SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.6 número3 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Educación Médica

versión impresa ISSN 1575-1813

Educ. méd. v.6 n.3 Barcelona jul.-sep. 2003

 

SESIÓN TEMÁTICA: Contenidos, metodologías y entornos de la medicina de familia y comunitaria en la Universidad


Coordinador: Antonio Monreal Híjar

Jueves 23 de octubre - 19.00 horas
Aula Pittaluga

La Medicina de Familia y Comunitaria como disciplina académica: Contenidos teórico-prácticos

Verónica Casado Vicente

Grupo pregrado SEMFYC. Facultad de Medicina de Valladolid. Centro de Salud Parquesol


Justificación

El Espacio Europeo de Enseñanza Superior no deja cabida a la duda. Las enseñanzas de pregrado deben ir dirigidas a los perfiles profesionales demandados por la Sociedad. La OMS, múltiples organismos internacionales, investigadores de sistemas sanitarios y nuestra legislación propugnan que la Atención Primaria sea el núcleo principal de los sistemas sanitarios.

Si la Atención Primaria debe ser el eje fundamental del sistema y ha demostrado su impacto positivo sobre los sistemas sanitarios, dedicándose más del 40% de los médicos del sistema sanitario español a la Medicina de Familia, es evidente que el núcleo principal de la formación pregrado debe ir orientada a la cualificación de médicos cuyo objeto de conocimiento se encuentre en la persona como un todo, que puedan ofertar una atención médica sin fragmentación entre lo físico, lo psíquico y lo social, que eleven el nivel de salud de las personas sanas y de las familias y comunidades, mediante actividades de prevención, curación, rehabilitación y cuidados paliativos y todo esto integrado en el entorno familiar y social y basado en la continuidad de la atención.

Esto exige cambios en las estrategias de formación de los profesionales. La titulación de Medicina debe diseñarse en función de los perfiles profesionales y objetivos de competencias (conocimientos, habilidades y actitudes): genéricas (básicas), transversales (formación integral de la persona) y específicas (orientación profesional).

El curriculum debe modificarse pero con una serie de requisitos: No incrementar el número de créditos sino reorientarlos, enfocar la enseñanza a la resolución de problemas, enfocar la enseñanza a los perfiles profesionales que demandan la sociedad y el sistema sanitario, enseñar a pensar y buscar información y no sólo a acumularla. Se debe pasar de una situación de "estudiar mucho pocos años y trabajar toda la vida a estudiar toda la vida para trabajar toda la vida". Y esto obliga a replantearse la formación pregrado para ofertar herramientas de adquisición de competencias pero también herramientas que permitan a lo largo de los años el mantenimiento continuo de las competencias.

Las modificaciones necesarias para esta reforma deberían darse al menos en tres niveles: Objetivos docentes; Proceso de aprendizaje y Estructurales.

Contenidos de la materia a impartir en la asignatura de Medicina de Familia

La materia de MFyC tiene contenidos genéricos, transversales y específicos:

- Contenidos genéricos: Los valores profesionales y las competencias esenciales: La comunicación, el razonamiento clínico, la bioética y la gestión clínica y de la calidad.

- Contenidos transversales:

• Atención al individuo: Abordaje de necesidades y problemas de salud (prevención primaria, secundaria y terciaria) de factores de riesgo y problemas cardiovasculares; problemas respiratorios; del tracto digestivo y del hígado; infecciosos; metabólicos y endocrinológicos; de la conducta, de relación, de salud mental, del sistema nerviosos; hematológicos, de la piel; traumatismos, accidentes e intoxicaciones; de la función renal y de las vías urinarias, músculo-esqueléticos; da cara-nariz-boca-garganta y oídos, de los ojos, conductas de riesgo; atención a las urgencias y emergencias.

• Abordaje de grupos poblacionales y grupos con factores de riesgo: Atención al niño, al adolescente, a la mujer, al adulto, a los trabajadores, al anciano, al paciente inmovilizado, al paciente terminal, al duelo y a la cuidadora/cuidador; a las situaciones de riesgo familiar y social.

- Contenidos específicos: Atención a la familia y Atención a la comunidad

Las características de la materia a impartir dependen fundamentalmente del tipo de plan de estudios: plan de estudios por asignaturas con dos ciclos: Preclínicas y Clínicas; plan de estudios integrados o plan de estudios orientados a los problemas: ciclo único (actualmente impensable en nuestro país por no existencia de marco legislativo que lo facilite).

Aunque la participación en la docencia universitaria de la medicina de familia, por su transversalidad, debería impregnar todo el curriculum, tal y como ocurre en las universidades de influencia anglosajona, la realidad es que los nuevos planes de estudios en medicina establecen un sistema de organización docente basado en asignaturas. Por ello la existencia de asignaturas de Medicina de Familia debe ser el primer paso de la incorporación docente en la universidad.

Presentamos tres propuestas o posibles escenarios.

La primera propuesta ASIGNATURA DE MEDICINA DE FAMILIA EN UN PLAN DE ESTUDIOS POR ASIGNATURAS se adapta a la situación actual de número de créditos más frecuente y mínimo imprescindible exigido por el Consejo de Coordinación Universitaria

La segunda propuesta ASIGNATURA DE MEDICINA DE FAMILIA EN UN PLAN DE ESTUDIOS INTEGRADO se adapta a una situación ideal en la que la medicina de familia impregna todo el curriculum de un plan de estudios integrado (modelo anglosajón)

Y el tercer modelo ASIGNATURA DE MEDICINA DE FAMILIA EN UN PLAN DE ESTUDIOS POR ASIGNATURAS PERO CON ORIENTACIÓN A LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS es un intermedio entre ambos pero que permite dar un salto cualitativo importante que es incorporar la metodología dirigida a la resolución de problemas y por lo tanto también incorporar la práctica clínica de la medicina de familia.