SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 suppl.19 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Pediatría Atención Primaria

versión impresa ISSN 1139-7632

Rev Pediatr Aten Primaria v.12  supl.19 Madrid nov. 2010

 

 

 

C-12. Inmunosupresión y riesgo infeccioso en la enfermedad inflamatoria intestinal (EII): abriendo la caja de Pandora

C-12. lmmune depression and risk of infedion in the inflarnmatory bowel disease (EII): opening the Pandora´s Box

 

 

M. Navarro Paterna, S. Negre Policarpo, A. Pereda Pérez

Hospital Universitario La Fe. Valencia. España.

 

 

Introducción. El tratamiento inmunomodulador, la malnutrición, la cirugía y las características inmunológicas de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) aumentan de forma sinérgica el riesgo infeccioso.

Material y métodos. Valoramos dicho riesgo analizando retrospectivamente los episodios infecciosos de 24 pacientes con EII desde el momento del diagnóstico, comparándolos con un grupo control apareado por edad.

Resultados. Las infecciones asociadas más frecuentes fueron las de vías respiratorias superiores. Ningún paciente recibió vacunación antigripal hasta hace dos años, con una cobertura posterior del 98%. Solo un paciente presentó infección por gripe A/H1N1, recibiendo oseltamivir terapéutico sin incidencias. El 100% de los pacientes fueron testados frente a tuberculosis antes de iniciar infliximab, sin presentar signos de infección. El test de Mantoux se realizó antes de la corticoterapia en un 4%. Las infecciones recurrentes por herpes se registraron en el 13%. El 79% presentaban IgG + frente a citomegalovirus (CMV), asociándose en un caso la primoinfección a un brote de colitis ulcerosa. El calendario vacunal se completó correctamente en el 96%, no alcanzando un 54% títulos adecuados de anticuerpos frente al virus de la hepatitis B (VHB) (60% Crohn, 30% colitis ulcerosa). Se detectó una reactivación del virus varicela-zóster en un paciente con Crohn, pese a poseer un título elevado de anticuerpos previo. Ningún paciente había recibido cobertura frente al virus del papiloma humano. No hubo un incremento significativo en el riesgo de infecciones urinarias. La incidencia de muguet no fue significativa, no así las infecciones cutáneas estafilocócicas, que aumentaron en relación con la xerosis cutánea producida por anti-TNF.

Conclusiones. Las infecciones en pacientes con EII abarcan patógenos comunes y oportunistas, destacando virus neutrotrópicos acantonados (varicela, herpes simple, CMV). En el Crohn la respuesta frente a VHB es escasa, y no se justifica únicamente por el tratamiento con infliximab. Es fundamental un estricto control de la vacunación e infecciones en estos pacientes, minimizando riesgos y evitando complicaciones graves.