poder escribir y hablar de los fenómenos que pueden producirse en la periferia de los implantes de titanio instalados en hueso vivo tanto en los arropados con fibromucosa o con determinados injertos, lubricados con saliva y en contacto con la flora y temperatura bucal o bien con piel y en ambiente seco, como ocurre en los extraorales y también los sumergidos, en éstos casos, sin relación con el exterior y que serían los que verdaderamente soportarían un ambiente mas aséptico, como los que se emplean para reconstrucciones de pequeñas y grandes articulaciones, todo ello, sin apartarnos de lo que debería ser el lenguaje y la nomenclatura científica tanto médica como veterinaria y siempre individualizándolo según el medio donde esté instalado el implante.

Los metales sufren procesos de oxidación por diversos motivos y ambientes, unos son más sensibles que otros, los más resistentes al proceso serían los metales nobles, oro, platino, plata, etc., pero quizá no estemos autorizados a identificar dichos procesos, como fenómenos inflamatorios semejantes o parecidos a los fenómenos que ocurren en los tejidos orgánicos vivos.

Para quienes trabajamos con implantes y pretendemos explicar los diversos fenómenos que pueden presentarse, tanto positivos como negativos para el organismo que los soportan, es esencial tener la capacidad de abstracción necesaria par interpretarlos fuera del contexto de la especialidad a las que se aplican y valorarlos, con miras más amplias y siempre dentro de los cánones de una investigación seria, no partidista y acostumbrada a mimetismos linguísticos, como les ocurre a determinados grupos que los utilizan más frecuentemente que otros, como sucede por desgracia, en el ambiente de la cirugía oral y maxilofacial, estomatología y odontología. No es lo mismo odontitis (término que tampoco he encontrado) o periodontitis que : . . . . . . . . . . . (11 puntos) y . . . . . . . . . . . . . . . (15 puntos), ya saben el qué, y por favor no los empleen en el argot científico en ninguna de sus modalidades.

 

Prof. Dr. D. F. Hernández Altemir1, Susana Hernández Montero2, Sofía Hernández Montero3, Elena Hernández Montero4

1 Colaborador Extraordinario de la Universidad de Zaragoza. Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte.
Licenciatura de Odontología, Zaragoza, España
2 Médico Odontólogo (Endodoncia) Práctica privada
3 Médico Especialista de Odontología y Cirugía Oral y Maxilofacial-Profesora de la
Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid y Directora del Master de Implantología, Madrid, España
4Medico Especialista en ORL en el Hospital de Viladecans y del Instituto García-Ibáñez de Otoneurología, Barcelona, España

 

Bibliografía

1. Diccionario de la lengua española (Vigésima segunda edición)- 2001.

2. Dorland: Diccionario Enciclopédica Ilustrado de Medicina 30.ª Edición.

3. Más de 100 años de Historia.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons