SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.28 suppl.3 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Anales del Sistema Sanitario de Navarra

versión impresa ISSN 1137-6627

Anales Sis San Navarra v.28  supl.3 Pamplona  2005

 


Presentación

Presentation


J. M. Lera1, F. Pardo2 


Cualquier intervención quirúrgica constituye en sí misma una agresión cuyos efectos adversos tienen un indudable impacto en la recuperación del paciente, con independencia de la técnica utilizada o de la patología que provocó la operación.

La cirugía mínimamente invasiva ocupa un lugar primordial entre los esfuerzos que desde hace varias décadas, se vienen realizando precisamente con el fin de reducir el trauma quirúrgico. Tiene como objetivo hacer del postoperatorio un período más seguro, más corto y más confortable.

El concepto de “mínima invasión” se ha integrado en la actividad ordinaria de prácticamente todas las especialidades quirúrgicas, y afecta a un número creciente de procedimientos en disciplinas como la oftalmología, la traumatología, la urología, la cirugía vascular, etc.

Hace tan sólo quince años se produjo una revolución en el mundo de la cirugía abdominal con la generalización de la extirpación de la vesícula biliar por vía laparoscópica. Desde entonces no ha cesado de crecer el número de intervenciones toracoabdominales susceptibles de ser abordadas mediante videoendoscopia. Los resultados, referidos al objetivo de reducir la agresión quirúrgica y sus efectos, no pueden ser más esperanzadores; su implantación y las perspectivas de futuro tampoco.

El tiempo transcurrido y las evidencias disponibles sobre la demostrada eficiencia de dichas técnicas en la práctica quirúrgica habitual, hacen especialmente oportuna la publicación de este número de Anales del Sistema Sanitario de Navarra, en el que se ha procurado ofrecer una visión del estado actual de la cirugía mínimamente invasiva en los procesos más relevantes. En muchos de estos procesos, la cirugía endoscópica ha alcanzado la categoría de “estándar de oro” y su oportunidad ya no se cuestiona en círculos científicos. En otros, se necesitan todavía estudios controlados que certifiquen que, frente al acceso convencional, la endoscopia ofrece ventajas para el paciente incluidos aspectos como el coste económico y otros.

Gracias al esfuerzo del grupo de especialistas que han colaborado en esta monografía, creemos que el objetivo se ha cumplido. Por razones de espacio y operatividad, no ha sido posible incluir todos los temas sujetos a controversia ni disponer de la opinión de cuantos expertos cualificados desarrollan su tarea en nuestro medio. Ocasión habrá para ello dado que estamos hablando de una técnica en expansión, en la que, en muchos aspectos, desconocemos todavía su potencial real, y cuyo futuro tiene únicamente como límites el desarrollo tecnológico, la destreza de los cirujanos y el sentido común.


1. Servicio de Cirugía General y Digestiva. Hospital de Navarra. Pamplona. 
2. Departamento de Cirugía. Clínica Universitaria de Navarra. Pamplona.

 

Correspondencia:
José Miguel Lera Tricas
Servicio de Cirugía General y Digestiva
Hospital de Navarra
Irunlarrea, 3
31008 Pamplona
Tfno. 848 422177
Fax: 848 422303
E-mail: jleratri@cfnavarra.es