SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número1 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Neurocirugía

versión impresa ISSN 1130-1473

Neurocirugía v.21 n.1 Murcia feb. 2010

 

 

Crítica de libros

 

 

Traumatismo raquimedular.G. Rodríguez Boto y J. Vaquero Crespo. Madrid: Editorial Díaz de Santos, 2009.
ISBN: 978-84-7978-905-3

 

 

El enfoque multidisciplinar en el tratamiento de los pacientes con traumatismo raquimedular ha motivado que a lo largo de las últimas décadas el pronóstico vital y social de estos pacientes haya mejorado de forma significativa. Sin embargo, este enfoque no siempre ha sido comprendido por todos los profesionales implicados en su tratamiento, así en el prefacio de la primera edición en español del libro de Sir Ludwig Guttman. "Lesiones medulares. Tratamiento global e investigación", ya se llamaba la atención sobre la necesidad del tratamiento integral de estos pacientes y en el mismo puede leerse: La idea de aplicar a los lesionados medulares un tratamiento y cuidados globales desde el principio y a través de todas las etapas está siendo reco nocida de un modo cada vez más universal, en contra del enfoque tradicional que fragmentaba el tratamiento inicial y precoz de estos pacientes de su rehabilitación social.

Los coordinadores de esta monografía que acaba de ver la luz son reconocidos neurocirujanos nacionales que siguiendo los postulados de L. Guttman han recabado para la misma la colaboración de todos los posibles profesionales sanitarios y no sanitarios implicados en el tratamiento de los lesionados medulares, desde el mismo momento del accidente hasta la difícil etapa de volver a la "vida normal". Pero en este libro subyace una segunda intención, la de reivindicar para el neurocirujano una papel de liderazgo en el diagnostico y tratamiento de esta patología, en la que muchos colegas de especialidades limítrofes tratan cada día de tener un papel protagonista desplazando al neurocirujano

La monografía comienza con una revisión exhaustiva sobre la epidemiología de los traumatismos espinales y como suele ocurrir con frecuencia, en ausencia de estudios nacionales, debemos extrapolar los realizados en otros países. La anatomía y biomecánica de la columna se la ha reservado uno de los coordinadores y en este segundo capítulo, fundamental para conocer la fisiopatología del TVM se exponen de manera extensa pero fácilmente comprensible todos los factores que influyen en el desarrollo de la lesión traumática.

Los capítulos 3 y 4 recogen los aspectos neuropatológicos y del daño medular secundario siendo desarrollados, entre otros por dos expertos en el tema y bien conocidos en el mundo neuroquirúrgico.

El capítulo dedicado a la evaluación clínica de estos pacientes, está muy bien redactado e ilustrado y creo que debería ser de obligada lectura para nuestros residentes, muy acostumbrados a emplear sofisticadas pruebas de diagnóstico pero que con frecuencia olvidan, si es que alguna vez lo supieron, los datos más elementales de la exploración clínica neurológica.

Los capítulos 6 y 7 están dedicados al diagnóstico por imagen y están dotados de magníficas imágenes neurorradiológicas.

Llegados a esta altura del libro, se echa en falta una referencia a los estudios neurofisiológicos en este tipo de traumatismos.

El capítulo 8 dedicado al tratamiento médico, da entrada a los siguientes capítulos que abordan el tratamiento quirúrgico de esta lesiones, encontrándose dedicados a la región cervical capítulos 9 y 10, columna dorsal en el 11, a la lumbar el 12 y el 13 a los traumatismos sacros y coccígeos. Los siguientes apartados están dedicados a aspectos particulares de los traumatismos espinales, como son los infantiles, del anciano o los penetrantes. Destacar que todos estos capítulos están conducidos, todos ellos, por prestigiosos neurocirujanos nacionales.

Hay que destacar el capítulo dedicado a la regeneración de la medula traumática dirigido por el Profesor Vaquero y que viene a ser la continuación lógica del capítulo 4. En este se recoge la experiencia del autor y su equipo en la reparación experimental de este tipo de lesiones y nos introducen en su aplicación a la clínica.

Los capítulos finales, de la monografía están dedicados, como no podía ser de otra manera, a la rehabilitación e integración socio-laboral de estos pacientes, para ello se contó con la colaboración de reconocidos especialistas en el campo de la neuro-rehabilitación y psicología.

Para concluir, creo que hay que felicitar a los autores en general y a los coordinadores en particular por ser capaces de elaborar una magnífica monografía, de las que andamos escasos en lengua castellana, y creo que es tremendamente útil, no sólo para estudiantes de los últimos años de licenciatura y médicos residentes, sino también para neurocirujanos más curtidos y experimentados en el tratamiento de este tipo de pacientes.

Miguel Gelabert-Gonzalez
Santiago de Compostela

 


 

Pasado y presente de la Neurocirugía. In memoriam Francisco Reyes Oliveros. Editado por Miguel Gelabert Gonzáles y Manuela Lema Bouzas. Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico. Universidad de Santiago de Compostela, 2009. 259 páginas.
ISBN 97884-9887-146-3

 

Ha llegado a nuestras manos el libro-homenaje al Profesor Reyes Oliveros. En esta obra se recogen los aspectos biográficos y científicos de una de las personalidades más sobresalientes, de una figura relevante, en la historia de la Neurocirugía española, la del profesor Francisco Reyes Oliveros. Los neurocirujanos de su época vivieron el notable desarrollo y expansión de nuestra especialidad a lo largo del siglo XX e inicios del XXI.

El profesor Reyes Oliveros nació en la calle Hospital de Barcelona en 1922. Era hijo de inmigrantes andaluces y cursó, simultaneándolos con el trabajo, los estudios de Medicina, y finalmente se dedicó a la especialidad de Neurocirugía. Su educación neuroquirúrgica se completó con estancias en el extranjero, siendo destacable su formación en la especialidad en el Servicio de Verbiest en Utrecht, y sus estancias posteriores con Ransohoff en Nueva York, Mario Brock en Berlín y Fasano en Turín. De estos últimos aprendió los avances en embolización de malformaciones arteriovenosas, endoscopia en neurocirugía, y aplicaciones del láser y aspirador ultrasónico en la patología cerebral, así como los abordajes por vía transesfenoidal en los que se adiestró durante su estancia en París con los profesores Guiot y Derome.

Tras una permanencia inicial en Galicia, que se presumía transitoria, se instaló definitivamente en Santiago de Compostela, donde trabajó, investigó, y creó una importante escuela de Neurocirugía hasta su retiro profesional. Fue pionero en la instauración de nuevas técnicas diagnósticas (arteriografía cerebral, tomografía axial computarizada, resonancia magnética, etc.) y en la introducción en nuestro país de novedosas técnica quirúrgicas como la vía transesfenoidal para el tratamiento de lesiones selares y la cirugía del Parkinson. Los que le trataron a diario destacan su condición de trabajador incansable y abnegado, su vocación docente y su afán por la innovación y desarrollo, así como su humanidad. Una anécdota poco conocida de Reyes Oliveros, aparecida en el diario ABC de fecha 3 de agosto de 1972, fue su conversación con un paciente que pretendía lanzarse al vacío desde el tejado de una de las alas de su hospital, ganando así un tiempo precioso que permitió su rescate por parte del subjefe de bomberos. Asimismo, en una nota necrológica, aparecida en el periódico catalán La Vanguardia de fecha 8 de julio de 2008, se destacan sus frecuentísimos desplazamientos a Barcelona para pasar consulta y operar en un hospital infantil.

El libro que nos ocupa comienza con un Prólogo escrito por el profesor de Neurología, Dr. Noya, quién nos introduce en la personalidad y repercusiones de la obra de Reyes Oliveros. Se sigue después con una semblanza biográfica de su vida y obra, escrita por dos de sus más íntimos discípulos, los doctores Martínez Rumbo y Gelabert. De este capítulo se desprende el enorme cariño y respeto que sus colaboradores y asociados tenían por el profesor Reyes Oliveros. En esta biografía destaca el pensamiento moderno del profesor Reyes Oliveros sobre la gestión, organización, e integración multidisciplinaria de las diversas especialidades que confluyen en la denominación de "neurociencias" que se plasmó en la creación del Instituto Universitario de Ciencias Neurológicas en 1971, precediendo en más de veinte años los truncados planes del Ministerio de Sanidad para impulsar la creación de estos institutos.

Los restantes capítulos abordan, de manera muy original, una serie de trabajos de Reyes Oliveros, seguidos a continuación por una revisión actualizada, escrita por sus colaboradores, de cada uno de los temas abordados. Los trabajos de Reyes Oliveros aparecen en facsímil obtenidos de las páginas de las revistas en las que se publicaron originariamente (Neurochirurgie, Medicina Clínica, Neurología, Revista Española de Otoneurooftalmología y Neurocirugía, Anales de la Real Academia de Madrid, etc...), todos ellos de indudable valor científico e histórico.

Los capítulos tratan los siguientes temas: hipotensión controlada en Neurocirugía (Prieto y Arcos), fisiopatología, clínica y neuroimagen de la conmoción cerebral (Muñoz López y Santos Armentia), tratamiento con esteroides de la esclerosis múltiple (Prieto, Lema Bouzas, Noya), traqueotomía en el paciente neuroquirúrgico (Ginesta y col.), aspectos neuroquirúrgicos de la meningitis tuberculosa (Gelabert, Reyes Santias, Díaz Cabana), hipofisectomía (Bollar), osmoterapia en Neurocirugía (Amaro y Vázquez), bifidismo cráneoespinal (Gelabert, Santin, Bandín y Arán Echave), cirugía transesfenoidal (García Allut y Serramito), vías de abordaje para las discopatías cervicales (Conde), y vértigo de origen central (Lema Bouzas y Prieto).

La lectura de los escritos originales de Reyes Oliveros, seguida por la de cada artículo paralelo, totalmente actualizado por sus colaboradores, supone una auténtica revisión bibliográfica y una puesta al día de cada uno de los temas abordados. Un ejemplo lo constituye la hipofisectomía por radiocirugía para tratamiento del dolor, o la introducción de la neuroendoscopia en el abordaje de los tumores de la región selar. La actualización de las complicaciones neuroquirúrgicas de la meningitis tuberculosa y el capítulo sobre los disrafismos cráneo-espinales, enfermedades que parecen estar erradicadas en el presente, constituyen, sin embargo, temas de actualidad, ya que estas patologías siguen estando vigentes, sobre todo en la población más desfavorecida, entre ellas en la población inmigrante. Asimismo, el capítulo de abordajes a la columna cervical, escrito por el Dr. Conde, en el que se analizan los resultados de la cirugía de manera crítica, supone una acertada revisión del tema desde la perspectiva de la llamada "medicina basada en las pruebas". Los capítulos sobre osmoterapia, hipotensión controlada en anestesia neuroquirúrgica, traqueotomía en Neurocirugía, tratamiento de la esclerosis múltiple y estudio del vértigo de origen central, así como la revisión sobre la conmoción cerebral y sus implicaciones proporcionan, sin duda, datos valiosos sobre estas patologías y sobre estos métodos de tratamiento.

En resumen, la impresión de la obra es cuidadosa y su lectura, fácil y agradable. Dado el carácter científico y, a la vez, histórico de este libro, pensamos que su adquisición es recomendable, para su consulta, por parte de las bibliotecas de los Servicios de Neurocirugía, Neurología, y de ciencias afines, así como para los departamentos de Historia de la Medicina. Finalmente, "Pasado y presente de la Neurocirugía, in memoriam Francisco Reyes Oliveros" parece una valiosa obra de consulta, aconsejable para cualquier biblioteca de las Facultades de Medicina y de los Hospitales Universitarios.

J F. Martínez-Lage
Murcia

 

Recibido: 30-12-09