SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número2-3El empleo del humor como estrategia de mejora de los cuidadosQuietud y alimento índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Index de Enfermería

versión impresa ISSN 1132-1296

Index Enferm vol.19 no.2-3  abr./sep. 2010

 

MISCELÁNEA

CARTAS AL DIRECTOR

 

 

La enfermera de Rayan

Raysn´s nurse

 

 

Sr. Director: "Yo soy la enfermera de Rayan" mostraban en carteles las enfermeras del Gregorio Marañón, como sincera muestra de apoyo y solidaridad hacia su compañera. Y es que, muchos de nosotros, durante todo el revuelo mediático que ha supuesto del desgraciado "Caso Rayan" hemos pensado aquello de: ¿y si me ocurriese a mí?

Así echando la vista atrás, hemos recordado momentos, situaciones límite, donde al ejercer nuestra labor de Enfermería habría podido ocurrir un infeliz accidente, de mayor o menor envergadura. Momentos tales como la inseguridad de los primeros tiempos del ejercicio de nuestra profesión, un turno de trabajo particularmente extenuante, una urgencia que surge en el peor momento personal, etc. La Enfermería es una profesión que plantea situaciones donde existen muchos factores no controlables, y en otras ocasiones hay otros factores que alteran situaciones puntuales, y que además pueden encadenarse complicándolo todo.

Ningún profesional de Enfermería está a salvo de cometer un error, todos lo sabemos. Por eso intentamos ser escrupulosamente metódicos al administrar un tratamiento, fríos en el abordaje de una urgencia... Es decir, damos lo mejor de nosotros en todo momento. La enfermera de Rayan también lo hizo así. Pero se equivocó. Fue un terrible error, sin duda. Pero es conveniente analizar todo el contexto de la situación.

Pocas semanas antes de este desgraciado hecho, el Consejo General de Enfermería había hecho llegar un informe a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid alertando sobre los riesgos de continuar con los recortes de personal y sus posibles consecuencias sobre la calidad en al atención sanitaria. Por otro lado, también me gustaría reflexionar sobre el retraso en la implantación de las Especialidades de Enfermería. Ya que llevamos años pensando que ya era inminente su comienzo.

Desgraciadamente, como en otras ocasiones ha ocurrido en este país, a raíz de ocurrir un hecho muy grave se tomarán decisiones firmes y finalmente se potenciarán medidas que permanecían aletargadas.

Nuestra compañera se equivocó, claro que sí. Pero trabajaba en un servicio en el que posiblemente aún necesitase más supervisión, con mucha presión debido a la falta de personal. En definitiva, un cóctel explosivo que con una gran dosis de mala suerte tuvo un resultado fatal.

Voy ahorrar comentarios en relación a aquellas personas que aún sin tener una completa información del caso, se apresuraron a denigrar a esta compañera, y a utilizarla como chivo expiatorio y escudo protector dentro de un contexto con un trasfondo mucho más amplio. En fin, antes o después necesitarán de cuidados de Enfermería que le serán prestados con la profesionalidad habitual.

Yo también soy la enfermera de Rayan. Escogí una profesión en la que tanto se da, y en ocasiones se recibe muy poco.

 

Jesús Antonio Ferrera Picado
IES Bioclimático. Badajoz, España.
jesusferrera@wanadoo.es

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons