SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 número1-2 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Index de Enfermería

versión impresa ISSN 1132-1296

Index Enferm vol.20 no.1-2 Granada ene.-jun. 2011

http://dx.doi.org/10.4321/S1132-12962011000100026 

MISCELÁNEA

HISTORIA Y VIDA

 

Actitud positiva: estrategia para superar el cáncer de mama. Relato de una superviente*

Positive attitude: a strategy for overcoming breast cancer. Story of a survivor

 

 

Diego Carrera Martínez1, Beatriz Braña Marcos2, Estefanía Vegas Pardavila2, Mónica de la Villa Santoveña3

1Residencia de Ancianos "El Cristo". Establecimientos Residenciales para Ancianos del Principado de Asturias. Oviedo, Asturias, España.
2Unidad de Investigación. Fundación Hospital de Jove. Gijón, Asturias, España.
3Unidad de Cuidados Intermedios. Fundación Hospital de Jove. Gijón, Asturias, España

*Estudio realizado en el marco del proyecto PI08/1477, financiado por la Acción Estratégica en Salud (Convocatoria 2008-2011), Subprograma de Proyectos de Investigación en Salud y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Igualmente este proyecto ha recibido financiación por parte del Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación del Principado de Asturias (PCTI), con el expediente COF09-27

Dirección para correspondencia

 

 


RESUMEN

El cáncer de mama puede considerarse una de las enfermedades más agresivas para las mujeres, tanto por la afectación física como por la afectación psicológica que conllevan la enfermedad y sus tratamientos. La realización de este relato biográfico nos ha permitido compartir con la participante sus vivencias en relación con la superación de la enfermedad, su actitud ante este reto vital y la visión que tiene de la vida tras dejarlo atrás. A través del relato, nos transmite su actitud de superación, fuerza de voluntad y actitud positiva frente a la enfermedad, algo que para ella es tan importante como el seguimiento de las consultas médicas o la administración de tratamientos. El deseo de continuar con su vida habitual y cuidar a sus seres queridos hace que asuma los efectos secundarios de los tratamientos como algo de menor importancia.

Palabras clave: Relato biográfico, Cáncer de mama, Actitud positiva, Esperanza.


ABSTRACT

Breast cancer can be considered as one of the most aggressive diseases for women because of the physical and psychological affectation that disease and its treatments cause. The accomplishment of this biographical story has permitted us to share with the participant her experiences about overcoming the disease, her attitude before this vital challenge and the vision that she has of life after leaving it behind. By the speech, we are transmitted her attitude to get over her illness, her willpower and positive attitude towards the disease, something that is so important for her as the follow-up of the medical consultations or the administration of treatments. The desire to continue with her habitual life and to take care of her beloved people make her assumes the side effects of the treatments as something less important.

Key words: Biographical story, Breast cancer, Positive attitude, Hope.


 

Introducción

El presente relato biográfico narra la vivencia de una mujer con carcinoma de mama. Hemos intentado ver a través de los ojos de María José cómo fue su proceso de recuperación, la sintomatología que le ha acompañado durante los últimos años y la forma en que ha intentado superarlo.

María José es una mujer de 56 años, casada y ama de casa, a la que se le diagnosticó cáncer de mama hace aproximadamente 6 años. Nos pusimos en contacto con ella con motivo de la realización de un estudio, mediante encuesta, sobre calidad de vida en cáncer de mama. Su manifestación expresa de querer compartir su vivencia para ayudar a otras mujeres que se puedan encontrar en su misma situación, fue el motivo de su elección como informante para este estudio. Su caso no es de los más leves, ni los tratamientos de los más inocuos para conseguir la curación de su enfermedad ya que precisó mastectomía radical de su mama derecha y tratamiento con quimioterapia, radioterapia y hormonoterapia. A pesar de esto, María José quiso compartir su experiencia sobre cómo con esfuerzo, actitud positiva y esperanza logró ganar la batalla al cáncer de mama.

Como técnica de recogida de datos se utilizó la entrevista abierta, con el objetivo de facilitar una comunicación más fluida y dinámica que permitiera a la participante relatar libremente su vivencia. La entrevista se desarrolló en su propio domicilio, fomentando así un clima de confianza. Un entrevistador se encargó de proponer la pregunta de investigación. Previo consentimiento de la participante por escrito, se procedió a la grabación de la entrevista, que se trascribió literalmente para el análisis cualitativo de su contenido. Para la elaboración de este relato se recurrió a los apuntes metodológicos facilitados por Amezcua y Hueso,1 mientras que para el análisis del contenido de la entrevista se siguieron las teorías formuladas por Taylor y Bogdan, recogidas asimismo por los primeros.2

El hilo conductor de este relato viene determinado por la descripción que hace la informante del proceso de recuperación de su cáncer de mama. Como principio fundamental "la actitud" que, en su opinión, es clave para la superación de esta enfermedad. Su discurso nos revela su forma de ser y de afrontar tanto la vida como la enfermedad. Además, nos ofrece una clara visión de lo que para ella ha supuesto la superación del cáncer de mama y las secuelas que le han dejado la enfermedad y sus tratamientos. Queda en segundo plano la sintomatología que ha acompañado a María José durante estos años, así como las terapias que le hayan podido ayudar a superarlo.

Para la informante, la actitud personal es realmente determinante en la superación o en el padecimiento de la enfermedad. En su opinión, el éxito radica necesariamente en mantener una actitud positiva y fuerza de voluntad. No obstante, no nos encontramos ante una creencia firme en el poder de la mente humana, sino que otorga el mismo peso a los tratamientos oncológicos y la suerte. No se trata de restar importancia a las consultas, tratamientos o terapias, sino de poner énfasis en el afrontamiento de las dificultades con una actitud positiva, huyendo del pesimismo y la derrota anticipada: "La forma de salir de esto o al menos eso pienso yo, creo que eres tú misma, y convencerte de que puedes hacerlo y colaborar todo lo que puedas con los médicos. Lo malo es que, desgraciadamente, esto a veces no se puede hacer porque todo falla y gana la enfermedad".

En lo que se refiere a la superación de la enfermedad, podemos destacar en nuestra informante una clara determinación por seguir adelante con su vida. Lejos de dar importancia a las secuelas que haya podido dejar la enfermedad, en el discurso prima la capacidad para seguir atendiendo a su familia, atender la casa y cuidar y ayudar a todo aquel que lo necesite, priorizando el cuidado de los demás sobre su propio cuidado. De esta forma, la familia se convierte para ella en eje y motor de su vida, tanto en la salud como en la enfermedad: "Le diré que sigo llevando una casa con un marido y un hijo, tanto cuando puse el tratamiento como después de operarme, y doy gracias a Dios de poder hacerlo, aunque a veces me cueste trabajo".

Los problemas (secuelas físicas y psicológicas) que ha dejado tras de sí el cáncer a pesar de su superación, constituyen otro punto destacable del discurso. Frente a las limitaciones que supone haber padecido esta enfermedad (manejar pesos, acudir a determinados lugares, etc.) se impone la esperanza. "A veces hay cosas que no puedo hacer como antes y echo en falta muchas cosas, unas porque mi enfermedad me prohíbe y otras la verdad no me apetece mucho debido a que me siento un poco rara con mi cuerpo, y me hacen sentirme como una persona que ya no vale para nada". "Me preguntan que cómo puedo ver tantas veces esas películas, que si no me cansan, a lo que yo les contesto que nunca me cansan porque quiero seguir viéndolas muchas veces".

En conclusión, vemos como la actitud positiva y la confianza en uno mismo ayudan a María José a superar la enfermedad, mientras que la capacidad de cuidar de los suyos y el mantenimiento de roles, así como la esperanza en el futuro, constituyen el pilar fundamental en su vida. Cabe pensar detenidamente en la importancia de la actitud con la que los pacientes se enfrentan a esta enfermedad. Una actitud positiva unida al afán de superación y la confianza en uno mismo no nos asegura la curación, como tampoco nos asegura que vaya a ser más inocua o los tratamientos más llevaderos. "Únicamente" nos ayudará a aceptar y afrontar nuestro futuro (sea cual sea) pensando en un fin positivo, disfrutando de una vida mas plena y centrándonos en aquellos momentos más agradables.3

El cáncer de mama en las mujeres constituye una de las enfermedades más agresivas, no sólo por la afectación física que conlleva el cáncer y sus tratamientos. La afectación psicológica derivada en gran medida de las consecuencias estéticas (mastectomía, alopecia, etc.) y la incertidumbre ante la posibilidad de recaídas y temor a la muerte hacen que, en ocasiones, sea muy difícil mantener una actitud positiva y esperanzadora. No obstante, esta actitud facilita la adherencia al tratamiento y la colaboración con el personal sanitario al mantener la esperanza en su efectividad. Asimismo, ayudará a mantener en un primer plano la vida cotidiana y los momentos agradables, relegando a un segundo plano la enfermedad y los efectos que le acompañan. Pese a las dificultades que las mujeres pueden encontrar para adaptarse a la nueva realidad que supone el padecimiento de cáncer de mama,4 el apoyo social (familia y amigos) constituye un punto importante en la ruptura entre sintomatología y calidad de vida.5 Por este motivo, y compartiendo la opinión de María José, hemos de considerar el ánimo, la esperanza y la actitud positiva como una estrategia terapéutica más a fomentar en las personas afectadas por esta enfermedad, poniendo énfasis en la detección precoz de síntomas depresivos que fomentan la actitud contraria de negativismo y desesperanza.6

 

Bibliografía

1. Amezcua M, Hueso Montoro C. Cómo elaborar un relato biográfico. Arch Memoria, 2004; 1. Disponible en: http://www.index-f.com/memoria/metodologia.php [Consultado el 1/2/2010]         [ Links ].

2. Amezcua, Manuel; Hueso Montoro, César. Cómo analizar un relato biográfico. Arch Memoria 2009; 6(3). Disponible en: http://www.index-f.com/memoria/6/mc30863.php [Consultado el 1/2/2010]         [ Links ].

3. Schou I, Ekeberg O, Sandvik L, Hjermstad MJ, Ruland CM. Multiple predictors of health-related quality of life in early stage breast cancer. Data from a year follow-up study compared with the general population. Qual Life Res, 2005 Oct; 14(8): 1813-23.         [ Links ]

4. Domínguez MR, Acosta ME, Méndez I, Maestre I, Pedrote C, Frutos M. Evaluación de la Calidad de Vida tras el tratamiento primario del cáncer de mama. Index de Enfermería. 2009; 18(4): 246-48.         [ Links ]

5. Manning-Walsh J. Social support as a mediator between symptom distress and quality of life in women with breast cancer. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs, 2005 Jul-Aug; 34(4): 482-93.         [ Links ]

6. Rabin EG, Heldt E Hirakata VN, Fleck MP. Quality of life predictors in breast cancer women. Eur J Oncol Nurs, 2008; 12: 53-7.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Beatriz Braña Marcos.
Unidad de Investigación.
Unidad de Cuidados Intermedios.
Fundación Hospital de Jove.
Avda. Eduardo Castro s/n.
33290 Gijón (Asturias) España
bebramar@hotmail.com

Manuscrito recibido el 24.8.2010
Manuscrito aceptado el 13.10.2010

 

Texto biográfico

ACTITUD PARA LA SUPERACIÓN DEL CÁNCER. Cuando supe lo de mi enfermedad, para mi fue un trauma.

Le diré que todo esto es difícil de llevar, aunque te den consejos, te quieran ayudar con psicólogos y todo lo que esté al alcance de ellos, me refiero a médicos y enfermeras. Aunque parezca raro, le diré la forma de salir de esto, o al menos eso pienso yo, creo que eres tú misma, y convencerte de que puedes hacerlo y colaborar todo lo que puedas con los médicos. Lo malo es que, desgraciadamente, esto a veces no se puede hacer porque todo falla y gana la enfermedad. Pero también depende de muchas cosas, y muchas de esas cosas en este caso (me refiero a esta enfermedad) se supera, se cura y se sobrevive. Se puede decir en este caso que la persona es afortunada o que tiene suerte. Lo que si se es por mi misma, que la persona tiene que convencerse de que puede salir de ello y que va a ganar a la enfermedad.

Le diré que a pesar de todo y de faltarme un pecho, creo que soy afortunada. Le diré que nunca fui ambiciosa y no comprendo a las personas que no son felices con nada ni se conforman con nada. Yo con cualquier cosa soy feliz. Pude cuidar a mi madre día y noche en el hospital los 15 días que estuvo ingresada, ya que falleció de cáncer de páncreas. Pero a veces me siento muy mal y me saltan las lágrimas el no poder salvarla, cosa que me gustaría pero por desgracia ni yo ni los médicos pudieron hacer nada por ella. Falleció el 29 de mayo hace tres años. Estaba viuda, ya que mi padre falleció antes de pasar yo todo esto, me refiero a mi enfermedad. También le diré que me visto por mi sola, me peino y me aseo sin ayuda de nadie. Pero para llegar a hacer esto, le diré que si quería poder hacerlo y no quedar el brazo inútil hasta el punto de necesitar ayuda y no me valer por mi misma, sufrí mucho y lloré mucho.

TERAPIAS. Estoy con una fisioterapeuta para el mantenimiento del brazo haciendo gimnasia mañana y noche, varios ejercicios, a lo cual me va bastante bien. No se me hincha y lo tengo casi como el otro. Le diré que tengo que caminar todos los días una hora diaria ya que tengo algo de hipotiroidismo y tengo que mantenerme en mi peso, pues no puedo subir muchos kilos. También tengo una dieta, no puedo comer dulces ni grasas a pesar de que los dulces ahora son mi perdición.

SINTOMATOLOGÍA. En primer lugar le diré que antes de operarme, con tratamientos, efectos de tratamientos y todo lo que ello conlleva, caída de pelo, le diré que tuve que usar peluca. Los efectos que la persona siente en su cuerpo, cansancio, malestar y un montón de cosas que si me pongo a decir una a una no acabo nunca. Me pregunta como me encuentro con mi cuerpo: bastante rara, creo que normal en una persona en estas circunstancias. También le diré que con los cambios de tiempo a veces me dan calambres y trallazos donde me falta el pecho. También a veces me pongo nerviosa, algunas veces duermo poco y me siento cansada cuando llega la noche. Me tiembla el pulso desde mi enfermedad.

SUPERACIÓN DE LA ENFERMEDAD. Yo debido a todo lo que pasé antes de operarme, le diré que para mí es una satisfacción muy grande y una suerte seguir siendo la que era y la que soy, pues le diré que sigo llevando una casa con un marido y un hijo, tanto cuando puse el tratamiento como después de operarme, y doy gracias a Dios de poder hacerlo, aunque a veces me cueste trabajo, pues con todo esto ya llevo seis años. Los hace el 29 de julio. También le diré que me visto por mi sola, me peino y me aseo sin ayuda de nadie. Nadie sabe lo que es hasta que no pasas por ello, ya que no lo movía [el brazo] cuando me operaron. Hoy día todo esto me parece mentira pero es cierto. Doy gracias a Dios de que ando, veo, escribo, como por mi sola y soy útil y puedo atender a mi marido e hijo. Les diré que cuido de su casa, la abro, riego las plantas y llevo todas las cosas de ella como comunidad y demás, ya que la tengo de herencia junto con un hermano que no lo asimila muy bien [la muerte de la madre] y lo ayudo todo lo que puedo. Les diré que a mí me cuesta trabajo superarlo también, pero de momento con dificultad lo voy superando y pido a Dios no tener mas problemas de esta clase y no ver a nadie más como he visto a mi madre. Si con esto que le cuento puedo ser una ayuda para otras personas, me alegraría mucho.

PROBLEMAS TRAS LA ENFERMEDAD. Me encuentro con muchas dificultades en el sentido de cómo era antes de quitarlo y cómo quedé después de quitarlo [el pecho], a lo cual toda la vida que me quede siempre estaré como marcada, pues jamás se olvida. A pesar de que no puedo coger mucho peso, no te lo aconsejan, puedo traer alguna bolsa del supermercado. Tampoco te aconsejan hacer muchas cosas como planchar o cocinar ya que no te puedes quemar o cortar y yo lo hago, con cuidado, pero lo hago. También les diré que muchas veces no puedo entrar con mi marido a muchos sitios como cafeterías o locales donde están fumando porque en mi enfermedad parece ser que es perjudicial el humo. A veces hay cosas que no puedo hacer como antes y echo en falta muchas cosas, unas porque mi enfermedad me prohíbe y otras, la verdad, no me apetece mucho debido a que me siento un poco rara con mi cuerpo, y me hacen sentirme como una persona que ya no vale para nada, un poco diferente de como estaba antes de operarme, aunque a veces me desilusiona sentirme así. Les diré que tengo películas como "Los 10 mandamientos", "Ben-Hur", "Sonrisas y lágrimas" y varias más pero todas de ese estilo, y las veo una y otra vez y no me cansan nunca. Me preguntan que cómo puedo ver tantas veces esas películas, que si no me cansan, a lo que yo les contesto que nunca me cansan porque quiero seguir viéndolas muchas veces. Creo que no me entienden lo que quiero decir, pero yo sé por qué lo digo, y me entiendo. Usted no sé si me entenderá.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons