SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número1 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Index de Enfermería

versión impresa ISSN 1132-1296

Index Enferm vol.19 no.1 Granada ene./mar. 2010

 

BIBLIOGRÁFICA

BIBLIOTECA DE ACTUALIDAD COMENTADA

 

Escritura científica

 

 

Cómo escribir y publicar trabajos científicos
Day, R.A. Gastel, B.
Organización Panamericana De la Salud
Washinton, 2008; 335 págs.

 

Todo saber fundamentado, cualquier evidencia o experiencia en nuestro ejercicio profesional, han de ser escritas y transmitidas, la única manera que existe para poder hacerlo de forma global es mediante una publicación, para así poder crear conocimiento y no quedar en el olvido.

Son muchos los textos donde hemos leído que la búsqueda de unos cuidados de salud de calidad y eficientes en costos han situado en primera línea la práctica enfermera basada en la evidencia y la investigación en enfermería, pero también es cierto que para las enfermeras, como para otros muchos profesionales, el escribir y publicar trabajos científicos les parece un camino demasiado arduo, pero con libros como éste no parece tan difícil, nos ayuda a iniciarnos, animarnos y consolidarnos como investigadores mediante principios básicos aceptados por la mayoría de las disciplinas.

Este libro ha alcanzado su cuarta edición en versión española, se ha reeditado manteniendo sus principios básicos y actualizándose a los nuevos tiempos y a las nuevas demandas de los lectores, omitiendo y condensando de igual modo, partes que son bien conocidas.

En el prefacio nos exponen la obra como un "recetario de cocina" o un "manual de instrucciones", centrado en la práctica, y es cierto, recuerda al programa de televisión de Carlos Argüiñano donde lo difícil lo hace fácil, amenizando con chistes y anécdotas que hacen del peor cocinero un excelente chef capaz de cocinar para cualquier comensal en el mejor restaurante de cinco tenedores.

El libro se divide en ocho partes, con cuarenta y un capítulos, tres apéndices, un glosario, referencias bibliográficas y por supuesto un índice. Avalados por la Organización Panamericana de la Salud, los autores nos hablan de las perspectivas históricas, cómo abordar proyectos de redacción científica, la ética, la presentación de manuscritos, la preparación de un texto detallando la preparación de imágenes útiles, cómo redactar en inglés, los derechos y autorizaciones, cómo preparar una comunicación para una reunión científica, el estilo científico a utilizar, la forma de abreviar las palabras, los prefijos y los símbolos, o cómo escribir una carta de presentación, una tesis, preparar un curriculum vitae, propuestas de donaciones o cómo trabajar con los medios de comunicación; son algunos de los capítulos que más llaman la atención. Ejemplos, cuadros, dibujos de cómo hacerlo bien, de lo que hemos de evitar y de lo que hemos de procurar hacer, hacen que el entendimiento y la comunicación con el lector sea mucho más eficaz y fluida.

Teniendo como premisa que para los autores el objetivo a alcanzar o su mayor recompensa es el éxito del lector en la escritura y publicación de textos científicos, este libro bien podría caber en un bolsillo, ya que deberíamos de tenerlo siempre a mano, es claro, conciso, didáctico y ameno. Todo el mundo que se vea incapaz de escribir y publicar trabajos científicos debería leerlo previamente y después plantearse de nuevo si es capaz o no de hacerlo.

Es una obra bastante completa, los autores ya anuncian su sexta edición en inglés y seguramente aunque parezca difícil, superarán las expectativas del lector.

Paloma Calero Martín de Villodres
martindevillodres@hotmail.com


Al final de la vida

 

Aspectos emocionales y espirituales en la terminalidad
E. Cachón Rodríguez
Edit. San Pablo
Madrid, 2008; 183 págs.

 

Para comenzar a tratar al paciente terminal lo primero que hay que tener en cuenta es lo que se entiende por paciente terminal. Según la OMS, paciente terminal "es aquel que padece una enfermedad avanzada, progresiva e incurable, con una falta de respuesta al tratamiento especifico, con síntomas múltiples, multifactoriales, intensos y cambiantes, gran impacto emocional en el enfermo, la familia o el entorno afectivo y equipo, con un pronóstico de vida limitado (inferior a seis meses)". Los enfermos terminales requieren por tanto unos cuidados continuos, unos cuidados muy aplicados en un entorno multidisciplinar, bajo la filosofía de los Cuidados Paliativos, que se basan en la atención de los aspectos físicos, emocionales, sociales y espirituales de las personas, no solo controlando el dolor y otros síntomas diversos, sino también el sufrimiento, para conseguir que estos enfermos vivan con plenitud y dignidad sus últimos meses o días y tengan lo que se denomina "una buena muerte".

Este libro es fruto de un estudio observacional, descriptivo y transversal, cuyo objetivo general ha sido: "describir las necesidades que identifican las enfermeras en los pacientes terminales, así como las dificultades que experimentan en el cuidado de estos pacientes". Tras leer el objetivo impuesto nos hacemos una idea de la profunda preocupación de la autora en este campo, en donde realiza seis entrevistas en profundidad a seis enfermeras de la comunidad de Madrid que están en contacto diario con el enfermo terminal y con la muerte.

El cuidado ha de abarcar todo y debemos ser capaces de suplir sus carencias y ayudarles a cubrir sus necesidades hasta el último momento, pero ante el miedo, la negación, la rabia, el silencio..., cómo reaccionar en esos momentos, son algunos de los retos de la enfermera en su día a día. Este proceso a cualquier persona le generaría estrés y ansiedad, así que enfermería no iba a ser menos. La falta de información y formación es un hecho conocido, puedo decir que durante la carrera cursé una asignatura optativa en cuidados paliativos, lo cual no se ha parecido mucho a la realidad, por el contrario es cierto que las estrategias de comportamiento están explícitas, solamente necesitamos aplicarlas a nuestra práctica diaria, y leer libros como éste para reflexionar más a menudo sobre nuestra forma de administrar y sentir los cuidados.

Al leer las entrevistas, sientes comprensión ante una realidad de nuestro tiempo, en muchas ocasiones no creo que yo haya sido la única en querer tirar la toalla, en querer poner un grito en el cielo, en no saber qué decir ni qué hacer, sentirme frustrada, agobiada..., pero son ellos mismos los que te hacen comprender que lo único que necesitan es como dice la autora "saber estar con ellos" y bajo mi humilde opinión añadiría "desde el silencio". La comunicación no verbal, es una de nuestras herramientas más fuertes y hemos de utilizarlas.

La valoración enfermera al ingreso recoge apartados como la situación actual o estado de ánimo, pero la realidad es que los aspectos psicoemocionales y espirituales se valoran con el tiempo durante todo el proceso del cuidado, la observación y la escucha activa son dos de los pilares más importantes, y a los cuales ya hemos hecho mención, pero también es cierto que la sobrecarga de trabajo es tal que muchas veces no miramos ni a los ojos de nuestros pacientes, como bien dice la investigadora debería de ser uno de los objetivos de los planes de cuidados, pienso que cuando nuestros pacientes se sienten respaldados en todas sus dimensiones el camino es más llano, tanto para él como para su familia.

Enfermería siente como una compensación a todo su trabajo el agradecimiento por parte de los pacientes, y me uno a ellas al decir que es un continuo aprendizaje que quizás aprendemos a valorar más la vida, a humanizar los cuidados. Es responsabilidad de todos prestarles unos cuidados más óptimos pero eso sí, como yo digo también las "altas esferas" deberían tener conciencia de la situación por la que pasan los pacientes y sus trabajadoras, en el texto se habla de apoyo psicológico, ojalá el mundo cambie y realmente se piense que la enfermera no es un muro inquebrantable sin sentimientos y que nada le afecta, somos personas y como tales con sentimientos pero alguien nos debería de ayudar a superarlos o a utilizarlos para el desarrollo de unos cuidados de mayor calidad.

Paloma Calero Martín de Villodres
martindevillodres@hotmail.com

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons