SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número1 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Neurocirugía

versión impresa ISSN 1130-1473

Neurocirugía vol.19 no.1  feb. 2008

 

CARTAS AL EDITOR

 

Resolución espontánea ...... Desaparición espontánea

El motivo de esta carta no es otro que el de llamar la atención sobre la rigurosidad científica que debe imperar en toda revista de alto nivel, como creo que es la publicación que abandera la Sociedad Española de Neurocirugía. Considero que en los últimos años ha existido una relajación a la hora de seleccionar determinados trabajos en la revista Neurocirugía, trabajos que aportan muy poco al avance de la especialidad, que no son casos novedosos, sino más bien "más de lo mismo", me refiero en concreto a los casos clínicos, que por otra parte son un porcentaje importante de cada número. Tal vez deberíamos preguntarnos si esos casos clínicos tendrían cabida en revistas internacionales de referencia para el mundo de la neurocirugía. En cualquier publicación científico médica internacional las citas bibliográficas de trabajos publicados en la propia revista son imperativas para los sucesivos autores. Entiendo que la revista Neurocirugía tiene carácter internacional y que pertenece al mundo occidental por lo que sus publicaciones deben estar acordes con dicho ámbito. En el Volumen 18, Numero 2. Abril 2007 y en el apartado de Casos Clínicos se recoge el trabajo con el título "Resolución espontánea de hernia de disco lumbar" del que es primer autor el Dr. M. Gelabert-Gonzalez, que leo con gran interés, siendo mi sorpresa la ausencia bibliográfica de un importante número de autores entre los que me encuentro. Esto no merecería mayor comentario si en el volumen Neurocirugía 2000; 11:419-424 apareciese publicado un trabajo similar, "Desaparición espontánea de la hernia discal". Pero aún me resulta más incomprensible siendo el Dr. Gelabert miembro del Comité Editorial de la Revista Neurocirugía.

Si bien es cierto que en el año 2000 los trabajos no se archivaban o circulaban por Internet esto podría servir como atenuante, pero nunca como disculpa.

Animo a todos mis colegas a mejorar el nivel científico de nuestra especialidad y de la producción bibliográfica, yo el primero que he de mejorar, para que Neurocirugía no sea una revista más, sino de las punteras en el campo de las neurociencias. Concluyo con un respetuoso y amigable tirón de orejas para los responsables de velar por el buen nivel científico y el prestigio de la Revista, prestigio que se merece por su historia y lo que representa para el futuro.

J. Fandiño
(Unidad Neurocirugía Polusa) Lugo

************************************

 

Sr. Editor:

Antes de nada quiero agradecer el interés del Dr. Fandiño por nuestro trabajo, sin embargo no puedo expresar la misma satisfacción ante la carta que envía este compañero en la que pone en entredicho la rigurosidad de nuestro trabajo y la calidad científica de la revista Neurocirugía. Permítame Sr. Editor que conteste a la misma como miembro del Comité Editorial de Neurocirugía, pero también como primer firmante del trabajo mencionado.

El autor critica la rigurosidad de la revista en base a una baja calidad de los trabajos publicados en la misma, en concreto en los casos clínicos. No puedo estar en absoluto de acuerdo con esta afirmación y se me ocurren varios argumentos sólidos y medibles para rebatirlo; en primer lugar, todas las revistas neuroquirúrgicas incluidas en "Index Citation Reports" (ICR) publican casos clínicos en sus ejemplares, incluso la prestigiosa revista Neurosurgery incluye, desde hace pocos años, un elevado número de casos que, por motivos de espacio, se complementan en su página Web. Personalmente, pienso que las notas clínicas son una aportación al conocimiento de la fisiopatología, técnicas de imagen o enfoque terapéutico de un proceso, habitualmente de baja prevalencia, y que por lo tanto son una parte importante de toda publicación médica.

En segundo lugar, la supuesta baja calidad de nuestra revista no se ve reflejada en su crecimiento lento pero progresivo en el ICR desde que entró en el mismo en el año 2001. En ese año, aparece por primera vez incluida en esta base de datos con un Impact factor (IF) de 0.244, que ha crecido lentamente hasta el 0.418 actual, es decir ha doblado su IF en solo 5 años y esto sólo es posible porque la revista tiene una mayor difusión y es cada vez más leída y citada. Además no debemos olvidar que Neurocirugía pertenece al selecto grupo de revistas científicas nacionales incluidas en el ICR.

Aunque el IF es altamente cuestionado, constituye posiblemente el índice bibliométrico más utilizado en los últimos tiempos, ya que intenta proporcionar la medida de con qué frecuencia los artículos publicados en una revista se citan en la bibliografía científica.

El Dr. Fandiño afirma que en cualquier publicación científica médica internacional las citas bibliográficas de trabajos publicados en la propia revista son imperativas para los sucesivos autores. No se de donde saca esta afirmación; como revisor de numerosas publicaciones nacionales e internacionales, todas ellas incluidas en el ICR, en las normas para revisores no se incluye esa obligación. Además, como autor en otras muchas en diferentes revistas no tengo constancia de que incluyan tal recomendación. Además, a algunas revistas se les critica que, para aumentar su IF, recurran a la denominada autocitación de la propia revista.

Por si no fueran suficientes estos datos me agrada indicar que en el reciente trabajo de Abad-García MF1 , donde estudia la calidad de las revistas médicas nacionales, Neurocirugía ocupar el 6º lugar, entre 360 publicaciones médicas españolas y donde, entre otros aspectos, se analizan: criterios de presentación de artículos, composición de los comités editoriales, características del contenido, etc. No quiero abrumarle Sr. Editor con más datos, pero en la revista Neurocirugía, el porcentaje de trabajos firmados por autores extranjeros desde que estamos incluidos en el ICR ha pasado del 10.2% en el año 2000 al 22% en el pasado 2007.

Con relación al trabajo "Resolución espontánea de hernia de disco lumbar"2 , del cual soy el primer firmante, podemos discutir su oportunidad, interés, presentación o cualquier otro aspecto, pero no creo que se pueda cuestionar su rigurosidad empleando el argumento que cita el Dr. Fandiño.

Si la falta de rigurosidad de nuestro trabajo es debida a que no se incluyen todos los casos o series publicadas previamente sobre la misma patología, me tranquiliza enormemente que el Dr. Fandiño no pueda hacer otras críticas. Evidentemente, sí que hay más casos publicados de hernias de disco resueltas espontáneamente y que nosotros no citamos, pero creo que cuando se redacta un trabajo científico, una parte importante del mismo es la selección de la bibliografía. Soy de la opinión, y la mantengo en todas las publicaciones en las que participo, que no deben incluirse en exceso el número de citas bibliográficas, sobre todo en los casos clínicos. Con frecuencia leemos artículos biomédicos relativamente cortos que están inundados de infinidad de citas, como si los autores no tuviesen argumentos o conocimientos que incluir en su trabajo y suplir estas carencias con un rosario de citas bibliográficas que con toda probabilidad ni siquiera han consultado. Aquí, sí que la mayoría de las revistas científicas reducen notablemente el número de citas y es raro que las publicaciones con mayor impacto acepten "case report" con más de 10-15 citas, por lo que, siguiendo nuestros criterios personales, nos vimos obligados a hacer una selección muy estricta de la bibliografía. Evidentemente que teníamos conocimiento del caso publicado por el Dr. Fandiño, pero siguiendo el razonamiento expuesto anteriormente consideramos la inclusión de otras referencias.

Finalmente, estoy de acuerdo con el Dr. Fandiño, en que todos debemos colaborar y esforzarnos para que Neurocirugía tenga cada día una mayor calidad científica y aumente su presencia en el ámbito científico internacional. Es trabajo de todos nosotros.

 

M. Gelabert-González

Santiago de Compostela

 

Bibliografía

1. Abad-García, Mª.F., González-Teruel, A., Martínez-Catalán, C.: Características de las revistas médicas españolas 2004. El profesional de la información 2005; 14: 380-90.

2. Gelabert-González, M., Serramito-García, R., Aran-Echabe, E., García-Allut, A.: Resolución espontánea de hernia de disco lumbar. Neurocirugía 2007; 18: 138-140.

 

Recibido: 10.12-07

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons