SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.7 suppl.2 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Educación Médica

versión impresa ISSN 1575-1813

Educ. méd. v.7  supl.2 Barcelona jul.-sep. 2004

 

Prefacio a la Trilogía de la WFME. 
Estándares globales en Educación Médica

El Consejo Ejecutivo. Federación Mundial para la Educación Médica (WFME).

 

La mejora de la salud de las personas es el principal objetivo de la educación médica. Esta es sobretodo la misión de la WFME. Consecuente con su constitución, como agente internacional representativo de todos los docentes y las instituciones educativas médicas, la WFME pretende promover los más altos estándares científicos y éticos en educación médica, iniciando nuevos métodos de aprendizaje, nuevos instrumentos institucionales, y una estrategia innovadora de la educación médica.

De acuerdo con su mandato, la WFME lanzó en 1998 el programa de Estándares Internacionales en Educación Médica. El objetivo fue crear un mecanismo para la mejora de la calidad en la educación médica, en un contexto global, aplicable por las instituciones responsables de la misma y en programas a lo largo del "continuum" de la educación médica.

En las fases iniciales del desarrollo del primer documento, Estándares en Educación Médica Básica, quedó claro que especificar estándares globales en un sentido restringido no ejercería suficiente impacto en las facultades de medicina y sus programas, y de hecho podría tener un efecto potencial de empobrecer la educación médica. La crítica más común ha sido que la educación médica no se ha ajustado adecuadamente a la condición cambiante del sistema sanitario, y a las necesidades y expectativas de las sociedades. Por tanto, una predisposición para el cambio y la reforma tuvo que ser incorporada a los estándares. Esto llevó a que los estándares de la WFME se planteasen a dos niveles: a/estándares básicos o requerimientos mínimos; y b/estándares para el desarrollo de la calidad.

Igualmente se planteó si los Estándares de la WFME tendrían rango de instrumento acreditativo. Después de deliberar, la WFME adoptó la posición de que solo las agencias nacionales pueden ser responsables directas de los procedimientos acreditativos. Así mismo, la WFME podría tener un papel de soporte en la introducción de un proceso de acreditación. Los estándares adoptados globalmente pueden funcionar como plantilla para las agencias designadas para implementar el reconocimiento y la acreditación. También sería apropiado que la WFME desarrollase pautas y procedimientos sobre el uso de sus estándares con el objetivo de acreditar.

En la mejora de la calidad de la educación médica son componentes indispensables la autoevaluación institucional, la revisión externa y la consulta. Tanto la estructura como la función de la WFME, contribuyen a que la Federación pueda establecer equipos de consultores en todas las regiones mundiales.

La comunidad médica es por principio globalmente móvil y los estándares de la WFME tienen un papel en el mantenimiento de unas buenas bases educativas de los médicos emigrantes. Sin embargo, son igualmente necesarios los incentivos para retener a los médicos formados en sus países de origen. Sin embargo, Los estándares de la WFME no habrían de ser vistos como un estímulo de la movilidad médica y un drenaje de médicos de los países subdesarrollados. El mundo se caracteriza por una internacionalización creciente, a la cual la comunidad médica no es inmune, y los estándares habrían de servir como credenciales que garantizasen la calidad de los médicos independientemente de donde estuvieran ubicados.

Para asegurar que las competencias de los médicos son aplicables globalmente y transferibles, es esencial que la documentación de los niveles de calidad de las instituciones educativas y de sus programas, sea fácilmente accesible y transparente. El Directorio Mundial de Facultades de Medicina, publicado por la Organización Mundial de la Salud, no ha tenido nunca otra intención que la de ser un listado y las consideraciones cualitativas han sido explícitamente excluidas. La WFME sugirió ya en su publicación de 1998, la elaboración de un Registro Mundial de Facultades de Medicina, con la intención de asegurar la calidad de la educación médica de las instituciones, garantía de que las instituciones incluidas habían alcanzado estándares globalmente aceptados y aprobados por los programas de educación médica.

Los Estándares Globales de la WFME presentados en esta trilogía cubren las tres fases de la educación médica: educación médica básica, educación médica de postgrado, y formación profesional continuada. Los tres documentos aportan el material de fondo esencial de la Conferencia Mundial sobre Educación Médica: Estándares Globales en Educación Médica para una mejor Atención Sanitaria, (Copenhague, 15-19 Marzo 2003).

Al desarrollar los Estándares, la WFME designó tres Comités Internacionales cada uno constituido por un Grupo de Trabajo que los redactaría en una reunión presencial, y por un Grupo de Expertos más amplio que se comunicaría electrónicamente. Los miembros del Grupo de Trabajo fueron escogidos en base a su experiencia y teniendo en cuenta la distribución geográfica. Los proyectos de los documentos de los Estándares han sido discutidos en diversas ocasiones y en diferentes lugares del mundo y los numerosos comentarios recibidos han sido elaborados e incorporados.

Los tres proyectos de Estándares Globales están en diferentes fases de implementación, pero el Consejo Ejecutivo de la WFME los ha adoptado todos formalmente. El documento sobre Estándares en Educación Médica Básica ha estado traducido a más de diez idiomas, validado con estudios piloto en numerosas facultades de medicina, y están ya teniendo influencia en sistemas nacionales y regionales de reconocimiento y acreditación de facultades de medicina.

La WFME está profundamente agradecida a todos aquellos que han contribuido en este proceso tan complejo de formulación de estándares globales. El entusiasmo y predisposición encontrado en todas las regiones ha sido masivo, y por tanto indicativo de que los Estándares son al tiempo, deseables y aplicables.

En la Conferencia Mundial del 2003, la Federación hizo una llamada a todos los educadores médicos y servicios asistenciales, y a todos los responsables de proveer médicos, en el mundo a contribuir en la tarea iniciada con esta trilogía, y por tanto validando y subscribiendo los Estándares Globales en Educación Médica de la WFME.