SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.9 número2 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Educación Médica

versión impresa ISSN 1575-1813

Educ. méd. v.9 n.2 Barcelona jun. 2006

 

ORIGINALES

 

La Educación Médica en un mundo en proceso de globalización

Medical Education in Globalizing World

 

Profesor Andrzej Wojtczak MD., PhD

 

 

Las palabras de apertura de Sir Lionel Whit, Presidente de la Asociación Médica Mundial, en la Primera Conferencia Mundial en Educación Médica en 1953 en Londres, dijo: "El mundo … se ha encogido tanto… que ya no podemos tener una visión provinciana de nuestros problemas" . Cincuenta años más tarde continuamos pensando que la educación médica se encuentra en el umbral de un cambio en profundidad. Este sentimiento de hecho tiene poco que ver con la autoreflexión de los expertos (en inglés, scholars) tratándose más bien de una consecuencia directa del proceso de globalización que, habiendo penetrado en casi todas las áreas de nuestra vida, ha comportado un perfil diferente de médico.

¿Necesitamos más evidencias de globalización de la medicina que las recientes epidemias de SARS y la gripe aviaria? Se inician en un parte distante del mundo y rápidamente alarman el planeta. Para combatir estas enfermedades se involucraron expertos y laboratorios de todo el mundo. No hay que olvidar que cada vez más, médicos y científicos de todas las nacionalidades, forman parte de una red global virtual que atiende a una población global según unos conocimientos y prácticas universales. Nos enfrentamos a retos como la diseminación del SIDA/HIV y otras enfermedades infecciosas que continúan matando unos 17 millones de personas al año. A esto se le suma el aumento de la movilidad de los médicos a nivel mundial lo que supone ver la necesidad de un "médico global".

Se estima que alrededor de un 25% de los médicos formados en África probablemente emigrarán a países desarrollados y un 50% de los licenciados de Lituania se desplazarán a trabajar a otros países. Así pues, se espera que las facultades de medicina de todos los países produzcan licenciados que satisfagan estas expectativas. Pero es verdad que casi 2000 facultades de medicina de todo el mundo están produciendo médicos cuyas competencias difieren considerablemente. En consecuencia, no podemos obviar la necesidad de definir unos estándares globales que especificarían el núcleo (en inglés, core) de conocimientos, habilidades, comportamientos y valores universales que garanticen que los licenciados han adquirido unas competencias equiparables independientemente de dónde han sido formados.

Disponer de unos estándares internacionales y globalmente aceptados, permitiría comparar la evaluación de las competencias profesionales de los licenciados, ya que hay que tener presente que la medicina, además de ser una ciencia, responde también a unos patrones culturales.

Esta definición de las competencias también ayudaría a indicar qué se supone que los docentes deberían enseñar, y lo que los estudiantes deberían aprender y qué experiencias educativas deberían tener todos los médicos del mundo. Por otro lado, las facultades de medicina están expresando el deseo de demostrar que los médicos que han formado son profesionales competentes. En los últimos años, expertos internacionales en educación médica, han desarrollado dos conjuntos de estándares globales de educación médica complementarios:

1. Los estándares de la Federación Mundial en Educación Médica (acrónimo en inglés, WFME) desarrollados para la acreditación de las facultades de medicina , y

2. Los Requisitos Globales Mínimos Esenciales en educación médica (acrónimo en inglés, GMER) y instrumentos de medida del Instituto para la Educación Médica Internacional (acrónimo en inglés, IIME) para evaluar las competencias requeridas de los licenciados.

Ambos conjuntos de estándares deberían servir a nivel global, para evaluar la calidad de las facultades de medicina y de sus productos.

La introducción reciente de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) abre nuevas posibilidades en el desarrollo de redes para la educación médica e investigación multicéntricas a escala global.

Un buen ejemplo en esta línea es IVIMEDS, colaboración mundial de facultades de medicina y otras instituciones, que trabajan para desarrollar el pleno potencial de la educación online a lo largo de la formación de pregrado.

Finalmente, merece la pena decir que dentro del marco de 20 conferencias internacionales, organizadas en los últimos dos años, se han tratado los aspectos relativos a la educación médica en un mundo globalizado. A tener presente el que ha sido uno de los mensajes más importantes, a saber, la constatación que el dominio de la realidad presente no prepara a los estudiantes para los retos que depara el futuro. Debemos prepararlos para que sepan manejar los cambios futuros.


1. Publicados en español en Educación Médica Volumen 7, Suplemento 2 (Julio-Septiembre 2004)
2. Publicados en español en Educación Médica Volumen 6, Suplemento 2 (Julio-Septiembre 2003)