SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.27 número1-2CALIDAD Y ENFERMERÍA. MANUAL DE EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DEL SERVICIO DE ENFERMERÍA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Index de Enfermería

versión On-line ISSN 1699-5988versión impresa ISSN 1132-1296

Index Enferm vol.27 no.1-2 Granada ene./jun. 2018

 

BIBLIOGRÁFICA

BIBLIOTECA DE ACTUALIDAD COMENTADA

MÁRTIRES HOSPITALARIOS DEL SIGLO XX. HERMANOS DE SAN JUAN DE DIOS

Diana González Sánchez

CONSAGRADOS A LA HOSPITALIDAD

MÁRTIRES HOSPITALARIOS DEL SIGLO XX. HERMANOS DE SAN JUAN DE DIOS

F. LIZASO BERRUETE

EDICIONES ALSUR. COLECCIÓN TEMAS HISTÓRICOS O.H.

GRANADA, 2006; 220 PÁGS.

En esta obra el autor realiza un riguroso estudio sobre los hermanos de San Juan de Dios, considerados y reconocidos como Mártires hospitalarios durante el siglo XX. La obra está dividida en ocho capítulos a través de los cuales nuestro autor relata, explica, transmite y nos lleva a una época en la cual tener fe, creencias y amor incondicional a Cristo era hecho suficiente para ser perseguido y asesinado cruelmente.

Durante la Guerra Civil Española (1936-39) hubo una sangrienta persecución religiosa debido a la ideología anárquico-marxista, causando miles de muertes de personas religiosas y otros muchos daños materiales, culturales y artísticos.

La orden hospitalaria de San Juan de Dios, en España, también perdió muchos miembros en este periodo, 95 en concreto, los cuales eran arrestados por la autoridad política y eran eliminados sin juicio alguno, dejando a enfermos sin la atención que estos le brindaban y a una sociedad de personas buenas, solidarias y humanitarias que solo dedicaban su vida a atender a la gente más necesitada, en otras palabras, murieron por su fe y religión convirtiéndose en auténticos mártires. El autor relata cómo a partir de aquí, entre 1948 y 1996, durante cuatro procesos diocesanos se realizaron las investigaciones necesarias de cada caso y de cada mártir.

Durante la obra y encuadrando tanto en el tiempo como en la historia, describe a cada uno de los mártires y al grupo al que pertenecían, como por ejemplo cuatro mártires en Talavera de la Reina, 15 mártires en Calafell (Tarragona), 2 mártires en Valencia, 8 en Málaga, Barcelona, etc., y del mismo modo va nombrando uno a uno a todos los Beatos dando algunos datos de cada uno, como fecha de nacimiento y muerte, y lo más significativo, a qué tipo de ayuda religiosa o sanitaria se dedicaron y cómo fueron apresados, castigados, insultados y finalmente dónde se encuentran descansando sus restos.

De una manera amena esta obra nos da una visión de cómo se produjo la aprobación del martirio, mediante dos decretos, el Decreto del 2 de Mayo de 1991 promulgado por el Papa Juan Pablo II, en el que aprueba el martirio de 71 hermanos de San Juan de Dios, y el Decreto del 5 de Julio de 2013 promulgado por el Papa Francisco, el cual aprobó el martirio de otros 24 hermanos de la misma orden. Del mismo modo, en otro capítulo del libro, y mediante unas breves y sentidas palabras, resume unas letras apostólicas sobre la Beatificación de estos mártires y por parte de estos mismos Papas.

Durante la historia de la Iglesia, morir por la fidelidad y la fe vivida es el más fuerte testimonio de adhesión y amor a Cristo. En la actualidad, el proceso a seguir para identificar la autenticidad de un mártir es a través del estudio de la "Causa de Santidad por martirio", en otras palabras, de alguna manera poder probar que el mártir ha testimoniado su fe sufriendo una muerte violenta por su religión y amor a Dios.

Otro capítulo muy interesante de la obra es el que dedica a otros grupos de hermanos piadosamente considerados mártires, incluso llamados "venerables", que perdieron la vida en obras misioneras hospitalarias, en tierras sin evangelizar, de modo que nunca fueron objeto de estudio por parte de la iglesia para poder ser reconocidos como auténticos mártires.

También describe el proceso llevado a cabo para la aprobación del martirio, llamada la "Venerabilidad", cómo cada caso de estudio, de cada Causa de Santidad, es valorado por dos comisiones constituidas por personas específicamente cualificadas. La primera comisión formada por 9 consultores teólogos que realizan un informe individualizado sobre cada Siervo de Dios, con voto personal y solo aquellos que pasan la primera comisión son valorados por una segunda, compuesta por 20 cardenales y obispos que del mismo modo expresan su voto personal. Cuando la conclusión de ambas comisiones es positiva es propuesta al Papa, a quien corresponde el ultimo juicio definitivo.

Otro capítulo del libro interesante es el que dedica a las reliquias de estos mártires, en el que habla de la dificultad e inconvenientes que hubo para determinar el sepulcro de muchos de los mártires debido a la dureza de sus muertes, que fueron ocasionados en momentos de revolución con persecuciones religiosas, los cuales eran sepultados en fosas comunes sin identificar y haciendo esto imposible conservar sus restos. Por otro lado realiza una descripción minuciosa de los que sí pudieron ser identificados, mostrando el lugar y la iglesia donde se hayan sus restos.

Dedica la obra otro simpático capitulo describiendo el cuadro conmemorativo de la Beatificación, el "Lienzo de los 71 mártires de la Hospitalidad", explicando su composición, simbología, técnica y hablando algo sobre su autor.

Por todo esto y como conclusión podemos decir que el autor nos introduce en la obra de una forma amena, relatando fragmentos de textos reales correspondientes a algunos de los Decretos por los que fueron aprobados como mártires y otros emocionantes relatos como por ejemplo el momento de la Beatificación sucedida en la plaza del Vaticano a manos del Papa Juan Pablo II, trasladándonos a una época en la que estos hermanos de San Juan de Dios, a pesar de su bondad con la sociedad, fueron perseguidos y no tuvieron ocasión de un juicio justo.

Diana González Sánchez
(dianagonzalezsanchez@hotmail.com).

Creative Commons License Este es un articulo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons