SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.17 número1A propósito de la mesa de gestión del X Congreso de Sanidad Penitenciaria de BarcelonaA propósito de un caso de autolesión en un enfermo psicótico índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista Española de Sanidad Penitenciaria

versión On-line ISSN 2013-6463versión impresa ISSN 1575-0620

Rev. esp. sanid. penit. vol.17 no.1 Barcelona  2015

http://dx.doi.org/10.4321/S1575-06202015000100006 

CARTAS AL DIRECTOR

 

Respuesta a la carta al director. A propósito del propósito de la mesa de gestión del X Congreso de Sanidad Penitenciaria de Barcelona

Reply to the letter of director. A concerning the management committee of the 10th Congress on Prison Health in Barcelona

 

 

Me he tomado unos días antes de responder a la Carta al Director remitida por el Dr. Arroyo. Me he tomado unos días por el aprecio que le profeso. Fui miembro del Tribunal de Oposición en el que obtuvo merecidamente la plaza de Facultativo de Sanidad Penitenciaria y le he acompañado, y le acompaño, en la gratificante travesía de la Revista Española de Sanidad Penitenciaria. En ambos casos con gran admiración por su capacidad y su talante. No tengo muy claro que mi intervención en el Congreso sea merecedora de esa carta y mucho menos en los términos y el tono en los que José Manuel la desarrolla. Creo que ya en el Congreso, en el turno de debate, respondí a sus preguntas y puntos de vista. El lugar era el Congreso y en el Congreso debería de haber finalizado el debate y la exposición de dos puntos de vistas divergentes pero correctos y amables ambos.

Al sacar de su lugar natural el debate y verter juicios de valor sobre lo que aconteció en el Congreso, en un medio diferente, puede llevar a los que no estuvieron presentes en aquél a tener una versión de parte de lo sucedido. Es esta y no otra la motivación que me lleva a contestar a la Carta al Director. El lector avisado sabrá sacar sus propias conclusiones.

Lo primero que llama la atención de la Carta es la inveterada y malsana costumbre de los directivos de la Sanidad Penitenciaria madrileña, en decir lo que tienen y no tienen que hacer los Comités Científicos de los Congresos de la SESP. Los que hemos estado en esas lides lo hemos sufrido, padecido y lidiado de la mejor manera posible. Pensaba que esto era tema del pasado, de "épocas históricas", veo con pena que incluso gente preparada y valiosa no se escapa del "Síndrome de Alcalá". ¿Hay cura?

En lo demás ratificarme en lo que dije. Compete a los responsables de la Sanidad Penitenciaria liderar el proceso de integración y exigir el cumplimiento de la ley. No me consta que esto haya sido ni sea así. Sin acritud, sin beligerancia, con respeto. No me consta. No conozco el plan estratégico de la Dirección General para conseguir que se cumpla la ley. Le pregunté al Dr. Arroyo por ese plan, por las actuaciones de la Dirección General para conseguir la integración. Respuesta. La pelota está en el alero de las Comunidades Autónomas. No es mal plan para no integrarse.

Por lo demás no creo que sea melancolía exigir que se cumpla la ley y que el líder natural asuma su condición de tal. Tampoco llevo décadas alejado de la Sanidad Penitenciaria, sigo colaborando en todo lo que se me solicita y desde mi lugar de trabajo intento prestigiar un trabajo que tiene un enorme valor para la salud pública. Pero tal vez lo que más me ha sorprendido de la carta es que nos explique la razón de la disposición transitoria. Con un poco de memoria es fácil recordar quien se pateó todas las consejerías de sanidad y todos los parlamentos, el nacional y los autonómicos, y llamó a las puertas de todos los partidos para conseguir esa disposición transitoria, que a juicio de todos era imposible y no tenía cabida en la Ley de Cohesión. José Manuel fue uno de los que me acompañó a las visitas y nos abrió las puertas de la Consejería y los partidos en Aragón. El vivió en primera persona, en vivo y en directo, cómo la tenacidad, el poder de convicción, el trabajo y el esfuerzo de muchos hizo posible lo imposible. Efectivamente ahora la situación es mejor, por eso en más inexplicable la inacción ... o sí?.

 

Vicente Martín
Universidad de León

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons